menu
Compartir

Canales

Por Equipo de redacción. 27 diciembre 2022
Canales

Un canal es un estrecho curso de agua, de origen natural o artificial. Son relativamente fáciles de reconocer ya que no tienen la amplitud ni el gran volumen de agua de los lagos o de los ríos, y sus aguas no son tan rápidas. Los canales artificiales son muy comunes en muchas ciudades; quizá la más famosa de ellas es Venecia, cuyos canales funcionan como calles por donde circulan múltiples embarcaciones de transporte. Por lo general, los canales sirven para conectar cuerpos de agua como lagos, ríos, mares u océanos. En 1850 ya existían en Gran Bretaña unos 7,720 kilómetros de canales para navegación interior.

También te puede interesar: Ríos

Definición y descripción de los canales

Existen canales naturales y canales artificiales. Los primeros son aquellos accidentes geográficos efectuados por la naturaleza sin la intervención del hombre y localizados en los últimos tramos de un río, un delta o un estrecho, aunque este ya suele ser bastante angosto. Los canales artificiales son también pasajes estrechos, pero pasan a través de una divisoria de aguas, la región límite entre dos cuencas hidrográficas. Para tener un canal artificial es necesario cavar una larga zanja y asegurar su suministro continuo de agua; esto suele lograrse conectándolo directamente con el mar, tomando agua de ríos o manantiales o bombeando el líquido de otras fuentes.

Las razones para construir canales son variadas, pero por lo general sirven para conectar cuerpos de agua como lagos, ríos, mares u océanos. Por ejemplo, el Canal de Suez fue creado en el siglo XIX para separar físicamente Asia y África y así facilitar el paso desde Europa hasta el sur de Asia, conectando el mar Mediterráneo con el mar Rojo.

Otros canales artificiales son construidos en el interior de ciudades o poblaciones para permitir el transporte de un lugar a otro. Además de Venecia, muchísimas ciudades más poseen canales navegables, como Ámsterdam, Londres y China. Claro está, no siempre tienen la única función de transportar personas, sino que pueden ser útiles para transportar mercancía o recursos naturales.

Canales - Definición y descripción de los canales

Porque construimos los Canales

La necesidad de construir canales se remonta a civilizaciones antiguas que necesitaban surtir de agua sus cultivos, para lo cual construyeron canales de riego que conducían el agua hasta la zona de cultivo. Esto aún se practica y constituye una importante obra de ingeniería. Ahora bien, el transporte marítimo en la Edad Media era más barato y fácil que por tierra, por lo que la creación de varias ciudades fue pensada con base en el transporte acuático. Con la Revolución Industrial, el mundo experimentó la “era de los canales”, caracterizada por la creación de los canales más importantes de muchas ciudades como Londres y Nueva York, y utilizados como vía de comercio. Ya en 1850 existían en Gran Bretaña unos 7,720 kilómetros de canales para navegación interior.

Tipos de canales artificiales

Los canales artificiales pueden ser de 2 tipos: vías navegables y acueductos. Las vías navegables se utilizan primordialmente para transportar personas y mercancía a bordo de las embarcaciones, ya sea dentro de las ciudades o como conexión entre cuerpos de agua naturales (ríos, lagos, etcétera). Los acueductos conducen el agua hacia lugares específicos, generalmente poblaciones humanas que requieren el agua para su consumo. Por otra parte, los canales de energía (Power canal) son construidos con el propósito de generar con ellos energía hidráulica, con la que asimismo puede generarse energía eléctrica. Fueron muy comunes en Nueva Inglaterra, Estados Unidos, durante la Revolución Industrial por su capacidad para proveer energía a los edificios y fábricas de molinos.

Flora y fauna de los canales

Los canales artificiales presentan fauna y flora, aunque no son tan ricos en vida como los canales naturales. Estos son hogar de especies como peces, aves, insectos, mamíferos, reptiles y anfibios, y de plantas acuáticas propias del cuerpo de agua del que proviene. Debido al continuo movimiento que se produce sobre sus aguas, los canales artificiales son peligrosos para ciertas especies grandes, que pueden colisionar con las embarcaciones y ser más vulnerables ante la contaminación de estas y de las actividades humanas. Sin embargo, algunos canales artificiales son hogar de algunos peces y de animales pequeños como las ranas y los insectos.

Amenazas de los canales

La contaminación es el problema más grave de cualquier canal. Los canales naturales son propensos de ver modificado el curso natural de sus aguas si el hombre interviene en ellos para su propio beneficio; las embarcaciones se convierten en algunos casos en el peligro más importante para las especies acuáticas. En ocasiones la contaminación es el problema más grave de cualquier canal, sobre todo para aquellos que se encuentran en las ciudades puesto que aguas contaminadas propagan enfermedades a los seres vivos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Canales, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Los Ríos.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
Canales
1 de 2
Canales

Volver arriba