Continentes de antes.

Como toda materia del universo, la Tierra ha experimentado cambios y evoluciones a lo largo de su vida como planeta. 

Comenzó como una enorme esfera incandescente con volcanes por doquier y nulo rastro de vida. Pero con el paso de los años, la superficie fue enfriándose permitiendo la formación de oxígeno y el desarrollo de formas de vida primitivas, mismas que fueron evolucionando y diversificándose hasta lo que conocemos hoy. 

Del nacimiento de la Tierra hasta nuestros días, han pasado 4,543 miles de millones años aproximadamente, así que es imposible pensar que nuestro planeta siempre ha sido el mismo desde sus inicios.

La evolución de nuestra esfera puede entenderse al observar las distintas formas de distribución de las masas de tierra y los espacios oceánicos que las rodeaban. Esto es, que los continentes también tenido su propia evolución.

De acuerdo a los datos biológicos, geológicos y geofísicos, el planeta Tierra ha tenido varios continentes.

Supercontinente Vaalbará.

Su existencia es hipotética y se cree que fue el primero que surgió en la Tierra, ya que supuestamente tuvo presencia hace 3800-3600 millones de años, “poco después” de la formación del planeta.

Supercontinente Ur.

De hace 3100 millones de años en el Eón Arcaico, cuando la Tierra era extremadamente caliente y la actividad de las placas tectónicas era muy frecuente.

Supercontinente Kenorland.

Hace 2900 millones de años. También formó parte del Eón Arcaico y modificó el clima en el planeta.

Supercontinente Nena. 

Hace 2000 millones de años. Estaba formado con lo que es Siberia, Báltica, Groenlandia y Norteamérica. Tiempo después, Nena se unió a Atlántica y Ur para formar Rodinia.

Supercontinente Atlántica.

De hace 1800 millones de años. Más tarde se unió con otros continentes para formar Rodinia.

Supercontinente Columbia.

Se formó hace 1800 millones de años y comenzó a fragmentarse hace 1600 millones de años.

Supercontinente Rodinia.

Hace 1300 millones de años, durante el Proterozoico. Juntó a la mayoría de masas de tierra de ese entonces, pero comenzó a fragmentarse hace 800 millones de años.

Supercontinente Pannotia. 

Existió hace 600 millones de años cuando la vida en el mar comenzaba a evolucionar y la vida multicelular comenzaba a emerger. Este supercontinente terminó fragmentado en cuatro continentes: Laurentia, Báltica, Siberia y Gondwana.

Supercontinente Pangea.

En el Precámbrico tardío, hace 700 millones de años, existían dos paleocontinentes: Panáfrica y Baikalia, que se unieron para formar Paleo Pangea hace 450 millones de años.

Cuando Pangea se fue separando, formó dos continentes: Gondwana y Laurasia, separados por el mar de Tetis.

¿Próximo Neopangea?

Según los científicos, surgirá el supercontinente Neopangea dentro de 250 millones de años, como resultado de la unión de todos los continentes. Esto quiere decir, que la Tierra volverá a lucir como hace miles de millones de años. 

Continentes de Ahora.

Actualmente, sabemos que no existe ningún supercontinente, pero sí varios continentes, producto de la fragmentación de las enormes masas que acabamos de leer.

Lo curioso es, que de acuerdo al sistema educativo de los países modernos, los continentes se dividen de distinta forma. O más bien, algunos consideran como continente, una determinada masa de tierra que otros no toman en cuenta. Hablamos de la Antártida.

En ciertos países solo hay 5 continentes, pues contabilizan únicamente los que están poblados, dejando fuera al antártico. Solo cuentan: América, África, Europa, Asia y Oceanía. Pero en otras regiones son 6, ya que sí toman en cuenta al continente más frío del mundo.

En otros sistemas educativos son 7 continentes, pues dividen a América en dos. Así que queda en: América del Norte, América del Sur, África, Europa, Asia, Oceanía y Antártida.

Tomaremos el modelo de los 6 continentes para hablar de cada uno:

AMÉRICA.

Si se considera como un continente entero, es el segundo más grande del mundo después de Asia, ya que comprende un área de 42,549,000 kilómetros cuadrados, lo que representa alrededor del 8.4% de la superficie terrestre total, incluyendo islas.

El continente está dividido en tres secciones: Norteamérica, Centroamérica y Sudamérica.

  • Norteamérica está conformado por tres naciones independientes: Canadá, Estados Unidos y México.
  • Centroamérica por siete naciones independientes: Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá.
  • Sudamérica por 13 países independientes: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Trinidad y Tobago, Suriname, Uruguay y Venezuela.

El continente se asienta sobre la placa Norteamericana y la placa Sudamericana. Pero lo bordea la placa del Pacífico, la placa de Fuca, de Cocos, la placa de Nazca, la Escocesa, la Africana y la Euroasiática.

En 2019 concentraba aproximadamente el 12% de la población mundial con 1,013 millones de habitantes, distribuidos en todos los países.

ÁFRICA.

Se le conoce como el continente de “La cuna de la Humanidad”, pues de acuerdo a la ciencia, los primeros homínidos provenían de África.

Es el tercer continente más grande con un área total aproximada de 30.2 millones de kilómetros cuadrados, lo que cubre aproximadamente el 20.4% de la superficie terrestre.

Todo el continente se asienta sobre la placa africana, misma que colinda con las placas Árabe, Índica, Australiana, Euroasiática, Norteamericana y Sudamericana.

Se compone de tierra continental casi en su totalidad y está rodeado por el océano Índico al este; por el océano Atlántico al oeste y por el mar Mediterráneo al norte.

La tierra africana se divide en 54 países, además de dos estados soberanos con reconocimiento oficial limitado.

EUROPA.

Es el segundo continente más pequeño de todos, pero concentra gran cantidad de bosques boreales de gran importancia ecológica.

El continente mide alrededor de 10,530,751 km², lo que cubre aproximadamente el 7% del área terrestre. Limita al norte con el océano Ártico, al oeste con el océano Atlántico, con el mar Negro y el mar Mediterráneo al sur, y con el mar Caspio al sureste.

Se asienta sobre la placa Euroasiática; la misma donde se asienta todo el continente asiático. 

ASIA.

Es el continente de mayor tamaño con 44,579,000 kilómetros cuadrados; cantidad que cubre una tercera parte del área terrestre; es decir, alrededor del 30%. Alberga los picos más altos del mundo, así como también llanuras, desiertos y profundas cuencas oceánicas.

Limita al norte con el océano Ártico; al sur con el océano Índico y al este con el Pacífico.

Reposa sobre la placa euroasiática en su mayor parte, pero lo hace sobre la placa árabe al sur, sobre la placa euroasiática en la región más oriental y el país de la India se asienta sobre la placa Índica.

Es el continente más poblado del mundo, con alrededor de 4,571 millones de habitantes (2019).

OCEANÍA.

Es el continente más pequeño y menos habitado, pero uno de los más paradisíacos de la Tierra. Comprende Australia, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea y el cúmulo de pequeñas y numerosas islas y atolones del Pacífico, como las islas Marianas, la isla Fraser, las islas Carolinas, entre muchas otras.

El continente cubre cerca del 6% de la superficie terrestre, con un área aproximada de 8,525,989 kilómetros cuadrados. Todas las islas se dividen típicamente en Melanesia, Micronesia y Polinesia.

Muchas regiones de Oceanía son de origen volcánico y forman parte del Cinturón de Fuego del Pacífico, que se caracteriza por una intensa actividad sísmica y volcánica.

La mayor parte del continente se encuentra sobre la placa Australiana, pero algunas islas lo hacen sobre la placa del Pacífico.

ANTÁRTIDA.

Es el cuarto continente más grande y el más gélido de toda la Tierra, pues su superficie está formada de capas de hielo de varios kilómetros de grosor y glaciares cerca de un 98%. Tal cantidad de hielo concentra es la mayor reserva de agua dulce del planeta.

Fue el último continente en descubrirse y hasta el momento, es el más desolado en población humana.

Se encuentra en el extremo sur, por debajo del Círculo Polar Antártico. Su línea costera mide alrededor de 17,968 kilómetros y está rodeada en su totalidad por el océano Antártico.