Volcán Galeras

Características


Con una altura de 4,276 metros sobre el nivel del mar, el volcán Galeras permanece emplazado en el suroeste de Colombia, a unos 9 kilómetros de distancia de la ciudad de San Juan de Pasto. Ha sido conocido también como “volcán de Pasto”, y los nativos Quillacingas lo llamaban Urcunina, que significa “montaña de fuego”. Su nombre actual fue colocado por los españoles, quienes lo encontraron parecido a unos grandes barcos llamados galeras.

Es el volcán más activo de Colombia y forma parte de la Cordillera de los Andes, localizada en la zona del Cinturón de Fuego del Pacífico. Está catalogado como estratovolcán, lo cual indica que su estructura está formada por varias capas de materiales expulsados por erupciones. Con base en su historial de erupciones explosivas y su cercanía con zonas pobladas, en 1990 fue incluido en el proyecto Volcanes de la Década (Decade Volcanoes), de la Asociación Internacional de Vulcanología y Química del Interior de la Tierra (IAVCEI, por sus siglas en inglés).

Su nombre actual fue colocado por los españoles, quienes lo encontraron parecido a unos grandes barcos llamados galeras.

Por otra parte, el volcán exhibe una forma relativamente cónica, si bien su lado oeste está destruido. Es el más joven de una serie de volcanes que en conjunto conforman el Complejo Volcánico Galeras (CVG). La base de su edificio (cono) registra 20 kilómetros de diámetro, y en la cima se halla un cráter principal de unos 80 metros de profundidad y 320 metros de diámetro. Cerca de este cráter se encuentran otros de menor tamaño. Su superficie carece de nieve o glaciares en su parte superior.

Formación

El actual cono activo del Galeras tiene una antigüedad de al menos 4,500 años, pero dado que se trata de un estratovolcán, su origen se remonta a muchos más años atrás. El CVG está constituido básicamente por roca andesítica, y ha estado activo durante más de 1 millón de años.

De acuerdo con el Servicio Geológico de Colombia, el volcán ha pasado por 7 estados eruptivos importantes, nombrados Cariaco, Pamba, Coba Negra, La Guaca, Genoy, Urcunina y el Galeras del presente, del que Cariaco es el más antiguo y Urcunina, con una edad de aproximadamente 12,000 años, precede a Galeras.

Formación del volcán Galeras, Colombia.

Panorámica del Volcán Galeras, Colombia. / Autor de la imagen: José Camilo Martínez S.

Sus colosales derrumbes propiciaron la formación de una gran caldera en forma de herradura.

A lo largo de su historia, el CVG ha experimentado colosales derrumbes unas 3 veces, lo que ha propiciado la formación de una gran caldera en forma de herradura, en cuyo centro emergió el cono del Galeras. El desarrollo y aumento de volumen del cono son resultado de los materiales expulsados por las erupciones volcánicas, los cuales, una vez en la superficie, se solidificaron.

Cabe recalcar que este volcán, como parte del Cinturón de Fuego del Pacífico, está una zona donde los movimientos entre las placas tectónicas provocan continuos terremotos y erupciones.

Erupciones

Los estratovolcanes o volcanes compuestos suelen experimentar erupciones explosivas; sin embargo, el Galeras no se ha destacado como un volcán especialmente destructivo. El problema con él es la cantidad de personas establecidas en sus alrededores: dentro de los 5 kilómetros más cercanos viven unas 705 personas, y en un radio de 100 kilómetros interactúa una cantidad de 1 millón 700 mil 248 individuos.

Desde el año 1500 se ha registrado al menos 20 erupciones.

Desde hace 500 años, el volcán Galeras presenta erupciones que son en su mayoría de tipo vulcaniano, moderadamente violentas. Comienzan como explosiones que suceden a intervalos que varían desde unos cuantos minutos hasta 1 día, y culminan con la liberación de un flujo de lava viscosa. Los productos más peligrosos son las bombas volcánicas, que aunque no suelen explotar sí caen cuando todavía están sumamente calientes o hasta incandescentes.

Desde el año 1500 se ha registrado al menos 20 erupciones. Mientras tanto, el Programa de Vulcanismo Global del Instituto Smithsoniano ha identificado 36 erupciones volcánicas confirmadas y 6 inciertas. Estas últimas del tipo vulcaniano han arrojado pequeños flujos de lava y lanzado gases y cenizas así como flujos piroclásticos que se han depositado hasta 9.5 kilómetros de distancia del cráter.

Uno de los eventos recientes más destacados ocurrió en 1993, cuando, en medio de una expedición improvisada hasta el cráter, 6 científicos murieron debido a una erupción repentina. En el suceso también perdieron la vida 3 turistas.