Agentes Geológicos Externos

¿Qué son los agentes geológicos externos?


Así como la Tierra es modificada por procesos que ocurren bajo la corteza terrestre, también es objeto de procesos que tienen lugar por encima de ella. Los agentes geológicos externos son todos aquellos que modifican, alteran o transforman la superficie del planeta y la dotan de formas variadas. A diferencia de los agentes internos, los externos no crean grandes depresiones ni montañas o volcanes, sino que solo nivelan el terreno.

La transformación se realiza de múltiples formas, pero las principales son la sedimentación, el transporte, la erosión y la meteorización; esta última incluye varios elementos que reciben el nombre de meteoros: fenómenos que ocurren en la atmósfera, como las precipitaciones.

Los agentes geológicos externos son todos aquellos que modifican, alteran o transforman la superficie del planeta y la dotan de formas variadas.

Los agentes geológicos externos pueden ser físicos o químicos. Los primeros modifican la forma, mientras que los segundos cambian la composición química de los objetos o sitios sobre los que actúan; por ejemplo, las rocas. Un paisaje puede ser esculpido por acción de varios procesos que pueden ocurrir al mismo tiempo o no.

formaciones rocosas naturales.

Arco natural producido por la erosión. Parque nacional de los Arcos, Utah, Estados Unidos.

A continuación se describen las características de cada agente:

Meteorización

Se produce cuando los meteoros (y a veces algunos organismos) rompen las rocas y minerales, los fragmentan y disgregan. Las causas más frecuentes de meteorización son el viento, la lluvia, el hielo, el deshielo y los cambios de temperatura.

Existen 3 tipos. En la meteorización física, son los cambios de temperatura los que producen la ruptura de los materiales, por eso ocurre frecuentemente en zonas que tienen un clima de baja humedad y grandes variaciones de temperatura. La meteorización biógena se lleva a cabo cuando organismos (como musgos, líquenes, algas y algunos moluscos que se adhieren a las superficies y forman oquedades en ellas) debilitan las rocas y las hacen más vulnerables al siguiente tipo.

La meteorización química, propia de climas húmedos, es causada cuando se producen reacciones químicas entre los gases de la atmósfera y los minerales presentes en las rocas, lo que deriva en la disgregación (desunión) de estas. El agua y la presencia de oxígeno, hidrógeno y ácidos suaves son los detonadores de las reacciones, provocando así la meteorización química. Una de las principales reacciones por las que ocurre este tipo es la oxidación: combinación del oxígeno del aire disuelto en agua con los minerales de las rocas, tras lo cual se forman óxidos e hidróxidos.

Erosión

En caso de que la lluvia, el viento, los flujos de agua u otros elementos arranquen y transporten a la vez los fragmentos de las rocas, se habla de erosión. Es un proceso continuo: a medida que una roca es erosionada, pierde volumen y su forma original.

Transporte

Los sedimentos y fragmentos de las rocas o el suelo, producto de la meteorización o erosión, son transportados de forma más o menos inmediata por el viento, los torrentes de agua, los glaciares, etcétera. Muchos sedimentos son arrastrados sin despegarse del suelo, pero otros viajan por medio de suspensión, es decir, dentro de un fluido por encima del suelo.

Tipos de agentes geológicos externos.

Rocas sedimentarias. Parque nacional del Cañón Bryce

Sedimentación

Es la deposición de partículas sólidas llamadas sedimentos. Estos proceden básicamente del suelo que se erosiona y de las rocas que se fragmentan, rompen o sufren cualquier otra modificación. Una vez que los materiales se desprenden, pueden ser transportados por el agua o el viento hacia otros sitios, generalmente hasta las zonas de menor elevación como los ríos, los mares y los océanos.

La sedimentación de las partículas que son removidas por otros agentes como la meteorización y la erosión, forma cúmulos que en ocasiones crecen mucho y adquieren mucho espesor. Si las aglomeraciones de sedimentos se compactan, crean entonces rocas sedimentarias.

Puedes darte cuenta de que los agentes actúan sobre la superficie terrestre de manera que conforman un ciclo. En la primera etapa se destruye el terreno: las rocas se fragmentan y el suelo se erosiona. En la segunda, los materiales que se desprenden son transportados, y en la tercera etapa son depositados.