Mareas

Definición de mareas

Las mareas son aquellos descensos y crecidas del nivel del agua del mar. Seguramente te has dado cuenta de esto, ya que es un fenómeno común y de fácil visualización. Durante un tiempo un bote permanece flotando cerca de la orilla del mar, y después de unas horas, el bote descansa sobre la arena. Cuando esto ocurre se dice que la marea bajó, y cuando sucede lo contrario, se dice que la marea está alta.

Existen 2 tipos de mareas: marea alta o pleamar, y marea baja o bajamar.

Son 4 etapas del proceso de las mareas:

1. El nivel del mar se eleva paulatinamente durante varias horas.

2. El nivel del agua alcanza su nivel más alto.

3. El nivel del agua desciende poco a poco durante varias horas.

4. El agua deja de descender y alcanza su nivel más bajo.

Las mareas no se presentan únicamente en los océanos, pueden ser provocadas en otros sistemas de agua siempre y cuando se den las condiciones necesarias.

Tipos de mareas

Existen 2 tipos de mareas: marea alta o pleamar, y marea baja o bajamar. Asimismo, las mareas pueden ser semidiurnas o diurnas. Las mareas diurnas corresponden a 1 ciclo de marea por día, es decir, a 1 bajamar y 1 pleamar, y las semidiurnas corresponden a 2 pleamares y 2 bajamares por día.

Las mareas dependen de la fuerza gravitacional de la Luna.

Las mareas dependen de la fuerza gravitacional de la Luna.

Causas de las mareas

El fenómeno de las mareas fue objeto de varias teorías hasta que en 1687, Sir Isaac Newton declaró y explicó que las mareas son resultado de la atracción gravitacional. Pero vayamos por partes.

Hay una serie de factores que influyen sobre las mareas, y se les denomina componentes de las mareas. Pueden ser la rotación de la Tierra, la posición de la luna y el Sol con respecto a nuestro planeta, la elevación de la luna sobre el ecuador y la profundidad del agua. Así, la duración de las mareas y su amplitud dependen de dichos componentes, y pueden durar desde horas hasta años.

Mientras mayor es la masa de los objetos, y mientras más cercanos estén, la fuerza gravitatoria se acrecienta. Este es el principio básico para comprender la causa de las mareas. Ahora bien, es la atracción gravitacional de la luna sobre la Tierra el principal componente:

-La atracción gravitacional de la luna es tan fuerte que “tira” de los océanos, formando un bulto. Esto es más fuerte en el lado terrestre que da la cara de frente hacia la luna porque es la parte en que Tierra y luna están más cerca.

-La fuerza de la inercia (propiedad para permanecer en reposo o en movimiento) intenta mantener el agua en su nivel normal. La Tierra también gira, y mientras esto sucede, se genera una fuerza centrífuga que ocasiona que los océanos sobresalgan en el lado contrario al de la luna.

-La inercia sobrepasa la atracción gravitatoria y en suma, se crean dos protuberancias de agua que se alinean con la luna en tanto la Tierra gira.

Los océanos sobresalen 2 veces en 1 período cuando se encuentran en el lado de la Tierra más cercano a la luna, y otra vez cuando están en el lado más alejado del satélite. En las zonas costeras, existe una marea alta cada 12 horas con 25 minutos aproximadamente. Si la luna está arriba de tu cabeza y te encuentras en la costa, debes presenciar una marea alta.

Las mareas son esenciales para generar energía mareomotriz mediante turbinas u otros métodos y consecuentemente, generar energía eléctrica. La energía mareomotriz (de las mareas) es un tipo de energía renovable y contribuye a la sustentabilidad. Son también importantes para la navegación marítima y es por eso que figuran en las cartas náuticas, indicando la dirección y la velocidad que se deben seguir durante las mareas.

En corto

-Los tsunamis, a menudo referidos como ondas de marea, no están relacionados con las mareas.

-Existen estaciones de medición de mareas que las miden, describen y predicen.