Cordillera del Himalaya

La cordillera del Himalaya, o de los Himalayas, es la cordillera más alta de la Tierra, y contiene a los picos más altos del mundo. Incluye el Everest y el K2, así como otras montañas menores y varios glaciares. Puede sorprender que, pese a su tamaño, se trata de uno de los sistemas montañosos geológicamente más jóvenes del mundo.

Su ubicación abarca el centro-sur de Asia. Hogar de algunas de las formaciones más espectaculares del planeta, se extiende a lo largo de miles de kilómetros del Tíbet y parte de Asia central, a través de 5 países: Nepal, India, Bután, China y Pakistán. La cordillera es el tercer depósito de hielo y nieve del planeta, solo superada por el Ártico y la Antártida.

Su nombre procede del sánscrito Himā-laya, que significa “morada de nieve”; es una palabra compuesta por himá, que significa “nieve”, “invierno” o “helado”; y ā-laya, “morada”. A lo largo del tiempo se han asentado muchos pueblos o grupos de personas en lo alto o los alrededores de la cordillera, y se ha desarrollado una cultura única, con características muy identificables. Los sherpas, pobladores de las montañas de Nepal, son famosos guías de alpinistas por su conocimiento del ambiente montano y su adaptación a la vida en las alturas.

Las montañas más altas del mundo.

Asimismo, las montañas del Himalaya son un poderoso elemento religioso para los pueblos cercanos. Tienen gran importancia para los hinduistas, budistas, jainistas y sijes, y muchos monasterios y templos se emplazan en los acantilados. El territorio Himalaya cuenta con un gran número de sitios sagrados naturales.

Los Himalayas tienen una longitud de alrededor de 2,400 kilómetros.

Características

Los Himalayas tienen una longitud de alrededor de 2,400 kilómetros, y se extienden de este a oeste desde el río Indo a través de los países del centro-oriente de Asia y hasta el Brahmaputra. Su anchura es de 161-241 kilómetros.

Sus límites al noroeste son las cordilleras del Karakórum y el macizo Hindú Kush, al norte es la meseta del Tíbet y al sur la llanura Indogangética. Abarca un 75 por ciento del territorio de Nepal. En su totalidad, se compone de tres cadenas paralelas: los Grandes Himalayas (Greater Himalayas), la más alta y septentrional; los Himalayas Menores (Lesser Himalayas) y los Himalayas Exteriores (Outer Himalayas).

Esta cordillera alberga 14 picos de más de 8,000 metros de elevación sobre el nivel del mar, y se calcula que más de 100 de sus montañas superan los 7,200 metros. El monte Everest es el más famoso, pero entre sus picos se encuentran el Kanchenjunga, el Nanga Parbat, el Annapurna, el K2, el Kailash y el Manaslu. Toda la cordillera contiene alrededor de 15,000 glaciares cuya capacidad es de 12,000 kilómetros cúbicos de agua dulce. En los Grandes Himalayas, las montañas tienen una elevación media de 20,000 pies sobre el nivel del mar, es decir, poco más de 6,000 metros; ahí se encuentran el Everest, el K2 y el Kanchenjunga. En los Himalayas Menores, al sur de los Grandes Himalayas, las montañas tienen alturas que van desde los 3,657 hasta los 4,572 metros sobre el nivel del mar, mientras en los Himalayas Exteriores la altura promedio es de 914 a 1,219 metros de elevación.

Por los Himalayas discurren algunos de los principales ríos del centro y oeste de Asia. Destacan el Indo, el Ganges, el Yarlung Tsangpo, el Amarillo, el Mekong, el Nujiang y el Brahmaputra. Los tres sistemas fluviales de Asia, el Indo, el Ganges-Brahmaputra y el Yangtsé, tienen su fuente en la cordillera. Estos ríos contribuyen a regular el clima del planeta (sobre todo del centro del continente y del subcontinente indio) y suelen acarrear enormes flujos de sedimentos. Además existen cientos de lagos diseminados por toda la región Himalaya, aunque la gran mayoría se localiza a menos de 5,000 metros de altura.

Formación

A grandes rasgos, las montañas del Himalaya se formaron tras la colisión de la placa Índica y la placa Euroasiática. Su formación no tiene mucho tiempo de antigüedad, y el proceso todavía no se conoce a fondo, pero comparada con la cordillera de los Alpes, esta es muy joven. Los científicos suponen que la elevación de la corteza que dio forma a las montañas fue un proceso gradual, como suele ocurrir, pero que se prolongó durante mucho tiempo.

Hace alrededor de 70 millones de años, durante el Cretácico superior, la placa Indoaustraliana comenzó a moverse hacia el norte, y eventualmente se separó en las placas Índica y Australiana. Puede decirse que fue hace 50-55 millones de años que la orogénesis del Himalaya dio inicio, pues en ese tiempo la placa Índica comenzó a chocar contra la Euroasiática, una vez que hubo alcanzado latitudes más al norte.

Información sobre el Himalaya.

Vista aérea de una parte de la cordillera del Himalaya.

La colisión entre ambas placas ocasionó que la corteza se plegara en una amplia región, y entonces se elevara. Capas de roca se apilaron una encima de otra, crecieron y los picos más altos se cubrieron de hielo y nieve. Los Grandes Himalayas y los Menores se componen principalmente de rocas metamórficas y sedimentos.

Pero el proceso no ha terminado. Los Himalaya aún continúan creciendo debido al movimiento de las placas tectónicas, por eso en la región tienen lugar algunos de los más intensos terremotos.

La orogénesis de la cordillera del Himalaya generalmente se estima en menos de 60 millones de años, si bien los movimientos que la antecedieron se remontan a un tiempo mayor.

El Fondo Mundial para la Naturaleza estima que tan solo en el Himalaya oriental coexisten 300 especies de mamíferos.

Flora y fauna

Las montañas y las zonas circundantes presumen de una amplia variedad de especies y de paisajes, desde bosques templados, subtropicales y de tierras bajas hasta prados alpinos y regiones donde solo se ve hielo y nieve, en las partes más altas. El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) estima que tan solo en el Himalaya oriental coexisten 300 especies de mamíferos, 10,000 tipos de plantas y 977 especies de aves.

Algunas de las especies que pueblan la cordillera son únicas en el mundo: el leopardo de las nieves (Panthera uncia), el tar del Himalaya (Hemitragus jemlahicus), ciervos almizcleros, pikas, el panda rojo (Ailurus fulgens), el elefante asiático (Elephas maximus), el tigre de Bengala (Panthera tigris tigris), el rinoceronte indio (Rhinoceros unicornis), Plutodes flavescens, la grulla cuellinegra (Grus nigricollis) y entre otros. La conífera Juniperus tibetica sobresale por soportar las duras condiciones a más de 2,600 metros de elevación. Praderas montanas, matorrales, bosques mixtos y templados de hoja ancha y bosques subtropicales de hoja ancha complementan el variado rango de hábitats.

 
Fuentes

https://en.wikipedia.org/wiki/Himalayas

http://pubs.usgs.gov/gip/dynamic/himalaya.html

http://www.pbs.org/wnet/nature/the-himalayas-himalayas-facts/6341/

https://global.britannica.com/place/Himalayas

http://www.pbs.org/wgbh/nova/everest/earth/birth.html

http://www.worldwildlife.org/places/eastern-himalayas

http://wwf.panda.org/what_we_do/where_we_work/eastern_himalaya/

(2009). The New Children’s Encyclopedia. DK Publishing.

Robert Dinwiddie, Simon Lamb, Ross Reynolds. (2011). Violent Earth. DK Publishing.

Timothy M. Kusky. (2010). Encyclopedia of Earth and Space Science. Infobase Publishing.

R. W. McColl. (2005). Encyclopedia of World Geography. Facts on File Library of World.