Río Misisipi

El río Misisipi es uno de los más importantes de Estados Unidos, al discurrir por una vasta zona de su territorio y formar parte de su cultura y sociedad. Es uno de los ríos más largos de América del Norte y abarca casi la mitad continental del país, y, junto con el Misuri, conforma uno de los sistemas fluviales más grandes e importantes del mundo.

Características

El Misisipi se localiza en el este del continente americano y de Estados Unidos. Su fuente es el lago Itasca, situado en Minnesota. De este, su lugar de nacimiento, atraviesa gran parte de las Montañas Rocosas y los Montes Apalaches mientras fluye hacia el sureste hasta que desemboca en el Golfo de México, en medio de un amplio delta. Todo el recorrido, o mejor dicho, la longitud del río, registra aproximadamente 3,734 metros. Sin embargo, esta medida no es exacta, ya que el cauce y la desembocadura del cuerpo de agua se han modificado varias veces a lo largo de su existencia debido a los abundantes sedimentos y depósitos de limo que tienden a bloquear su flujo de agua.

Información sobre el río Misisipi

Parte del río Misisipi con muestra de actividad humana.


El río está dividido en dos secciones principales: Alto Misisipi y Bajo Misisipi. El primero se extiende desde su nacimiento en el Itasca hasta su encuentro (confluencia) con el río Misuri, su principal tributario, en el estado del mismo nombre. El Bajo Misisipi comienza desde su confluencia con el río Ohio hasta su descarga en el Golfo de México, y una parte central, el Misisipi Medio, inicia en la confluencia Misisipi-Misuri y finaliza en la Misisipi-Ohio. El río tiene una anchura variable; en su primer tramo, en el lago Itasca, registra entre 6 y 9.1 metros, mientras que en el lago Winnibigoshish tiene más de 11 kilómetros de anchura. Puede ser tan profundo con 60.9 metros a su paso por Nueva Orleans, o poco hondo con 0.9 metros en su cabecera.

Drena una cuenca de cerca de 2.98-3.2 millones de km2, lo que representa un 40-41 por ciento del territorio continental de Estados Unidos al pasar por 31 estados y 2 provincias de Canadá. El agua en su cabecera fluye a 1.9 km/h en promedio, pero existen algunas secciones de rápidos y otras en las que la velocidad es de hasta 4.8 km/h. Su cuenca es la cuarta más grande del mundo.

Formación

Los estudios indican que la forma actual del Misisipi fue, en parte, producto de la capa de hielo Laurentino que data de la más cercana Edad de Hielo. A medida que el hielo disminuía y retrocedía, una gran cantidad de sedimentos fueron depositados en el suelo, lo que a fin de cuentas creó un valle plano.

El curso del Alto Misisipi pudo haberse establecido antes de la glaciación de Wisconsin, así que se trata de un río posglacial. Cerca del 800 a. C., el curso del río se desvió hacia el este, y en el año 1000 a. C. el río tomó el curso más parecido al actual.

Flora y fauna

La zona alrededor del Misisipi tiene un clima húmedo y semitropical ideal para el desarrollo de muchas especies de animales y plantas. Tanto la cuenca como el río gozan de una rica biodiversidad natural.

Especies animales clave de la cuenca son el oso negro de Luisiana (Ursus americanus luteolus), el cocodrilo americano (Crocodylus acutus), la tortuga mapa anillada (Graptemys oculifera) y la tortuga mapa amarilla (Graptemys flavimaculata); estas últimas son endémicas. En el Bajo Misisipi predominan dos especies de peces pequeños: Notropis rafinesquei y Notropis roseipinnis, además de una especie de bagre (Notorus hildebrandis), 63 especies de mejillones y 57 especies de cangrejos. Coexisten entre ellos cinco especies de lamprea, el esturión de lago (Acipenser fulvescens) y un pez amiiforme, Amia calva.

La vegetación de la cuenca está representada por multitud de especies: Carex vulpinoidea, Carex stipata, Carex scoparia, Impatiens capensis y Caltha palustris, solo por mencionar algunas.

Características del río Missisipi

Delta del Misisipi con colores modificados por la NASA.

Importancia económica

La agricultura y variadas industrias dependen del Misisipi. Aunque los seres humanos lo han aprovechado como vía navegable para trasladarse de un lugar a otro y establecer comercio, fue a partir de la llegada de los colonizadores que se convirtió en una ruta imprescindible para el envío de carbón, acero, petróleo y productos agrícolas. Para ello, los barcos de vapor fueron el transporte más usado desde 1820 hasta poco más allá de la segunda mitad del siglo XIX, si bien el período 1830-1950 fue su época de oro.

De todos los productos comerciales, el algodón fue el más importante hasta el inicio del siglo XX, pero la agricultura en el suelo de su cuenca siguió siendo una actividad económica destacada. Otros cultivos importantes han sido el arroz, el maíz, el cacahuate, caña de azúcar, papa, heno y wheat.

Amenazas

El Misisipi no es el río más contaminado del mundo, pero enfrenta varias amenazas que resultan de su proximidad con zonas urbanas que vierten aguas residuales al río. Las sustancias químicas de los pesticidas son otro problema, pues también afectan la pureza del agua y a las especies que en ella viven y se alimentan. En consecuencia, se han producido modificaciones hidrológicas que han perjudicado muchos hábitats de especies nativas, como la de sus mejillones.