Monte Everest

El Everest es mundialmente conocido como el pico más alto de la Tierra, lugar de reunión y aventura para los escaladores y ejemplo de belleza natural. Los nepaleses lo llaman Sagarmāthā, los chinos lo conocen como Zhūmùlǎngmǎ Fēng y los tibetanos lo han nombrado Chomolungma. Para la mayoría de las personas occidentales, es el Everest, nombre que le fue conferido en honor de George Everest, un topógrafo que estudió la geografía de la India durante el siglo XIX.

Características

Existe algo de confusión con respecto a la altura del Everest. Es completamente cierto que su pico es el punto más alto del planeta al extenderse varios metros sobre el nivel del mar, pero no es la montaña más grande ni la más alta de todas, si se considera que hay otras de mayor amplitud e incluso más altas por debajo del nivel del mar. El Mauna Kea, por ejemplo, es una montaña volcánica que mide más de 10,000 metros de altura desde su base, ubicada en el lecho marino.

Información sobre el monte Everest.

Cordillera del Himalaya vista desde el espacio. Fotografía cortesía de la NASA.

Esta montaña forma parte de la cordillera del Himalaya, situada en el sureste asiático, entre el subcontinente indio y el resto de Asia. Asentada sobre Nepal y el Tíbet (China), se eleva a 8,848-8,850 metros sobre el nivel del mar y su complejo cubre un área de aproximadamente 594,400 km2. Exhibe una forma semejante a la de una pirámide de tres caras. Debido a su altura, el aire de las partes superiores carece de oxígeno y la zona es azotada por fuertes vientos en medio de un clima helado.

Su cumbre o cima consiste  en nieve durísima rodeada de otra capa de nieve que puede reducirse o aumentar. Es un poco más alta en septiembre y en mayo su altura disminuye ligeramente. La temperatura varía con las temporadas; en enero puede llegar a -36 ºC mientras que en julio, en pleno verano, alcanza alrededor de -19 ºC. La temporada del monzón, que abarca de junio a septiembre, produce intensas tormentas con vientos de hasta 285 km/h. Por otra parte, ahí la presión atmosférica es un 30 por ciento de la que se encuentra al nivel del mar.

Unos metros más abajo de la cumbre se encuentra la “zona de la muerte”, llamada así porque la falta de oxígeno y las bajísimas temperaturas han causado varias muertes de alpinistas. A medida que la altitud se reduce, la temperatura aumenta y la capa de nieve y hielo se torna más delgada hasta que se vislumbra mejor la roca de la montaña.

Características del monte Everest.

Vista lejana del monte Everest.

Formación

El Everest está compuesto por varias capas plegadas de rocas sedimentarias y metamórficas cubiertas por hielo y nieve, apiladas a lo largo de muchos millones de años. Hablar de la formación de la montaña ineludiblemente dirige hacia la formación de la cordillera Himalaya, al ser parte de ella.

Primero es necesario remontarse al tiempo en el que Pangea era un único supercontinente en la Tierra, durante el Paleozoico tardío y el Mesozoico temprano. Hace unos 175-180 millones de años su superficie comenzó a fragmentarse como consecuencia de los movimientos internos del planeta, y hacia el Jurásico aparecieron dos grandes masas terrestres nombradas Laurasia y Gondwana. Este último estaba conformado por las actuales Sudamérica, África, Antártida, Madagascar, Australia, la Península Arábiga y el subcontinente Indio. Laurasia incluía lo que ahora es el norte de América, Europa y Asia.

Desde esta perspectiva, el subcontinente Indio estaba separado en aquella época de Asia, años después el subcontinente, ya separado de África y demás masas, comenzó a moverse hacia el norte hasta que colisionó con Asia. El choque causó la subducción de la placa Índica; el hundimiento de una placa debajo de otra debido a las diferencias de presión y temperatura fue lo que provocó que la corteza terrestre se arrugara y se formara la famosa cordillera. El Everest tiene alrededor de 60 millones de años.

Descripción del monte Everest.

Alpinistas dirigiéndose a la cima del monte Everest.

Flora y fauna

La gran altitud de la mayor parte del monte Everest impide el alojamiento de muchas especies animales y vegetales. Solo algunos animales son capaces de permanecer en superficie, pero hasta ellos tienen límites. Por ejemplo, los yaks poseen grandes pulmones que los hacen sobrevivir a lugares de hasta 6,000 metros de altitud, mientras que las chovas piquigualdas (Pyrrhocorax graculus) pueden volar a 8,000 metros. Pandas rojos (Ailurus fulgens), arañas (Euophrys everestensis y Euophrys omnisuperstes), osos negros del Himalaya (Ursus thibetanus), leopardos de las nieves (Uncia uncia), buitres y algunos pikas tampoco tienen problema en refugiarse cerca o sobre la montaña.

La flora es aun menos diversa, si bien las rocas a veces se cubren de musgos. A los 4,876 kilómetros de altitud es posible encontrar líquenes, musgos y plantas que forman cojines, pero más allá de los 5,639 kilómetros de altitud no existe vegetación en absoluto.