menu
Compartir

Propiedades generales de la materia

Por Equipo de redacción. Actualizado: 19 diciembre 2022
Propiedades generales de la materia

A todo aquello que nos rodea y tiene masa y volumen, ocupa un espacio y requiere energía para un cambio o transformación, se le denomina materia. Si nos fijamos en nuestro alrededor, observaremos materia por todas partes. Incluso, nosotros mismos somos un ejemplo de ello. La materia es encontrada en cuatro estados: sólido, líquido, gas y plasma, aunque comúnmente se reconocen solo los tres primeros.

Si te interesa aprender más sobre las propiedades generales de la materia, te recomendamos seguir leyendo este resumen de GEOenciclopedia.

También te puede interesar: Ejemplos de cambios físicos de la materia

Cuáles son las propiedades generales de la materia

Las propiedades de la materia pueden ser físicas y observables o químicas e inobservables. Por ejemplo, como observables podríamos mencionar el color y la forma, y como inobservables la conductividad de la materia. Sin embargo, lo que no se observa a simple vista no quiere decir que no pueda medirse o categorizarse.

La materia presenta cuatro propiedades fundamentales: masa, energía, espacio y tiempo. Son la masa y la energía las que se manifiestan en las transformaciones que pueda sufrir la materia, todo ello dentro de un espacio y tiempo determinado.

Las propiedades generales de la materia son:

  • Masa
  • Peso
  • Volumen
  • Inercia
  • Elasticidad
  • Porosidad
  • Divisibilidad
  • Impenetrabilidad

Las propiedades que nos permiten identificar una sustancia de otra se conocen como intensivas y extensivas.

Propiedades intensivas y extensivas de la materia

Las propiedades intensivas no dependen de la masa; es decir, no dependen del tamaño del cuerpo que se esté observando. Ejemplos de esto son la temperatura, la densidad, el punto de ebullición, la solubilidad, entre otros.

Por su parte, las extensivas son cualidades que sí dependen de la cantidad de masa de un objeto y cambian de valor al cambiar la extensión. Como ejemplos de esto podemos mencionar el volumen, la masa, la energía y la cantidad de sustancia.

Masa

La masa es la cantidad de la materia en una sustancia. Se reconoce la masa con la letra ‘m’ y las unidades de masa son el gramo (g) y el kilogramo, mejor conocido como kilo (kg). La masa no debe ser confundida con el peso. Por ejemplo, si en la Tierra un objeto tiene una masa de 1 kg, en la Luna también tendría la misma masa, pero el peso sería tan solo una sexta parte por cuestiones de gravedad.

Propiedades generales de la materia - Masa

Peso

El peso es la fuerza de atracción gravitacional que ejerce el centro de la Tierra sobre los cuerpos. El peso se identifica con ‘w’ y es igual a la masa (m) por la aceleración de la gravedad, es decir 9.81 m/s. Se representa con una ‘g’. La fórmula sería: w = (m) (g)

Para los objetos en caída libre, la gravedad es la única fuerza que actúa sobre ellos. Para aclarar la diferencia entre masa y peso, tengamos en mente que la masa se mide en kg y el peso en Newtons (N), ya que se trata de una fuerza.

Volumen

Es el espacio tridimensional encerrado que ocupa la materia. Se representa con ‘V’ y la unidad utilizada en el Sistema Internacional de Unidades (SI) es m3. Por ejemplo, un centímetro cúbico (cm3) es el volumen de un cubo cuyos lados tienen un centímetro de longitud. El sistema métrico también incluye el litro (L) como una unidad de volumen, donde un litro es el volumen de un cubo de 10 centímetros.

El volumen se calcula dividiendo la masa entre la densidad. Es decir: V = m / D

Propiedades generales de la materia - Volumen

Inercia

Es la resistencia de la materia para cambiar su estado de movimiento. Esto tiene relación con las leyes de Newton. Ningún cuerpo se opone o se resiste al movimiento, ni tiende al reposo. Para que un cuerpo se mueva, la fuerza neta que actúe sobre él debe ser distinta a cero. Los conceptos de reposo y movimiento son relativos y equivalentes.

Porosidad

Esto se refiere a los espacios intermoleculares que tienen los cuerpos al no poseer una materia continua; es decir, depende del grado de compactación de un material. Por esta razón, a la porosidad también se le conoce como “fracción de huecos”.

La porosidad no solo está presente en objetos cotidianos de uso humano como telas o esponjas, sino también en la naturaleza a través de suelos y rocas.

Divisibilidad

Esta propiedad es la que permite cortar o dividir un cuerpo en partes cada vez más pequeñas, esto, a través de procesos físicos y mecánicos sin perder sus características y propiedades fundamentales. La materia puede dividirse en tantas partes, que se vuelve invisible ante nuestros ojos.

Propiedades generales de la materia - Divisibilidad

Impenetrabilidad

También se le conoce como dureza y se refiere a que dos cuerpos no pueden ocupar el mismo espacio al mismo tiempo. Un cuerpo pondrá resistencia ante otro cuerpo que desee ocupar el mismo espacio o parte de este, o en otras palabras, un cuerpo pondrá resistencia al querer ser traspasado.

Propiedades específicas de la materia

La materia también contempla propiedades específicas tanto físicas como químicas. Y a continuación veremos las más importantes:

Propiedades específicas de la materia físicas

Son las que al influir en la materia, no modifica su constitución. Es decir, la materia continúa manteniendo sus propiedades iniciales.

  • Densidad: es la relación entre la masa y el volumen de una sustancia. En palabras más detalladas, es la cantidad de masa que hay en un determinado volumen. Por ejemplo, el agua salada es más densa por contener sales unidas a las moléculas de agua. Estas sales hacen que aumente la cantidad de materia por volumen y no importa que tengamos dos recipientes de la misma capacidad y a uno lo llenemos con agua de mar y otro con agua de un cenote. El agua de mar será más densa.
  • Solubilidad: es la capacidad que tiene una sustancia para disolverse al mezclarse con un líquido a una temperatura definida. Un claro y sencillo ejemplo es cuando añadimos y revolvemos chocolate en polvo en un vaso con leche para obtener una bebida más homogénea.
  • Punto de ebullición: se produce un cambio entre estado líquido a gaseoso, cuando la temperatura de presión de vapor de un líquido es igual a la presión atmosférica del lugar.
  • Punto de congelación: cuando un líquido se solidifica como consecuencia a una reducción de energía. Es la temperatura a la cual la presión de vapor del líquido y del sólido se igualan, o bien, se hallan en equilibrio dinámico.
  • Elasticidad: es la capacidad de un cuerpo para resistir una fuerza recuperando su forma original cuando esta cesa. El ejemplo más clásico es el de la liga, con gran capacidad para estirarse sin deformarse. A diferencia de otro material como un papel que se rompe al instante.
  • Conductividad eléctrica: se le llama a la capacidad de resistencia que tiene la materia para dar paso a la electricidad. Los mejores conductores eléctricos son los metales, pues tienen poca resistencia al movimiento de las cargas eléctricas.
  • Conductividad térmica: es similar al punto anterior pero con relación al calor. Se le llama a la capacidad de resistencia que tiene la materia para dar paso al calor. Hay materiales que elevan su temperatura muy velozmente y transmiten calor a otros cuerpos. Los materiales buenos en conducir electricidad, también suelen ser capaces de conducir el calor, pero además podemos mencionar a la madera, el papel, el corcho, etc.

Propiedades específicas de la materia químicas

Son aquellas que al presentarse cambian por completo la constitución de la materia, sin oportunidad de que regrese al estado inicial.

  • Acidez: es la concentración de un ácido en una sustancia al contener hidrógeno junto con un no metal o un radical no metálico. El pKa es la medida numérica de la acidez.
  • Poder oxidante: compuesto químico que oxida a otra sustancia mediante una ganancia de electrones. En este tipo de reacciones el oxidante se reduce.
  • Combustibilidad: cuando una sustancia libera bióxido de carbono, vapor de agua, luz y calor al encontrarse en presencia de oxígeno.

Si deseas leer más artículos parecidos a Propiedades generales de la materia, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Física.

Bibliografía
  • Semat, Henry and Katz, Robert, "Physics, Chapter 13: Properties of Matter" (1958). Robert Katz
  • Publications. 139. Disponible en: http://digitalcommons.unl.edu/cgi/viewcontent.cgi?article=1148&context=physicskatz
  • MathMol --Mathematics and Molecules. Disponible en: https://www.nyu.edu/pages/mathmol/textbook/whatismatter.html

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
Propiedades generales de la materia
1 de 4
Propiedades generales de la materia

Volver arriba