Otros La Tierra

Monzones: qué son, formación, tipos, ejemplos y consecuencias

 
Equipo de redacción
Por Equipo de redacción. Actualizado: 3 mayo 2024
Monzones: qué son, formación, tipos, ejemplos y consecuencias

Un monzón es un evento climático de viento estacional. Junto con los monzones llegan los nublados intensos, el aumento de la humedad atmosférica, las tormentas eléctricas y las lluvias monzónicas. Los monzones provocan estaciones húmedas y secas en gran parte de los trópicos y se forman, generalmente, en áreas donde aguas cálidas y tropicales están cerca de grandes masas de tierra elevada. La palabra “monzón” proviene del árabe mausim que significa temporada. Sigue leyendo este artículo de GEOenciclopedia para conocer qué son los monzones, sus tipos, ejemplos y consecuencias.

También te puede interesar: Marjales: qué son y formación
Índice
  1. Qué son los monzones
  2. Formación de los monzones
  3. Tipos de monzones
  4. Ejemplos de monzones en el mundo
  5. Consecuencias de los monzones
  6. Consejos para protegerse de un monzón

Qué son los monzones

Un monzón es un evento climático de viento estacional caracterizado por fluir de regiones frías a regiones cálidas, determinando el clima del entorno que afecta. El viento monzónico llega generando nublados intensos, un importante aumento de la humedad atmosférica, lluvias monzónicas y tormentas eléctricas.

Estos patrones climáticos, o el clima monzónico, son registrados en varios puntos de la Tierra, pero se asocian mayormente a Asia y al océano Índico, ya que en esa región ocurren de manera frecuente en la India y en el sudeste de dicho continente.

Monzones: qué son, formación, tipos, ejemplos y consecuencias - Qué son los monzones

Formación de los monzones

Se asocian con el calentamiento asimétrico de la tierra y el mar, producido por un viento reverso estacional relacionado con el calor producido por la radiación solar.

Es decir, la tierra y el océano tienen algo en común: absorben calor. Sin embargo, lo hacen de diferentes maneras. A veces, la temperatura en la tierra es más cálida o más fría que la de las aguas oceánicas, lo que provoca un evento cíclico que culmina en precipitación.

Los cuerpos de agua tienen temperaturas más uniformes al poseer una capacidad calorífica más alta, además de que su transferencia de calor (por conducción y convección) ayuda a equilibrar superficies frías o calientes con las de sus aguas más profundas.

Por su parte, en tierra esto es diferente. La arena, la tierra y las rocas poseen baja capacidad térmica y transmiten calor solar solamente por conducción, ya que para la convección se requiere una distribución del calor a través del movimiento de un fluido, como por ejemplo, el agua. Esto provoca que la temperatura en tierra firme sea mucho más variable y aumente significativamente en los meses más cálidos.

A medida que la radiación solar actúa sobre el planeta aumentando la temperatura, en la superficie terrestre el aire superior se expande desarrollando un área de baja presión, mientras que en el océano existe una presión más alta.

Tales diferencias hace que existan dos tipos de monzones: de verano y de invierno.

Tipos de monzones

Monzón de verano

Con esa diferencia de presión, la brisa oceánica (más fría) sopla con dirección hacia la tierra, llevando aire húmedo. El aire caliente que hay en la tierra, admite más vapor de agua y lo almacena. El aire húmedo se eleva a elevadas altitudes y en lugar de que fluya nuevamente al océano para enfriarse y completar el ciclo, el aire elevado se enfría sobre la misma superficie terrestre provocando precipitaciones.

Es así como en los monzones de verano, las lluvias son frecuentes y abundantes. Estos suelen ocurrir entre abril y septiembre.

Monzón de invierno

En el invierno el proceso es similar, pero invertido. La superficie de la Tierra se enfría más rápido que el agua oceánica y las presiones cambian. Esto hace que el aire ahora fluya desde tierra firme hasta el océano, provocando lluvias sobre la masa de agua y no sobre la tierra, lo que trae como consecuencia fuertes sequías en diversas áreas del planeta. No obstante, el monzón de invierno no siempre es sinónimo de sequía, pues es posible la fluidez de aire húmedo hacia las ciudades, como sucede desde el mar del Sur de China hasta Indonesia y Malasia.

Gracias a la cordillera del Himalaya, los monzones de invierno son menos potentes que los de verano. Esto es, porque las altas montañas bloquean parte del viento húmedo y evitan su llegada hacia el mar.

En Asia, el monzón de invierno tiene duración de octubre a abril.

Monzones: qué son, formación, tipos, ejemplos y consecuencias - Tipos de monzones

Ejemplos de monzones en el mundo

Asia

Los monzones más conocidos y estudiados son los ocurridos en Asia durante el verano. El aire cálido y húmedo del suroeste del océano Índico fluye hacia la India, Sri Lanka, Bangladesh y Birmania. En cuanto a los de invierno, comienzan sobre Mongolia y el noroeste de China para fluir hacia el océano Índico.

Esa parte de Asia no es la única que recibe monzones. Del mes de mayo al mes de agosto, un monzón de verano cambia entre fases secas y lluviosas a medida que el cinturón de lluvia se mueve hacia el norte, afectando partes de Indochina, Filipinas, China, Taiwán, Corea y Japón.

Asia-Oceanía

El monzón que ocurre en una región que abarca parte de Asia y Oceanía, se llama monzón asiático-australiano se extiende desde el norte de Australia hasta la costa rusa del océano Pacífico, pero también llega al océano Índico.

África

El monzón en el continente africano es conocido como monzón del África Subsahariana occidental y ocurre por las diferencias de temperatura y presión entre el Sahara y el Océano Atlántico ecuatorial.

América del Norte

Ocurre una vez al año durante la estación de verano (desde finales de junio o principios de julio hasta septiembre) y aquí se involucran los aires del Golfo de California y los del Golfo de México. Los primeros soplan hacia el noreste, mientras que los segundos hacia el noroeste, lo que hace que ambos vientos se encuentren sobre la cadena montañosa de la Sierra Madre Occidental, en México. Esto continúa hacia el norte manifestándose en Arizona, Nuevo México y Texas.

Consecuencias de los monzones

A pesar de que los monzones son dados a conocer por los noticieros meramente como problemáticos, también tienen su lado positivo. En distintas regiones tienen un importante valor que ayuda a mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

Consecuencias positivas de los monzones

  • India y el sudeste asiático dependen del monzón de verano. La agricultura es la actividad económica más beneficiada, ya que la lluvia llena pozos y acuíferos hasta la llegada del monzón del siguiente año.
  • Las vacas son mejor alimentadas por la cantidad abundante de vegetación, lo que deriva en mejor calidad y cantidad de leche.
  • La electricidad se mantiene más constante gracias a que las centrales hidroeléctricas se impulsan por agua, la cual es almacenada durante las lluvias.
  • Las lluvias monzónicas disminuyen la probabilidad de desastres naturales por incendios forestales en el mundo, al mantener la tierra húmeda y cubierta con vegetación saludable. Aquí puedes leer información sobre el Incendio forestal: qué es y cómo se produce.

Consecuencias negativas de los monzones

  • Los monzones no son considerados desastres naturales en sí, pero pueden ocasionar algunos, como inundaciones y deslizamientos de tierra. Aquí puedes informarte sobre los Deslizamientos de tierra: qué son, causas y consecuencias.
  • Así como se producen beneficios a la agricultura, el exceso de lluvias causa devastaciones al grado de sepultar viviendas y arrasar cultivos.
  • Por curioso que parezca, los monzones débiles también repercuten negativamente, en especial sobre la economía de los países involucrados.
  • Cuando hay época seca, las escasas lluvias afectan a los cultivos que requieren grandes cantidades de agua, por lo que las cosechas no prosperan. Ante la situación, los gobiernos deben importar alimentos y desajustar sus presupuestos financieros. Como resultado, el precio de los alimentos aumenta, al igual que el de la energía eléctrica.
  • Aunque en menor medida, los monzones también provocan tormentas de polvo por los fuertes vientos monzónicos, lo que obstruye la visibilidad en el ambiente. En este enlace puedes leer sobre la Tormenta de arena o polvo: qué es, cómo se forma y consecuencias.
Monzones: qué son, formación, tipos, ejemplos y consecuencias - Consecuencias de los monzones

Consejos para protegerse de un monzón

El servicio meteorológico de cada región, advierte sobre los daños que puede ocasionar un monzón, especialmente el de verano. Las lluvias, tormentas y fuertes vientos monzónicos, son un peligro para gran parte de la población, por lo que se recomienda:

  • Hallar una vía de comunicación segura para recibir alertas meteorológicas por parte del gobierno.
  • Resguardar objetos y documentación de valor en bolsas sellables.
  • Proteger a los animales, tanto domésticos como para el alimento.
  • Elaborar un plan de emergencia en caso de inundación. Hallar un punto seguro y elevado.
  • Evitar conducir durante las fuertes lluvias y las tormentas de polvo.
  • Buscar refugio durante las tormentas eléctricas y mantenerse alejado de estructuras endebles.

Tras aprender todo esto acerca de qué son los monzones, sus tipos, ejemplos y consecuencias, te recomendamos seguir aprendiendo y leer este otro artículo de GEOenciclopedia sobre la Lluvia torrencial: causas, consecuencias y qué hacer.

Si deseas leer más artículos parecidos a Monzones: qué son, formación, tipos, ejemplos y consecuencias, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Otros La Tierra.

Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 4
Monzones: qué son, formación, tipos, ejemplos y consecuencias