Un sitio o zona arqueológica es un espacio donde se concentra un pasado de vida humana a través de restos arqueológicos en diversas manifestaciones, donde se reúnen construcciones, materiales, objetos, restos medioambientales, entre otras pruebas de antiguos asentamientos humanos.

Existen sitios arqueológicos de gran importancia para la humanidad, ya que fueron cuna de grandes civilizaciones que sentaron las bases de muchas ciencias que conocemos y aplicamos hoy en día, como las matemáticas y la astronomía. Sus imponentes edificaciones y vestigios de compleja elaboración, los convirtió en espacios invaluables para la ciencia y para el patrimonio de la humanidad. 

Machu Picchu, Perú. Una de las 7 maravillas del mundo.

Los lugares que conforman la lista de las 7 maravillas del mundo son asombrosos: Chichén Itzá, Coliseo de Roma, Cristo Redentor, Muralla China, Machu Picchu, Petra y Taj Mahal. Sin embargo, no son los únicos que vale la pena visitar. Son numerosos los sitios que hoy conservan parte de lo que fueron poderosos imperios, prósperas ciudades o importantes centros ceremoniales y de entretenimiento, y aunque en cada uno hubo gloria y momentos devastadores, aún es posible admirar la belleza y la dedicación con la que construían cada pieza y detalle que los rodeaba.

Es interesante poder observar la vida pasada a través de vestigios arqueológicos y tratar de conectar la mente hacia aquellas épocas, donde todo lo que conocemos hoy en día era parte de una fantasía o una realidad muy lejana.

Estos son los 7 sitios arqueológicos que debes visitar.

Zona arqueológica de Pompeya.

Italia.

Aunque la ciudad más emblemática sepultada por el Vesubio en 79 d.C es Pompeya, el desastre abarcó otras poblaciones aledañas como Herculano, Oplontis y Estabia. 

Pompeya, Italia.

En dichos lugares hubo destrucción y muerte. Todo quedó sepultado bajo las cenizas generadas por el volcán Vesubio, que tras su explosión y liberación de flujo piroclástico ardiente, sus habitantes no tuvieron posibilidad de resguardarse o huir.

No fue hasta los años entre 1738 y 1748 cuando las ciudades fueron desenterradas cuidadosamente, mientras aparecían asombrosos descubrimientos por doquier. Cuerpos petrificados, pinturas de hogares, esculturas, fuentes, muros, etc., iban reconstruyendo lo que alguna vez fueron comunidades prósperas. Hoy todo esto puede observarse en visitas guiadas.

La ciudad de Pompeya es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Ciudad prehispánica de Uxmal.

México.

La aventura hacia Uxmal comienza desde el recorrido. Carreteras rodeadas de selva baja, mariposas y un clima soleado, es lo que probablemente observarás en el camino hacia la antigua ciudad maya, una de las más imponentes de la civilización. 

Uxmal, Yucatán, México.

Cada construcción es asombrosa y ha sido parcialmente restaurada para conservar la belleza de sus detalles. La Pirámide del Adivino, el Cuadrángulo de las Monjas, el Palacio del Gobernador, la Casa de las Palomas y los vestigios del juego de pelota, son estructuras que deben admirarse con mucha observación, pues resguardan grabados complejos que exhiben el modo de vida y las creencias que sus habitantes tenían en aquellos tiempos. 

Áreas naturales protegidas de México.

Uxmal y Chichen Itzá en México, así como Tikal en Guatemala, son referencias internacionales sobre la cultura maya que todo viajero debe visitar.

Monumentos históricos de la antigua Nara.

Japón.

Fue capital de Japón entre los años 710 y 784. Dentro de la ciudad se sitúan 8 lugares en puntos distintos. Las construcciones de los edificios reflejan el Japón clásico que es conocido ante el mundo, con techos curvados y triangulares, columnas y niveles que forman altas torres. Es el Japón clásico en todo su esplendor. 

Antigua Nara, Japón.

Se recomienda al menos día y medio para conocer el lugar por completo, ya que se divide en dos zonas diferenciadas. Si no es posible, vale la pena recorrer los puntos más emblemáticos como el templo Tōdai-ji y Kasuga-taisha, donde la observación de cada detalle puede tomar bastante tiempo.

Es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Valle de Qadisha.

Líbano.

Es un lugar donde se concentran los primeros monasterios cristianos del mundo. Este  Patrimonio de la Humanidad por la Unesco conserva numerosos complejos monásticos como Mar Sarkis y el Monasterio de Qozhaya. Si dichas construcciones son asombrosas, el paisaje natural donde reposan lo es aún más; muy pocos lugares en el mundo ofrecen lo que el valle de Qadisha.

Valle de Qadisha, Líbano. / Autor: Yellaban. Imagen de Dominio Público.

Las estructuras se hallan en medio de un hermoso paisaje de laderas de roca accidentada y abundante vegetación, la cual pertenece al Bosque de los cedros de Dios. Este bosque proveía la madera que se utilizó para construcciones navales y edificios religiosos de babilónicos y persas, entre otras dinastías.

Grutas de Ellora.

India.

Algunos lo llaman grutas y otros templos de Ellora. Es una muestra de la India antigua que se extiende por 2 kilómetros conformados por 34 cuevas y otros templos contiguos. Las paredes y muros son quizá los detalles que lo hacen un lugar único, ya que poseen esculturas y relieves delicadamente elaborados y de una sola pieza, al igual que frescos que recrean escenas mitológicas.

Grutas de Ellora, India.

Es un recorrido donde existen sorpresas hacia cualquier dirección donde se mire, al mismo tiempo que el entorno envuelve en una atmósfera medieval. Conserva 17 santuarios  hinduistas, 12 budistas y 5 jainistas que datan de los siglos VII a XI.

También es Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco.

Prambanan.

Indonesia.

Es un gran complejo monumental de templos hindúes construidos en el siglo X como culto a las deidades principales del hinduismo: Shiva, Vishnú y Brahman.  En 1991 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y a partir de entonces, recibe a un extenso número de turistas año con año.

Prambanan, Indonesia.

Las estructuras se caracterizan por ser muy altas, verticales y triangulares, con techos en punta y totalmente grabados de inicio a fin, logrando un panorama muy bien estructurado, complejo y asombroso. Existe un imponente edificio central de 47 metros de altura que está rodeado de más de 200 edificios de diferentes alturas y tamaños. Sin duda, un lugar que ningún viajero olvida.

Delfos.

Grecia.

Delfos es un yacimiento arqueológico en Grecia que armoniza el paisajismo natural con un entorno sagrado. Este lugar fue considerado como el “ombligo del mundo” y los habitantes de todo estrato social acudían al templo de Apolo para consultar decisiones de importancia, especialmente para cuestiones políticas, bélicas y religiosas.

Delfos, Grecia.

Se hallaron frescos, objetos, esculturas e importantes ofrendas que son exhibidos en el Museo Arqueológico de Delfos, pero los que visitan el antiguo santuario, podrán observar construcciones y edificios que conservan la belleza de los detalles arquitectónicos de la época. Un lugar emblemático para sentir de cerca la clásica cultura griega.

Valle Sagrado de los Incas.

Perú.

Es considerado Patrimonio Cultural de la Nación.

Sin duda, Machu Picchu es el lugar más emblemático del Valle sagrado de los incas, pero existen otros lugares que complementan el recorrido histórico y que sin duda aportan una experiencia única que combina historia con naturaleza.

Ollantaytambo, Valle Sagrado de los Incas, Perú.

Este lugar está constituido por varios sitios arqueológicos y pueblos modernos como Písac, Sacsayhuamán, Ollantaytambo, Moray, así como sembradíos en pendientes con hermosas vistas panorámicas. Vale la pena recorrer, observar detalles, escuchar hechos históricos y capturar fotografías que conserven la esencia de estos escenarios únicos en el mundo.

Itchan Kala.

Uzbekistán.

Quizá Uzbekistán no sea uno de los países más visitados por el turismo internacional, pero para el viajero que desea disfrutar destinos fuera de lo común, Itchan Kala es una excelente opción.

Itchan Kala, Uzbekistán. / Imagen de Doron. Este archivo se encuentra bajo la licencia Creative Commons Genérica de Atribución/Compartir-Igual 3.0.

Se trata de una villa amurallada en cuyo interior se conservan piezas arquitectónicas de exquisita elaboración. La combinación de color arena con varias tonalidades de azul, le aportan una elegancia que está presente en cada uno de los recintos y construcciones. Es decir, tanto los enormes muros, como la arquitectura y las paredes del interior, resguardan una belleza sin igual. Un sitio que transporta al pasado en los primeros segundos.

Áreas naturales protegidas de Asia.

El lugar conserva 50 monumentos históricos y 250 antiguas casas que datan de los siglos XVII al XIX. 

Monumentos de Nubia.

Egipto.

No es posible hablar de sitios arqueológicos sin mencionar Egipto. Los Monumentos de Nubia comprenden varios templos y santuarios de un tamaño impresionante. Es considerado un museo al aire libre y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1979.

Templo Mayor de Abu Simbel.

El sitio incluye el templo Abu Simbel, la antigua población de Amada, el pueblo egipcio Uadi Sebua, el templo de Kalabsha, el templo de Isis de File, las tumbas del Imperio Antiguo y Medio, las ruinas de la ciudad de Elefantina, las canteras de piedra y obelisco, el monasterio de San Simeón y el cementerio islámico. El recorrido perfecto para los amantes de la cultura egipcia.

Sitios Arqueológicos que debes visitar (Video).

Fuente

whc.unesco.org/es/list/