Las Estaciones de la Tierra

Una persona aprende desde pequeña que existen 4 estaciones: primavera, verano, otoño e invierno, cada una diferente de la otra. Por lo regular, se sabe que en primavera las plantas florecen, que el verano es caluroso, que durante otoño caen las hojas de los árboles y que en invierno hace mucho frío y puede nevar.

Las estaciones son cambios en el clima que se producen cada año en el hemisferio norte y el hemisferio sur. Estas estaciones se repiten todos los años de forma bastante regular, y es por eso que es relativamente fácil identificar cada una. Pero, ¿sabes por qué se producen?

El eje de la Tierra no es vertical, sino que está inclinado en un ángulo de aproximadamente 23.5 grados.

La razón está básicamente en el movimiento de rotación de la Tierra. El planeta está dividido por una línea imaginaria llamada “ecuador”, que lo atraviesa de forma horizontal por el centro, y lo divide en hemisferio norte y hemisferio sur. Además, su eje de rotación, línea imaginaria que lo atraviesa de polo a polo, lo divide en su parte oriental y su parte occidental, y dado que está inclinado, la Tierra también lo está ligeramente.

Como el eje no es completamente vertical, los rayos solares se proyectan sobre la Tierra de manera diferente durante el transcurso de la traslación. Importante: el eje está inclinado en un ángulo de aproximadamente 23.5 grados, y siempre apunta hacia la misma dirección.

Ahora, imagina una imagen en la que la Tierra está ligeramente inclinada hacia la derecha y que directamente a su izquierda se encuentra el Sol. Dada esta posición, los rayos solares se dirigen directamente hacia abajo, en el hemisferio sur, por lo que este se encuentra en verano. Mientras, el hemisferio norte recibe los rayos de forma más ligera, así que experimenta el invierno. Por el contrario, cuando el eje de la Tierra apunta hacia el lado del Sol, el hemisferio norte recibe directamente los rayos, así que se encuentra en verano mientras que en el hemisferio sur es invierno.


Para comprender primavera y otoño, debes saber que el eje de rotación apunta en esas épocas a unos 90 grados de distancia del Sol, por lo que este proyecta sus rayos de forma uniforme en ambos hemisferios. En marzo, el norte comienza a experimentar la primavera mientras que en el sur es otoño, y a partir de septiembre comienza el otoño al norte del ecuador y la primavera al sur.
Características de las 4 estaciones del año

Otoño en Alaska

Descripción de las estaciones

En los Polos solo hay dos estaciones: verano e invierno.

Una persona que vive en una zona ecuatorial sabe que su invierno no es igual al de una persona que vive en Canadá, por ejemplo. Una estación no presenta las mismas características en todas partes, y algunas regiones pueden experimentar más o menos estaciones.

En las zonas templadas y subpolares se observan las típicas 4 estaciones, pero en las regiones ecuatoriales únicamente se perciben de 2 a 3 temporadas: una lluviosa, una seca o una fría/templada. En los Polos solo hay dos estaciones: verano e invierno. Por su parte, algunas zonas del sur del continente asiático precisan hasta 6 temporadas.

Primavera

En las regiones al norte del ecuador, la primavera comienza alrededor de marzo, cuando el Sol brilla de forma similar en los hemisferios norte y sur. La longitud del día y la noche es similar, cada uno con unas 12 horas.

El clima primaveral es cálido y ligeramente húmedo, lo que propicia que se derrita la nieve del invierno y que muchos animales salgan de su estado de hibernación.

Verano

El verano se experimenta cuando los rayos solares se dirigen hacia la Tierra en un ángulo pronunciado puesto que el eje terrestre apunta hacia el Sol. El período veraniego inicia en junio en las zonas al norte del ecuador, si bien alrededor de este mismo mes corresponde al invierno de las regiones al sur del ecuador.

Las temperaturas de esta estación suelen ser las más altas del año, y mientras algunas partes del mundo reciben gran cantidad de precipitaciones, otras pasan por sequías y olas de calor.

Estaciones del año

1. Primavera – 2. Verano – 3. Otoño – 4. Invierno

Otoño

El otoño inicia en torno a septiembre en las zonas del hemisferio norte, cuando al sur del ecuador se experimenta la primavera.

Las temperaturas descienden, las hojas de los árboles comienzan a caer y algunos animales comienzan a preparase para la época invernal, cuando sus fuentes de alimento pueden escasear.

Invierno

Los rayos solares golpean la Tierra en un ángulo pequeño, en tanto el eje de rotación apunta en dirección opuesta al Sol. Entonces, el norte del ecuador experimenta el invierno, y el sur pasa por el verano.

Durante el invierno los días tienden a ser más cortos y las noches más largas.

Esta estación suele iniciar en diciembre. Los días tienden a ser más cortos y las noches más largas, y un clima frío domina el tiempo. Algunas zonas ven caer nieve o lluvia helada, y ciertos animales hibernan o modifican sus características físicas para soportar las condiciones. Por ejemplo, mamíferos como los zorros y las liebres árticas mudan su pelaje gris a uno blanco, que les permite, entre otras cosas, camuflarse con su entorno nevado.