Avalancha

Definición de avalancha

¿Con qué asocias la palabra avalancha? ¿Con nieve, verdad? Ciertamente, una avalancha o alud es “una gran masa de nieve que se derrumba de los montes con violencia y estrépito”, según una de las acepciones de la Real Academia Española de la Lengua.

Las avalanchas se caracterizan por el flujo rápido de nieve, rocas, hielo, tierra y otros materiales por una superficie inclinada o mejor dicho, por la ladera de una montaña. Son uno de los eventos naturales más impresionantes y peligrosos que pueden ser vistos; al mismo tiempo, su increíble fuerza es frecuentemente mortal. Pueden deslizarse mucho más rápido que los más expertos esquiadores y sepultar personas, animales y objetos.

Se caracterizan por el flujo rápido de nieve, rocas, hielo, tierra y otros materiales por la ladera de una montaña.

Si una gran masa débil o inestable de nieve choca con una pendiente y cae, su velocidad aumenta a medida que se desliza hacia abajo, ocasionando un fuerte ruido y una enorme nube de partículas de hielo y nieve que se diseminan en el aire. Mientras va cuesta abajo aumenta la cantidad de nieve, lo que puede hacerle pesar alrededor de 1 millón de toneladas. Como lo viste en televisión.

Causas de las avalanchas

Una avalancha no es una avalancha sin nieve, una superficie inclinada y un detonante. Por lo general, las avalanchas “nacen” en las laderas de las montañas que tienen un ángulo de 25-60 grados con respecto al suelo y durante o 24 horas después de una tormenta que añade unos 30 centímetros de nieve a la capa superior.

diagrama de una avalancha

Las uniones entre las capas de nieve suelen ser débiles, pero hay una capa que es particularmente inestable. El detonante puede ser un cambio abrupto del clima, la caída de un árbol, un sismo y ruidos fuertes (muy, pero muy rara vez, el disparo de un arma). Algunas veces, los mismos esquiadores originan una avalancha.

Posteriormente, la avalancha crece a su paso por la pendiente y al llegar al suelo se compacta.

Tipos de avalanchas

Las avalanchas se clasifican según su intensidad y otras características, pero pueden mencionarse los siguientes tipos más comunes:

-Avalanchas de placa. Ocurren si la capa débil de la nieve que se encuentra en la zona inferior se rompe y una  gran zona de nieve se desliza por la ladera.

-Avalanchas de nieve húmeda. La nieve se desplaza a baja velocidad, pero suele ser muy densa.

-Avalanchas de nieve en polvo. Se forma una gran nube de polvo de nieve que se desliza a rápida velocidad y recorre distancias largas.

Efectos de las avalanchas.

Instante en el que se presenta una avalancha.

Efectos de las avalanchas

Además de poder para sepultar bajo nieve grandes extensiones de terreno, pueden destruir la naturaleza que se encuentra debajo de la ladera. Aunque suene extraño o inconexo, después de una avalancha es posible que sople un viento fuerte ya que el aire se comprime. Ahora bien, sus efectos tangibles son el derrumbe de árboles, el barrido de los vehículos cercanos y la destrucción de edificios.

El peligro que entrañan las avalanchas suele ser magnánimo cuando las personas (frecuentemente esquiadores) se hallan en zonas aledañas o directamente sobre la nieve. Como es poco factible su prevención, la persona puede verse sorprendida y si la velocidad de la nieve es rápida corre peligro de muerte.

En corto

-El 93 por ciento de las víctimas de avalanchas sobreviven si se les rescata en un período máximo de 15 minutos.

-Cada año mueren alrededor de 150 personas por avalanchas.

-Durante la Primera Guerra Mundial, las avalanchas mataron a más soldados que el gas venenoso.

-Las avalanchas son más frecuentes durante invierno y primavera.