Lagunas

Definición de laguna


Una laguna es un cuerpo de agua regularmente dulce y que es de menor tamaño que un lago. A menudo se halla cerca de un cuerpo de agua más grande: el mar u océano.

El término “laguna” parece provenir de la palabra laguna, tomada del idioma italiano, y que originalmente se refería a las aguas circundantes de Venecia.

Descripción de las lagunas

La distinción entre un lago y una laguna no es del todo clara, pero lo cierto es que aunque algunos autores marcan sus propios límites, algunos cuerpos de agua denominados bahía, estuario o lago, son en realidad lagunas.

La principal característica de una laguna es estar separada del océano por alguna barrera física.

Las lagunas son aguas poco profundas, de relativa calma en comparación con los ríos ya que no se encuentran en movimiento y en cambio están estancadas. ¿Su principal característica? Estar separadas del océano por alguna barrera física.

La formación de las lagunas puede deberse a su cercanía con el mar pero otra razón está relacionada con los ríos. En ocasiones, estos forman brazos y meandros que son susceptibles de quedar aislados del curso principal; con el paso del tiempo diversos materiales se depositan en la cuenca y se forma la laguna.

Lagunas del mundo

Laguna Khara, Bolivia

Tipos de lagunas

-Lagunas costeras. Se localizan cerca de otro cuerpo de agua mucho más grande, del que arrecifes, islas barreras o bancos de arena los separan. Las islas barrera son grupos de islas dispuestas de forma paralela a la costa.

Las lagunas costeras son las más conocidas. Se forman cuando las aguas del océano se filtran entre la barrera física hacia una cuenca cercana a la orilla. Así pues, en ocasiones las corrientes de marea provenientes del océano pueden acarrear agua hacia la laguna y desde ella. Su tamaño y profundidad están fuertemente influidos por el océano: cuando el nivel del mar es alto, la laguna puede ser fácilmente confundida con una bahía o un lago, pero si el nivel del mar es bajo, más bien parece un humedal.

El agua puede ser dulce, salada o salobre. Mientras más protegida se encuentra una laguna, menos saladas son sus aguas, y viceversa.

-Lagunas de atolón (Atoll lagoons en inglés). Son similares a las lagunas costeras, pero están protegidas por arrecifes de coral en lugar de bancos de arena o islas barrera. Este tipo de laguna se forma durante el transcurso de varios millones de años: 1) arrecifes de coral colonizan la zona alrededor de una isla volcánica, 2) la isla desaparece en el fondo del océano y 3) los arrecifes, aún sobre el nivel del mar, pasan a ser un atolón y la barrera entre el mar y la joven laguna.

Las lagunas de atolón pueden tener porciones de mayor profundidad que las de las lagunas costeras, y la piedra caliza proveniente de los arrecifes y la arena de coral proveen un bellísimo tono azul.

Peces, medusas, aves, y algunos tipos de mamíferos suelen encontrarse en algunas lagunas.

Amenazas de las lagunas

Las lagunas tienen una rica biodiversidad debido a su cercanía con el mar. Peces, medusas, aves, y algunos tipos de mamíferos suelen encontrarse en ellas, y algunas especies marinas son capaces de adaptarse a las aguas salobres de una laguna y pasar hacia allí cuando la marea sube. Las barreras (atolones, arrecifes, etcétera) son ecosistemas por sí mismas, visitadas por multitud de especies marinas.

Sin embargo, las lagunas son vulnerables ante la contaminación causada por el desarrollo humano, particularmente el desarrollo impulsado por el turismo. Los expertos a menudo utilizan los cambios en las características de las lagunas para analizar los embates del calentamiento global y el cambio climático, así que funcionan como una especie de indicador ambiental. Por otra parte, el aumento del nivel de sus aguas puede afectar a las poblaciones aledañas, como ocurre con el caso de las inundaciones causadas por la laguna de Venecia.