Océanos

Los Océanos, la fuente de la Vida.

Un océano es un cuerpo de agua salina de tamaño mayor al de un mar. Es una inmensa masa de agua que cubre más del 70 por ciento del planeta Tierra (71% para ser más aproximados), y es posiblemente el hogar donde habitaron los primeros organismos con vida. El océano mundial es un único océano pleno de riquezas naturales, de bellezas resplandecientes, de seres comunes, extraños y diversos, así como de recursos invaluables.

Cada océano mantiene características de temperatura, salinidad y recursos naturales específicos, pero todos poseen montañas submarinas, cordilleras, especies animales y vegetales, minerales y demás riquezas. El océano es morada de uno de los animales más grandes del mundo, la ballena azul, y de seres pequeñísimos como el plancton y el krill. La cantidad de peces es inmensa y muchos de ellos sirven de alimento para humanos y especies marinas y terrestres.

cuales son los oceanos

Vista del océano al horizonte.

 

Se considera que existe un solo océano mundial que contiene unos 1.35 mil millones de kilómetros cúbicos de agua y representa un 97 por ciento de toda el agua de la Tierra, aunque más del 95 por ciento de lo que permanece bajo el agua está inexplorado y constituye aún un misterio para el hombre.

El océano es más antiguo que las montañas, y está cargado de los recuerdos y los sueños del tiempo.

H. P. Lovecraft, escritor.

Todo el océano mundial ha sido dividido en 5 partes que son los océanos que todos conocen: el océano Pacífico, el océano Atlántico, el océano Índico, el océano Ártico y el océano Antártico. Históricamente, los cuatro primeros fueron descritos y reconocidos por la mayoría de los países, pero ahora el Antártico está adquiriendo mayor reconocimiento internacional. El Índico, el Pacífico y el Atlántico son llamados “los tres grandes océanos” y su navegación y exploración se remonta a las primeras civilizaciones de la humanidad.

Océano Pacífico.

El océano Pacífico posee la impresionante cantidad aproximada de 714 millones de kilómetros cúbicos de agua. Y a pesar de que cada año se reduce 1 cm a consecuencia del movimiento de las placas tectónicas, continúa siendo el océano más extenso (y misterioso) del planeta. 

En este enorme océano se ha hallado el punto más profundo hasta hoy conocido. Se denomina la Fosa de las Marianas y tiene una lejanía de 11.3 km. Incluso, si pudiéramos sumergir al pico más alto del mundo, no lograríamos alcanzar dicha medida, ya que el monte Everest mide apenas 8.8 km.

Océano Atlántico.

El océano Atlántico mide un poco más de la mitad que el Pacífico, pero alberga numerosos yacimientos de petróleo y constituye una importante vía de conexión entre Europa y América. Y un dato curioso, es que es el océano más salado de todos.

Océano Índico.

El océano Índico el tercer océano más grande con una cobertura del 19.5 por ciento del agua total de la Tierra. Se destaca por su gran riqueza de yacimientos de petróleo y gas natural, lo que ha aportado grandes riquezas a algunas naciones de Oriente Medio. 

Océano Ártico.

El océano Ártico es el más pequeño y menos profundo; pero es el ¡más frío de todos los océanos! Aún así, alberga una impresionante cantidad de vida marina, importante para el equilibrio ecológico de muchas especies de hábitats menos septentrionales. 

Océano Antártico.

El océano Antártico fue el último en la división del gran océano y se caracteriza por ser el único que rodea a un continente. Es hogar de al menos 10,000 especies y contiene 50 veces más carbono que la atmósfera terrestre.

El Océano antes de la Vida.

Tras el génesis de la Tierra hace unos 4.5-4.6 mil millones de años, las rocas más ligeras se levantaron y se formó la corteza terrestre, mientras que las rocas más pesadas se hundieron y conformaron el manto y el núcleo del planeta. Al tiempo que la roca fundida se enfriaba, el interior terrestre expulsaba vapor de agua y otros gases; en algún punto el vapor se condensó y formó un océano que a través de los años constituye el que ahora baña las costas.

Aunque existen muchas teorías sobre el inicio de la vida, es preciso recordar que la mayoría de los científicos concuerdan en que el océano albergó las primeras formas de vida que dieron origen a todas las que ahora existen, incluido el ser humano. Una de las hipótesis más estudiadas indica que los organismos vivos se originaron cerca de una fuente hidrotermal en el océano, dadas las características químicas y energéticas que ahí se encuentran. Muchas especies marinas se consideran primitivas o “fósiles vivientes” ya que no han cambiado demasiado a lo largo de miles o millones de años o guardan mucha semejanza con especies que vivieron en épocas antiguas.

oceanos del mundo

Océanos en el Mundo.

Las riquezas de los océanos

Aún hoy es posible que existan especies más antiguas de lo que se cree. La vida marina es muy vasta, diversa y sorprendente. Se tiene conocimiento de que al menos 250,000 especies distintas son parte de los océanos, pero muchos biólogos creen que unas 500 mil y hasta 1 millón de especies marinas no han sido descubiertas, ya que poco menos del 5 por ciento de los océanos han sido explorados. Ya se ha logrado descender a zonas completamente oscuras, pero poco se sabe de lo que existe más allá.

Muchos biólogos creen que menos del 5 por ciento de los océanos han sido explorados.

Los investigadores creen que en las profundas cavernas de los océanos puedan existir criaturas extrañas y totalmente adaptadas a condiciones de nula iluminación. No solo se habla de grandes tipos de fauna, sino de organismos minúsculos no muy fáciles de detectar. 

Las limitantes actuales son, que muchas de esas cavidades son de difícil acceso y aún falta el desarrollo de una mejor tecnología que pueda tolerar las muy elevadas presiones de las profundidades. Este tipo de exploración resulta muy peligrosa para un ser humano, por lo que se tendría que recurrir a la ingeniería robótica avanzada. 

Contaminación de los Océanos.

Los océanos y las regiones polares (principalmente el Ártico) regulan el clima del planeta. Un océano “funciona” correctamente gracias al conjunto de factores bióticos y abióticos que lo conforman: animales, vegetación, nutrientes, luz solar, temperatura, etc., etc. Por lo tanto, la salud oceánica depende de su preservación.

Aunque los océanos brindan elementos útiles y vitales, también son proclives a padecer situaciones que perjudican su diversidad: sobrepesca, contaminación, especies marinas en peligro de extinción, etcétera. 

oceanos contaminados

Contaminación oceánica.

Los derrames de petróleo son tragedias consideradas desastres ecológicos, ya que sus consecuencias afectan a un gran porcentaje de vida marina durante mucho tiempo. 

La sobrepesca impide que especies en peligro de extinción puedan reponer sus poblaciones y que miles de animales no puedan completar su ciclo reproductivo. Además, la matanza de los principales depredadores marinos como tiburones y cetáceos, ocasiona un grave impacto en el equilibrio de la fauna marina.

No obstante, es la contaminación uno de los problemas mundiales más graves de la actualidad. Cada año, enormes cantidades de plásticos, compuestos químicos y desechos orgánicos son vertidos al mar. 

En marzo de 2018, el periódico New York Times reveló que tan solo en el océano Pacífico hay más de 87,000 toneladas de basura, siendo los plásticos y las redes de pesca los objetos más comunes de hallar. Para junio de 2019, el portal web de National Geographic anunció que cada año ocho millones de toneladas de plástico terminan en el mar. ¡No hay duda en que debemos modificar nuestros hábitos de consumo diario!

Es importante cuidar los ecosistemas acuáticos, pues su afectación tiene consecuencias para todos los seres vivos. Evitemos que dichas consecuencias sean irreversibles.

Cada 8 de Junio se celebra el Día Mundial de los Océanos, una fecha valiosa para recordar el papel tan importante que estas enormes masas de agua juegan en la vida.

Video – Los Océanos