Monzones

¿Qué es un monzón? Esta palabra proviene del término árabe mausim (o mausam), que significa “temporada” y que comúnmente se refiere a la inversión de los vientos en los mares localizados entre Arabia y la India.

A grandes rasgos, los monzones pueden definirse como grandes cambios de la dirección de los vientos más fuertes de una región, según las estaciones del año. Así, se trata de cambios estacionales responsables de abundantes lluvias en las regiones de climas cálidos y húmedos del sur y sureste de Asia, pero también pueden presentarse en otras partes del mundo como Australia, el oeste de África e incluso América.

Una definición más amplia describe un efecto térmico causado por diferencias del calentamiento entre las grandes masas de tierra y los mares. En los trópicos, los monzones traen humedad y vuelven más secas las estaciones, pero como existen varios sistemas monzónicos en el planeta, las temporadas en que se presentan varían. Por ejemplo, en el norte de Australia la temporada del monzón se extiende de diciembre a marzo, mientras que en parte de la India y el sureste de Asia, el monzón de verano y el monzón de invierno influyen mucho en el clima.

Los monzones son resultado de las diferencias de temperatura entre la tierra y el mar debido al calor de la radiación solar.

Causas de los Monzones

Básicamente, los monzones son resultado de las diferencias de temperatura entre la tierra y el mar debido al calor de la radiación solar. Verás, la tierra y el agua de los océanos absorben el calor de modo distinto. Durante la temporada cálida, la superficie de la tierra se calienta más rápido que el agua, una diferencia que provoca un centro de baja presión sobre tierra y uno de alta presión en el mar.


En todos los casos de sistemas monzónicos, los vientos soplan del mar y entran en tierras cálidas, por lo que están cargados de humedad y esto es lo que origina lluvias abundantes y frecuentes, porque aunque el aire húmedo se eleva y después vuelve al mar, mientras permanece sobre la superficie terrestre se enfría y reduce su capacidad para retener el agua.
Características de los monzones.

Monzón en la India.


Se puede identificar 3 mecanismos que causan los monzones:

1.- El calentamiento y enfriamiento diferenciales entre la tierra y el agua.

2.- La desviación del viento. Este fenómeno es resultado del efecto Coriolis, el cual, debido a la rotación de la Tierra, provoca que en el Hemisferio Norte los vientos se desvíen hacia la derecha, y hacia la izquierda en el Hemisferio Sur.

3.- El intercambio de calor o intercambio de energía que ocurre mientras el agua cambia del estado líquido a gaseoso y de gaseoso a líquido.

Los monzones asiáticos son los más conocidos. En el sur, la temporada del monzón abarca desde abril a septiembre. Toma en cuenta que en dicha parte del planeta la radiación solar “cae” de forma vertical durante el verano, por lo que el aire caliente sube y se crea un área de baja presión sobre Asia Central. Mientras tanto, el agua del océano Índico se mantiene relativamente fría, y se origina un área de alta presión.

En Asia algunas actividades económicas dependen de la temporada de monzón.

Dicha diferencia de temperaturas provoca que el aire húmedo del océano se mueva hacia el sur y sureste asiático, porque el viento se mueve de un área de alta presión a uno de baja presión. Ya en el otoño, agua y tierra empiezan a enfriarse pero esta última comienza a perder calor de forma más rápida que el océano, por lo tanto, al llegar el invierno el Índico se convierte en un área de baja presión.

En Australia, la temporada del monzón llega cuando el viento cargado de humedad, proveniente de aguas del océano Índico, se mueve hacia el norte de este país. Y por otra parte, Norteamérica es azotada una vez al año por el monzón del verano. Sucede lo mismo que en el caso del monzón asiático, solo que en regiones distintas: la diferencia de temperaturas se produce entre la tierra y el océano Pacífico. Suele afectar las regiones mexicanas que están a lo largo de la Sierra Madre Occidental, así como a los estados de Nuevo México, Arizona, Nevada, Utah, Colorado, California y el oeste de Texas.

Efectos de los monzones.

Nubes monzónicas sobre Lucknow, India. / Autor de la imagen: Sunnyoraish.

Efectos

El efecto más directo de los monzones es la abundancia e intensidad de las precipitaciones. Las lluvias torrenciales pueden tener efectos negativos como inundaciones y deslaves que a menudo acarrean la destrucción de construcciones urbanas y rurales y, en ocasiones, la muerte de personas.

Sin embargo, las lluvias tienen un lado positivo, y es que en el sur y sureste de Asia algunas actividades económicas dependen de la temporada de monzón. Por ejemplo, muchos agricultores confían en las lluvias monzónicas para el crecimiento de arroz, planta de té y otros, y los acuíferos se llenan hasta albergar una importante cantidad de aguas subterráneas que garantizan una reserva de agua dulce para las poblaciones.