menu
Compartir

Qué son las aguas termales y para qué sirven

 
Por Victoria Munilla Giménez. 24 noviembre 2023
Qué son las aguas termales y para qué sirven

Las aguas termales son cuerpos de agua que se han calentado geotérmicamente, lo que significa que su temperatura es significativamente más alta que la del entorno debido al calor procedente del interior de la Tierra. Esta agua puede surgir a la superficie de forma natural o ser extraída mediante pozos artificiales. A menudo contienen una variedad de minerales disueltos, lo que puede darles diferentes propiedades y colores, lo que nos permite darles distintos usos, desde terapéuticos y ecológicos hasta científicos.

A continuación, en GEOenciclopedia, profundizaremos en qué son las aguas termales, cómo se forman, sus tipos y para qué sirven en la sociedad.

Qué son las aguas termales

Las aguas termales se diferencian de otros recursos hídricos del entorno porque su temperatura en superficie es superior a la normal. Dependiendo de su temperatura, composición y propiedades se clasifican en diferentes grupos. El quimismo o la composición química de las aguas termales puede ser muy diversa y dependerá de las aguas del reservorio original y de las formaciones geológicas que encuentre a su paso.

A pesar de sus orígenes profundos, sus emanaciones superficiales han sido utilizadas por la humanidad desde tiempos remotos. Diferentes civilizaciones las han usado desde el punto de vista fisioterapéutico hasta para consolidar parte de su mitología o sus ritos religiosos. Cómo es lógico, también han sido utilizadas como lugar de recreo y esparcimiento, así como para realizar numerosos estudios para entender sus características, utilidades y proceso de formación.

Cómo se forman las aguas termales

El proceso de formación de las aguas termales plantea diferentes teorías científicas de las que pueden sacarse algunas conclusiones importantes. Por ejemplo:

  • La teoría Artesiana de Laplace (1824) incluye un reservorio de agua profundo sustentando por aportes pluviales donde el calor interno de la Tierra eleva la temperatura del cuerpo acuoso.
  • La teoría de Elie de Beaumont (1847) atribuye la formación de las termas a la infiltración de agua de la superficie hacia las profundidades de la corteza terrestre que, en su camino, se calienta por el aumento de temperatura debido al calor residual del proceso de formación de la Tierra y el decaimiento radioactivo natural de los minerales.
  • Por su parte, Armando Gautier (1905) proponía procesos de destilación de las rocas a causa del gradiente geotérmico creciente en capas profundas, donde el calor provocaría que la roca expulsara agua, lo que explicaría el suministro constante de las aguas termales de origen profundo.
  • Otra de las posibilidades planteadas a lo largo del siglo XX es el agua de origen ígneo a causa de la liberación de volátiles durante la ascensión del magma debido a los procesos de cristalización fraccionada.

Con el fin de explicar qué son las termas, se ha llegado a un consenso general de que se forman en dos tipos de ambientes. Primero, en ambientes magmáticos y profundos, asociados a erupciones o filones, donde se produce la fase acuosa termal a causa de la liberación de los volátiles durante el ascenso del magma o siguiendo la línea de pensamiento de Gautier. Segundo, también pueden formarse en ambientes más superficiales por acumulación de aguas pluviales posteriormente calentadas por un foco de calor en regiones con actividad volcánica o tectónica, como bordes de placas o puntos calientes. Al calentarse, el agua se expande y se vuelve menos densa, lo que a menudo la hace ascender de nuevo hacia la superficie a través de fisuras y grietas en las rocas. En su camino, el agua puede disolver minerales y gases, o mezclarse con otras masas de agua lo que enriquece su composición.

Qué son las aguas termales y para qué sirven - Cómo se forman las aguas termales

Tipos de aguas termales

Existen diversos tipos de aguas termales, clasificadas generalmente por su contenido mineral o por su temperatura. Las aguas termales suelen ser más ricas en minerales que las superficiales ya que la temperatura favorece las reacciones químicas entre agua y roca. Por tanto, pueden clasificarse según el elemento predominante, como aguas sulfurosas, ricas en azufre, aguas cloruradas, con abundante cloro, o aguas ferruginosas, con alto contenido de hierro. Sin embargo, la clasificación habitual de las termas puede variar bastante de unas a otras, lo cual también sirve como criterio de clasificación:

  • Aguas hipotermales: generalmente alcanzan temperaturas hasta los 35°C.
  • Aguas mesotermales: oscilan entre los 35°C y los 45°C.
  • Aguas hipertermales: superan los 45°C y pueden llegar al punto de ebullición.

Las características particulares de cada tipo de agua termal dependen de la geología de la región, la profundidad de circulación del agua, el tiempo de residencia subterráneo y la composición química de las rocas con las que entra en contacto. A ello se añaden otros conceptos importantes, como el pH que afecta sustancialmente al desarrollo de las especies vegetales y animales que pueden vivir en esas aguas (como los macacos japoneses que usan estas aguas para calentarse en un entorno muy frío), por lo que se usan como métodos de clasificación de las aguas termales.

Qué son las aguas termales y para qué sirven - Tipos de aguas termales

Para qué sirven las aguas termales

A lo largo de la historia, las aguas termales adquieren múltiples usos, siendo valoradas por diferentes culturas. Su utilidad puede dividirse en varias categorías:

  • Uso recreativo y terapéutico: muchas culturas atribuyen propiedades terapéuticas a las aguas termales debido a sus minerales disueltos. Se considera que alivian afecciones cutáneas, dolores musculares y estrés. Las estaciones termales y los balnearios se han desarrollado en torno a estas aguas para el descanso y la recuperación de la salud.
  • Uso ecológico: las aguas termales pueden albergar ecosistemas únicos, con especies de microorganismos extremófilos adaptados a las altas temperaturas y a la química particular de estas aguas, lo que puede ofrecer oportunidades para la investigación biológica y biotecnológica. Dentro de estos ecosistemas únicos, también hay plantas y animales que aprovechan la composición química de estas aguas y su alta temperatura.
  • Uso geotérmico: en algunas regiones, el calor de las aguas termales se utiliza para la producción de energía geotérmica, una fuente de energía renovable. Este uso implica la conversión de calor geotérmico en electricidad o su uso directo en calefacción y agricultura.
  • Uso científico y educativo: las aguas termales son objeto de estudio en varias disciplinas geológicas y ambientales. Permiten a los científicos comprender mejor los procesos geotérmicos y la dinámica de la corteza terrestre, así como los ciclos hidrológicos y la química de fluidos geotérmicos.

En conclusión, las aguas termales son recursos naturales valiosos con una amplia gama de aplicaciones beneficiosas para la sociedad. Estudiarlas no solo ayuda a comprender la geología del entorno local, sino que también puede llevar a descubrimientos científicos y a la explotación sostenible de la energía geotérmica.

Para que puedas ampliar tus conocimientos sobre el agua, te aconsejamos leer también este otro artículo de GEOenciclopedia sobre la Sobreexplotación del agua: qué es, causas y consecuencias.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué son las aguas termales y para qué sirven, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Otros La Tierra.

Bibliografía
  • UREH. 2022. Aguas termales del Estado de Hidalgo. Disponible en: https://repository.uaeh.edu.mx/books/94/ag.pdf
  • GEOlatitud. 2019. Aguas termales asociadas a fallas geológicas en la costa ecuatoriana. Disponible en: https://fdocumento.com/document/aguas-termales-asociadas-a-fallas-geolgicas-en-la-costa-.html?page=6

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
Qué son las aguas termales y para qué sirven
1 de 3
Qué son las aguas termales y para qué sirven

Volver arriba