Meteorología

Cirros: qué son, cómo se forman, tipos y significado

 
Josefina Bordino
Por Josefina Bordino, Licenciada en Recursos Naturales y Diplomada en Gestión Integral del Cambio Climático. Actualizado: 17 junio 2024
Cirros: qué son, cómo se forman, tipos y significado

Los cirros son un tipo de nubes altas, delgadas y fibrosas, compuestas por cristales de hielo, formadas entre 5.000 y 13.000 metros. Se crean cuando el aire húmedo asciende, se enfría y el vapor de agua se sublima. Tipos incluyen cirrus fibratus, uncinus, spissatus, castellanus y floccus. Pueden indican cambios meteorológicos, como la aproximación de frentes cálidos o sistemas de baja presión, y afectan el clima al reflejar la luz solar y retener el calor terrestre. Aprende todo sobre qué son los cirros, cómo se forman, sus tipos y su significado en este post de GEOenciclopedia.

Índice
  1. Qué son los cirros
  2. Cómo se forman los cirros
  3. Tipos de cirros
  4. Significado de los cirros en la meteorología

Qué son los cirros

Los cirros son un tipo de nube alta en la atmósfera terrestre que se forman a grandes altitudes, generalmente entre 5.000 y 13.000 metros (16.500 a 42.500 pies) sobre el nivel del mar. Se caracterizan por su apariencia delgada, fibrosa, blancas y brillantes y se presentan en formas como filamentos, bandas o mechones sueltos, a menudo semejante a plumas. Su nombre proviene del latín "cirrus", que significa "rizo" o "mechón de cabello", reflejando su aspecto delicado y etéreo.

Qué son los cirrostratos

Los cirrostratos son un tipo de nube delgada y extensa, cubriendo grandes áreas del cielo con una apariencia translúcida y lechosa. Compuestas principalmente por cristales de hielo, los cirrostratos suelen crear un efecto visual conocido como halo alrededor del sol o la luna.

Qué son los cirrocúmulos

Los cirrocúmulos son nubes altas que se presentan como pequeñas masas blancas o grupos de nubes con una apariencia granulada muy pequeña. Están compuestos principalmente por cristales de hielo y ocasionalmente por gotas de agua superenfriada. Estas nubes tienen un patrón característico que puede parecerse a una piel de pez o a un campo de ovejas, lo que les da un aspecto distintivo en el cielo.

Cirros: qué son, cómo se forman, tipos y significado - Qué son los cirros

Cómo se forman los cirros

Los cirros se forman a altitudes muy altas en la atmósfera, generalmente entre 5.000 y 13.000 metros sobre el nivel del mar. A estas alturas, las temperaturas son extremadamente bajas, generalmente por debajo de -20 °C, lo que provoca que el vapor de agua se congele y forme cristales de hielo en lugar de gotas de agua líquida. A continuación, resumiremos el proceso de formación de los cirros:

  1. Ascenso del aire húmedo: el proceso comienza cuando el aire húmedo asciende en la atmósfera debido a varios factores, como corrientes de convección, frentes meteorológicos o montañas que obligan al aire a subir.
  2. Enfriamiento adiabático: a medida que el aire asciende, se expande debido a la menor presión atmosférica a mayores altitudes. Esta expansión provoca un enfriamiento adiabático, donde la temperatura del aire disminuye sin que se intercambie calor con el entorno.
  3. Condensación del vapor de agua: cuando la temperatura del aire desciende lo suficiente, alcanza su punto de rocío y el vapor de agua comienza a condensarse en diminutas partículas de polvo o aerosoles presentes en la atmósfera, formando pequeñas gotas de agua o cristales de hielo.
  4. Formación de cristales de hielo: a altitudes de 5.000 a 13.000 metros, las temperaturas son muy bajas, generalmente por debajo de -20 °C, lo que favorece la formación de cristales de hielo en lugar de gotas de agua líquida.
  5. Agregación de cristales: los cristales de hielo pueden agregarse para formar estructuras más grandes, dando a las nubes cirros su característico aspecto fibroso y filamentoso.
  6. Dispersión y extensión: los vientos fuertes en las capas altas de la atmósfera dispersan y estiran los cristales de hielo en largos filamentos, creando la apariencia delgada y plumosa de los cirros.
  7. Distribución horizontal: los cirros se extienden horizontalmente en la atmósfera debido a las corrientes en chorro y otros patrones de viento, cubriendo grandes áreas del cielo con sus estructuras ligeras y delicadas.
  8. Apariencia visual: la alta reflectividad de los cristales de hielo en los cirros les da un brillo blanco brillante y su delgadez permite que la luz solar se disperse, produciendo a menudo halos alrededor del sol o la luna.

Tipos de cirros

Los cirros son nubes altas compuestas por cristales de hielo y presentan diversas formas que dependen de las condiciones atmosféricas. A continuación, brindaremos la clasificación de los cirros:

  • Cirrus fibratus: son los más comunes y se presentan como filamentos delgados y extendidos. Parecen fibras estiradas a lo largo del cielo. Su apariencia es delgada y casi transparentes, sin estructura en forma de gancho.
  • Cirrus uncinus: tienen un extremo en forma de gancho o coma, lo que les da una apariencia de coma invertida, que a menudo señala la dirección del viento en altura. Resultan de la sublimación del hielo en las puntas, formando estructuras curvas.
  • Cirrus spissatus: son más densos y opacos que otros cirros y se desarrollan en áreas de alta humedad y pueden asociarse con sistemas de tormentas. Su apariencia es más gruesas y densas, a veces bloquean la luz solar parcial o totalmente.
  • Cirrus castellanus: presentan estructuras verticales que se asemejan a torres o castillos. Se forman en condiciones de inestabilidad atmosférica, donde el aire cálido asciende rápidamente. Su apariencia es de torres o castillos que se elevan desde la base de la nube.
  • Cirrus floccus: aparecen como pequeños cúmulos dispersos, cada uno con una base plana y un pequeño penacho en la cima. Pueden apreciarse como pequeños cúmulos dispersos con bases planas y puntas fibrosas.
Cirros: qué son, cómo se forman, tipos y significado - Tipos de cirros

Significado de los cirros en la meteorología

En meteorología, los cirros desempeñan un papel importante en la predicción del tiempo. Su presencia y características pueden proporcionar valiosa información sobre las condiciones atmosféricas actuales y futuras. En adelante, veremos qué indican las nubes cirros:

Indicadores de tiempo

  • Aproximación de frentes y sistemas de baja presión: los cirros a menudo preceden a frentes cálidos y sistemas de baja presión. Su aparición puede indicar la llegada de un cambio en el tiempo, como un aumento de la nubosidad y la posibilidad de precipitaciones dentro de las próximas 24 a 48 horas.
  • Estabilidad atmosférica: los diferentes tipos de cirros pueden reflejar la estabilidad en las capas altas de la atmósfera. Por ejemplo, los cirrus castellanus indican inestabilidad, lo que puede preceder a la formación de tormentas.

Regulación térmica

  • Efecto de albedo: los cirros reflejan parte de la radiación solar de vuelta al espacio, ayudando a moderar las temperaturas diurnas.
  • Efecto invernadero: al mismo tiempo, retienen el calor terrestre durante la noche, contribuyendo a un ligero efecto invernadero que ayuda a mantener las temperaturas nocturnas.

Ahora que ya sabes qué son los cirros y cómo se forman, descubre en este artículo el Mar de nubes: qué es y dónde hay.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cirros: qué son, cómo se forman, tipos y significado, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Meteorología.

Bibliografía
  • Organización Meteorológica Mundial. Atlas Internacional de Nubes. Conceptos consultados: cirrus, cirrostrato, cirrocúmulos, especies. https://cloudatlas.wmo.int/es/clouds-genera-cirrus.html
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Cirros: qué son, cómo se forman, tipos y significado