Los 5 Dinosaurios Carnívoros más Temibles

Los dinosaurios son saurópsidos​​ que poblaron y dominaron la Tierra en el período Triásico. Si bien, los hallazgos fósiles datan desde 1676, fue apenas en el siglo XIX que el término ‘dinosaurio’ fue designado a estos reptiles de grandes dimensiones.

El anatomista británico Richard Owen hizo uso de la palabra ‘dinosaurio’ por primera vez como parte de la combinación de las palabras griegas ‘deinos’ y ‘saurio’ cuyo significado es “reptil terrible”.

El primer fragmento de hueso hallado no fue nombrado hasta 1763 como Scrotum humanum por la similitud que tenía con la parte anatómica sexual masculina humana, pero fue en 1824 cuando los fragmentos óseos de un reptil de gran tamaño fueron designados a la especie Megalosaurus, por lo que se convirtió en el primer dinosaurio descrito en la historia.

A partir de entonces, las investigaciones y los hallazgos mantuvieron a los científicos ocupados por muchos años, hasta el día de hoy. Con todo el listado de especies que ya tenían, pudieron identificar y diferenciar a algunas especies de otras, al igual que conocer parte de su forma de vida y hábitos. Esto es, su nivel de energía y movilidad, su hábitat, su reproducción y su alimentación.

Puede interesarte… Eras Geológicas.

Algunas marcas en los cráneos y huesos de algunas especies, así como la forma y características de la dentadura de grandes y ágiles dinosaurios, dejaron ver cuáles eran los más agresivos y peligrosos en aquellas eras.

Es por ello que en el siguiente listado veremos cuáles fueron los 5 dinosaurios más temidos por todas las criaturas que habitaron la Tierra hace millones de años.

Los 5 dinosaurios más temidos.

5. Coelophysis bauri.

Características Coelophysis bauri

Coelophysis bauri / Autor: Firsfron. Este archivo se encuentra bajo la licencia Creative Commons Genérica de Atribución/Compartir-Igual 3.0

Casi siempre relacionamos a los más grandes con los más agresivos, pero este no es el caso. Coelophysis bauri era más parecido a una gran lagartija, pues se cree que pesaba tan solo 20 kg.

Se caracterizó por tener un cuerpo esbelto que le permitía moverse con mucha rapidez y agilidad, especialmente para cazar, rematando a su presa con ayuda de sus filosos dientes que cortaban como cuchillas.

Se cree que al correr enviaban su cabeza hacia adelante alargando el cuello mientras se impulsaban con sus extremidades traseras, ya que las delanteras eran mucho más cortas y se mantenían en el aire. Con su larga cola dirigían su andar.

4. Mapusaurus roseae.

Características Mapusaurus roseae.

Mapusaurus roseae. / Autor: Nobu Tamura. Este archivo se encuentra bajo la licencia Creative Commons Genérica de Atribución/Compartir-Igual 3.0

Roseae se refiere al color de las rocas donde fueron hallados los fósiles. Los huesos hallados revelan que este dinosaurio medía de 9 m a 10.2 m de altura con un peso aproximado de 3 toneladas, por lo que desde ahí ya era amenazante.

Su cabeza era muy grande, con un hocico alargado y unos dientes acomodados como cuchillas. Las extremidades traseras eran varias veces más fuertes y grandes que las delanteras, las cuales tenían una longitud muy corta. El cuerpo era bastante grueso al igual que la cola, que se iba adelgazando conforme se acercaba a la punta. Esta cola iba acompañada de una hilera de dientes cortantes.

Además de lo anterior, existen suficientes evidencias que comprueban que era un depredador que cazaba en manada.

3. Tyrannosaurus rex.

Tiranosaurio rex o T-Rex

Tyrannosaurus rex.

Quizá es el más popular gracias a la película Jurassic Park y el que se pensaba como el más agresivo de todos, debido a algunas escenas de la misma. Pero la realidad es que se posiciona en el tercer lugar.

Las investigaciones sugieren que se alimentaba de herbívoros como los hadrosaurios, ceratopsios y ankylosaurus, este último de gran agresividad.

Fue un sorprendente ejemplar de dinosaurio con una anatomía única, además de una increíble fuerza y destreza para moverse pese a sus medidas de alrededor de 6 m de alto con un peso de más de 8,000 kilos.

Vida de Mary Anning, paleontóloga y coleccionista de fósiles.

El tiranosaurio rex fue denominado “king of the tyrant lizards”, que se traduce como “el rey de los lagartos tiranos”. Su mordedura, tres veces mayor a la de un tiburón blanco, lo convierte en el animal terrestre con la mordedura más letal de todos los tiempos. Tan solo su cráneo medía aproximadamente 1.5 m de largo y su mandíbula 1.2 m de longitud, lo que bastaba para triturar huesos. Sus dientes serrados y cónicos perforaban y arrancaban la carne.

2. Velociraptor mongoliensis.

Características del velociraptor.

Velociraptor mongoliensis. / Autor: Fred Wierum. This file is licensed under the Creative Commons Attribution-Share Alike 4.0 International license.

También es un dinosaurio que se hizo popular gracias al cine. No obstante, su tamaño era más pequeño y no eran tan veloces como los mostraron, a pesar de su nombre científico que alude a su rapidez. Pese a eso, sí tenían una velocidad sobresaliente de 39 km/h y fuertes garras afiladas en forma de gancho, en especial la del segundo dedo. Se cree que con ella sostenía a las presas que querían escapar.

Velociraptor mongoliensis midió poco más de 2 m de largo y pesó entre 15 y 19 kg. Su cráneo registró 25 cm y su mandíbula estaba equipada con 26 a 28 dientes aserrados y ampliamente espaciados.

Los descubrimientos más extraños sobre este dinosaurio, fueron que estaba cubierto con una fina capa de plumas como las de un ave (pero no podía volar) y que fue uno de los dinosaurios más inteligentes, pues su cerebro era de un tamaño proporcional a su cuerpo, algo que lo volvía peligroso ante sus presas.

1. Spinosaurus aegyptiacus.

El temible Spinosaurus aegyptiacus

Spinosaurus aegyptiacus. / Autor: Jordiferrer. This file is licensed under the Creative Commons Attribution-Share Alike 4.0 International license.

El primer lugar lo ocupa este dinosaurio, considerado el más peligroso que caminó alguna vez por la Tierra. Y es que no solo su temible apariencia es lo que impacta, sino lo que podía hacer.

Su tamaño fue más grande que el del gran tiranosaurio rex, aunque esto no era lo que lo hacía peligroso, sino la estructura de su anatomía que poseía dientes cónicos y hocico alargado, muy similar al de un cocodrilo; un cuello delgado, caderas prominentes como las de una ballena y pies anchos y muy planos. Además, sobre la espalda contenía una serie de espinas vertebrales muy largas que lo hacían lucir mucho más colosal.

Gracias a esas características tan exóticas, las presas no estaban a salvo ni en el agua, pues Spinosaurus aegyptiacus era capaz de nadar y se cree que es el único que podía hacerlo. Lo extraño, es que en la era que vivieron parecía no existir animales carnívoros pequeños, por lo que muy probablemente se alimentaban de tiburones y cocodrilos, además de animales terrestres poco fáciles de capturar.

Sin duda, todas las especies de dinosaurios son impactantes. Cada una contó con características tan únicas que les permitieron adaptarse y sobrevivir a un entorno muy hostil y salvaje reinado por todo tipo de reptiles. ¿Crees que hubiesen podido sobrevivir hasta el día de hoy de no ser por aquel gran meteorito que impactó la Tierra hace millones de años? Quizá nunca lo sabremos pero se lo dejamos a nuestra imaginación.

Artículo: Todo sobre Pangea…

 

Referencias

https://www.nationalgeographic.com/animals/prehistoric/tyrannosaurus-rex/

https://www.forbes.com/sites/shaenamontanari/2015/06/18/the-eight-deadliest-dinosaurs/#1a080a462f9a

https://www.nationalgeographic.com/animals/prehistoric/velociraptor-mongoliensis/