Otros La Tierra

Humedales artificiales: qué son, para qué sirven y ejemplos

 
Josefina Bordino
Por Josefina Bordino, Licenciada en Recursos Naturales y Diplomada en Gestión Integral del Cambio Climático. 2 febrero 2024
Humedales artificiales: qué son, para qué sirven y ejemplos

Los humedales artificiales son sistemas construidos por el ser humano para replicar las funciones y características de los humedales naturales. Se utilizan con el propósito de tratar aguas residuales, mejorar la calidad del agua, controlar la erosión y proporcionar hábitats para la fauna y flora, entre otros objetivos de conservación ambiental.

Los humedales artificiales desempeñan roles clave en la gestión del agua y la conservación ambiental. Utilizados en plantas de tratamiento de aguas residuales, estos humedales construidos emplean vegetación acuática para descomponer biológicamente y filtrar físicamente contaminantes, mejorando la calidad del agua antes de su liberación. En áreas sin acceso fácil a plantas centralizadas, los humedales artificiales descentralizados ofrecen soluciones locales sostenibles.

En proyectos de restauración ambiental, estos humedales promueven la biodiversidad y controlan la erosión. En entornos urbanos, sirven para gestionar aguas pluviales, reduciendo inundaciones y mejorando la calidad del agua. Además, algunos humedales artificiales se diseñan para la recreación, proporcionando espacios atractivos para actividades al aire libre y educación ambiental.

Quédate leyendo este artículo de GEOenciclopedia para aprender todo sobre qué son los humedales artificiales, para qué sirven y ejemplos.

Índice
  1. Qué son los humedales artificiales
  2. Para qué sirven los humedales artificiales
  3. Ejemplos de humedales artificiales

Qué son los humedales artificiales

Los humedales artificiales son sistemas construidos por el ser humano para replicar funciones y características de los humedales naturales. Estos humedales construidos se diseñan con el propósito de tratar aguas residuales, mejorar la calidad del agua, controlar la erosión, proporcionar hábitats para la flora y fauna, y en general, desempeñar funciones similares a las de los humedales naturales.

Los humedales artificiales han demostrado ser eficaces en la reducción de contaminantes, la mejora de la calidad del agua y la provisión de servicios ecosistémicos, lo que los convierte en herramientas valiosas para el manejo sostenible del agua y la conservación del medio ambiente.

Humedales artificiales: qué son, para qué sirven y ejemplos - Qué son los humedales artificiales

Para qué sirven los humedales artificiales

Los humedales artificiales desempeñan un papel crucial en la gestión sostenible del agua y la conservación ambiental. Estos sistemas construidos por el ser humano replican las funciones de los humedales naturales y se utilizan con diversos propósitos, destacando principalmente en el tratamiento de aguas residuales y la conservación y restauración ambiental.

En el contexto del tratamiento de aguas residuales, los humedales artificiales representan una alternativa sostenible y respetuosa con el medio ambiente para el tratamiento de aguas residuales, contribuyendo a la protección de los recursos hídricos.

Además, los humedales artificiales se diseñan para cumplir funciones ambientales más amplias. En proyectos de conservación y restauración, estos humedales buscan recrear o mejorar hábitats acuáticos y terrestres, proporcionando refugio y alimentación para diversas especies de flora y fauna.

Por otra parte, la creación de humedales artificiales en entornos urbanos contribuye a la resiliencia ambiental de las ciudades, mejorando la calidad del aire, la gestión del agua pluvial y brindando espacios verdes recreativos.

Humedales artificiales: qué son, para qué sirven y ejemplos - Para qué sirven los humedales artificiales

Ejemplos de humedales artificiales

Humedales artificiales para el tratamiento de aguas residuales

Muchas plantas de tratamiento de aguas residuales utilizan humedales artificiales como parte de sus sistemas de purificación. En estos humedales construidos, el agua residual fluye a través de una serie de estanques plantados con vegetación acuática, donde se lleva a cabo la descomposición biológica y la filtración física para eliminar contaminantes. Este enfoque sostenible contribuye a la mejora de la calidad del agua antes de su descarga en cuerpos receptores.

Es común que algunas comunidades implementan humedales artificiales para el tratamiento descentralizado de aguas residuales. Estos sistemas son eficaces en áreas donde la conexión a plantas de tratamiento centralizadas es difícil. En tanto, los humedales artificiales descentralizados ofrecen una solución sostenible para tratar aguas residuales locales, contribuyendo a la protección de los recursos hídricos y reduciendo la carga en las infraestructuras centralizadas.

Aquí puedes leer acerca del problema de la Escasez de agua: qué es, causas, consecuencias y soluciones.


Humedales artificiales en proyectos de restauración ambiental

En iniciativas de restauración de áreas degradadas, se implementan humedales artificiales para recuperar ecosistemas acuáticos. Estos humedales se diseñan para restablecer hábitats acuáticos, promover el desarrollo de la biodiversidad y controlar la erosión del suelo. Además de su función en la restauración, estos humedales también actúan como filtros naturales, mejorando la calidad del agua que fluye a través de ellos.


Humedales artificiales en parques urbanos para la gestión de aguas pluviales

En entornos urbanos, estos humedales son diseñados específicamente para gestionar el agua de lluvia. Actúan como sistemas de retención y filtración, ayudando a reducir el riesgo de inundaciones y mejorando la calidad del agua que se libera hacia los cuerpos receptores. La vegetación y el sustrato facilitan la absorción y filtración de sedimentos y contaminantes presentes en el agua pluvial, contribuyendo así a la sostenibilidad en el manejo de recursos hídricos urbanos.

Humedales artificiales para la recreación

Estos humedales son diseñados no solo para proporcionar servicios ambientales, sino también para servir como espacios recreativos. Integrando senderos, áreas de descanso y zonas de observación, estos humedales artificiales se convierten en entornos atractivos para actividades al aire libre. Se brinda un refugio para la biodiversidad mientras se ofrece a la comunidad un espacio para caminar, observar aves y disfrutar de la naturaleza. A su vez, estos espacios también sirven para desarrollar actividades de educación ambiental y valoración de la naturaleza.

En este otro artículo puedes aprender más acerca de los Humedales naturales.

Si deseas leer más artículos parecidos a Humedales artificiales: qué son, para qué sirven y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Otros La Tierra.

Bibliografía
  • Arias, C., & Brix, H. (2003). Humedales artificiales para el tratamiento de aguas residuales.
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Humedales artificiales: qué son, para qué sirven y ejemplos