Coordenadas Geográficas

Las coordenadas geográficas forman parte de un sistema ampliamente utilizado para ubicar cualquier sitio del globo terrestre, a partir de números y letras. Casi todos alguna vez han escuchado o leído que la ubicación de un sitio, una persona o un objeto se encuentra a una latitud o longitud determinada.

En general, un punto es referido por estos valores: latitud y longitud; ambos son puntos sobre las líneas imaginarias llamadas paralelos y meridianos. La latitud expresa el ángulo entre el ecuador y la línea recta que pasa por el punto específico, mientras que la longitud es el ángulo al este u oeste de la Tierra con respecto a los meridianos. Recuerda: la latitud se mide “de norte a sur”, la longitud “de este a oeste” y los ángulos se miden en grados o en grados, minutos y segundos.

Un sistema de coordenadas

Las líneas imaginarias terrestres se toman como base para hacer uso de este sistema, aplicando tanto líneas verticales como horizontales que se cruzan entre sí, formando una red cuadriculada en todo el globo terráqueo sobre la que es más fácil localizar el punto. Los puntos de latitud y longitud específicos son las coordenadas geográficas.

Líneas de latitud

Los paralelos son las líneas imaginarias que permiten establecer la latitud de un sitio. Estas líneas, evidentemente paralelas al ecuador, dividen el globo en 180 partes iguales de norte a sur. Su punto de referencia, llamado “latitud cero” o “paralelo cero”, es el ecuador, la línea que parte al mundo al medio y en los hemisferios norte y sur. Cada hemisferio está dividido en 90 partes, y a su vez, cada una de estas constituye 1 grado de latitud.


La latitud abarca desde 90 grados norte (90° N) hasta 90 grados sur (90° S), según el hemisferio en el que el que se encuentre el sitio a buscar. También es posible que estas medidas se expresen con los signos positivo y negativo; así, +90° corresponde a 90° N y -90° corresponde a 90° S.

Sistema de coordenadas geográficas.

Líneas de latitud y longitud de la Tierra. / Imagen de Central Intelligence Agency.

Líneas de longitud

Gracias a los meridianos es posible determinar la longitud de un punto. Los meridianos son las líneas de longitud que dividen al globo en hemisferio occidental y oriental y cuya línea de referencia suele ser el Meridiano de Greenwich, la llamada “longitud cero”. Cualquier punto que se encuentra a la derecha de este meridiano se ubica a una longitud este, y el que se localiza a su izquierda, a longitud oeste de un mapa, si se toma en cuenta que el meridiano de Greenwich pasa a través del Observatorio Real de Greenwich, en Inglaterra.

El rango de los meridianos abarca desde 180 grados longitud oeste (180° O) a 180 grados longitud este (180° E), o +180° y -180°, respectivamente. Todos los meridianos terminan uniéndose o convergiendo en los polos norte y sur.

¿Cómo localizar un punto en el sistema de coordenadas geográficas?

Los expertos han dividido el globo terrestre en 4 cuadrantes o porciones: norte, sur, este y oeste, divididos por el ecuador y el Meridiano de Greenwich. En un mapa “cuadriculado”, es decir, dividido por los paralelos y meridianos, se expresan los valores en grados de cada línea. Por ejemplo, el ecuador y el meridiano de Greenwich representan 0°, y a partir de ellos, ya sea a la izquierda, derecha, norte y sur, los valores suben o bajan.

Por lo general, el hemisferio norte posee +30°, +60° y +90°, el hemisferio sur tiene -30°, -60° y -90°. El hemisferio occidental u oeste suele representarse mediante los valores +30°, +60°, +90°, +120°, +150° y +180°, en tanto el hemisferio oriente o este se representa con los mismos valores, pero negativos: -30°, -60°, -90°, -120°, -150° y -180°. Para localizar un punto dado es necesario medir de acuerdo con las coordenadas. Por ejemplo, si escuchas que una ciudad se encuentra en las coordenadas 30° N, 60° E, debes tomar como punto de origen la intersección (punto en que se cruzan) entre el Meridiano de Greenwich y el ecuador, y desde ahí buscar dichos números en el mapa. Para ubicaciones más precisas, cada grado se divide en 60 minutos, y cada minuto en 60 segundos. En un grado existen 3,600 segundos.