Volcán Mauna Loa

Autor de la imagen principal: Madereugeneandrew

Características


Es uno de los volcanes más grandes de la Tierra, y uno de los 5 que se encuentran en la isla de Hawái. Su nombre significa “montaña larga” en el idioma hawaiano. Se le considera el volcán más grande la Tierra en cuestión de área y volumen, pues su vecino Mauna Kea lo sobrepasa en altura.

Los antiguos hawaianos tenían algunas historias sobre el Mauna Loa, al que consideraban sagrado. Cubre una superficie de unos 5,271 kilómetros cuadrados y tiene un ancho de aproximadamente 120 kilómetros. Debido a estas dimensiones, el volcán cubre casi la mitad del área de la isla de Hawái. Sobre el nivel del mar, se erige a una altura de unos 4,169-4,170 metros. Su volumen aproximado es de 75-80,000 kilómetros cúbicos.

Se le considera el volcán más grande la Tierra en cuestión de área y volumen.

Es un volcán en escudo, un tipo caracterizado por ser resultado de continuos flujos basálticos que emanaron de antiguas erupciones volcánicas. Asimismo, es uno de los más activos de la Tierra, pues a lo largo de su historia ha hecho erupción en más de 100 ocasiones. Con base en su actividad y su cercanía con poblaciones humanas, está incluido en el proyecto Volcanes de la Década (Decade Volcanoes), por lo que es objeto de continua investigación.

El Mauna Loa presenta forma de cúpula; en su cumbre se encuentra una caldera llamada Mokuʻāweoweo, la cual tiene una profundidad de 183 metros. Posee 4 cráteres de subsidencia formados por el colapso de la superficie situada encima de una cámara de vacío. Estos cráteres son: Lua Hohonu, Lua Hou, Lua Poholo, y South Pit. Los dos primeros se ubican al suroeste de la caldera.

Formación

Las islas hawaianas fueron creadas como consecuencia del movimiento de la placa del Pacífico sobre un punto caliente durante el curso de los últimos 30 millones de años. El Mauna Loa es el segundo más joven de los volcanes de la isla de Hawái.

Erupciones del volcán Mauna Loa.

Vista aérea del Mauna Loa. / Autor: Earth Sciences and Image Analysis, NASA.

El Mauna Loa es el segundo más joven de los volcanes de la isla de Hawái.

Comenzó como un volcán submarino hace 600,000 mil años-1 millón de años. Sin embargo, esta estimación no es exacta, pues pudo empezar a formarse tan pronto como hace 500,000 años. Después de prolongadas erupciones, emergió del fondo del océano unos 400,00 años atrás, pero su ritmo de crecimiento ha disminuido desde hace 100,000 años.

La lava fluida del Mauna Loa ha permitido que cubra un área muy grande, algo característico de los volcanes en escudo. Además, la gran presión del agua sobre este tipo de volcanes impide que adquieran mucha altura. Una vez que su punta alcanza la superficie del océano y se alivian un poco de la presión, son capaces de hacer violentas erupciones y experimentar una nueva etapa de crecimiento. En realidad, este volcán se encuentra en la etapa de formación de un volcán en escudo.

Erupciones

Actualmente no hay constancia escrita sobre las erupciones que ocurrieron antes de la llegada de los europeos a la zona, pero gracias a los estudios científicos se ha identificado un historial bastante largo. Se cree que su primera erupción data de hace 1 millón a 700,000 años; a partir de entonces los continuos eventos ocasionaron que obtuviera volumen y altura. Un 98 por ciento de la superficie del volcán está formado por lava que corrió hace más o menos 10,000 años.

Un 98% de su superficie está formado por lava que corrió hace más o menos 10,000 años.

El Programa de Vulcanismo Global del Instituto Smithsoniano ha contabilizado al menos 109 erupciones confirmadas. La primera erupción bien documentada procede del año 1843, y desde entonces ha expulsado material interno más de 35 veces. Sus erupciones son del tipo hawaiano, ocurridas en la cumbre o en alguna de las grietas, y en promedio, el volcán Mauna Loa ha entrado en erupción una vez cada 6 años.

Pese a que las erupciones hawaianas no suelen ser altamente destructivas, algunas del volcán Mauna Loa no han sido precisamente tranquilas. El flujo de la erupción de 1855 fue muy abundante, pero fue superado por el de 1859.  En adición, el evento de 1868 ocasionó el terremoto más intenso que se ha registrado en Hawái.