Cordilleras

Características

Una cordillera se conforma por una serie de montañas geológicamente enlazadas entre sí y geográficamente muy juntas. Muchas de las más destacadas montañas del mundo forman parte de cordilleras, tal como el Everest está contenido en el Himalaya y el Aconcagua en los Andes, que conforman la cordillera más larga  de las tierras emergidas del mundo.

Las cordilleras resultan, por lo general, del movimiento de las placas tectónicas de la Tierra, pero su formación implica otros procesos complejos y de larga duración. Por su tamaño, forma y aspecto impresionante no pasan desapercibidas al ojo común, pero las cordilleras también están presentes bajo el océano y pueden hallarse en casi cualquier región del mundo. En realidad, algunas de las más largas y altas cordilleras del mundo se encuentran ocultas bajo las aguas, pero los científicos han logrado identificar muchas de ellas.

Lo cierto es que, por su origen geológico, las cordilleras suelen estar en regiones de alta actividad sísmica y volcánica. Las más jóvenes están asociadas al Cinturón de Fuego del Pacífico o al Cinturón Alpino, mientras que algunas de las más famosas, como las de los Urales y los Apalaches, no tienen relación directa con estas regiones.

Montes Apalaches
Montañas del Cáucaso
Cordillera del Himalaya
Cordillera de los Andes
Los Alpes
Montañas rocosas
Montes Cárpatos

Formación

El proceso de formación de una cadena montañosa no es muy diferente del de las montañas solitarias, pero tiene sus propias características. Muchas de las cordilleras más grandes se desarrollan debido al choque entre las placas tectónicas cuando estas convergen entre sí.

Se conoce como orogénesis al proceso mediante el cual, por medio de fuerzas y eventos geológicos que resultan del movimiento de las placas tectónicas, la litosfera de la Tierra se deforma y aparecen montañas y cordilleras. Los límites de las placas tectónicas son lugares de alta actividad sísmica; a medida que se mueven, pueden acercarse entre sí y llegar a chocar unas con otras. Cuando las placas hacen esto, los límites de la corteza comienzan a apretarse y engrosarse cada vez más en una región extensa. Poco a poco aparecen pliegues que pueden crecer mucho. Si la colisión abarca un área amplia, aparecen varias montañas, formando una cordillera o un sistema de montañas.

Pero no todo termina una vez formados los pliegues o elevaciones. Muchos agentes de la Tierra se encargan de modelar la superficie de las montañas, dotándolas de tamaño y forma específicos. En las altas elevaciones, en la cumbre de las montañas se depositan capas de nieve, que durante el transcurso de miles a millones de años pueden devenir en la creación de glaciares. Cuando estos corren hacia abajo por la pendiente, ejercen fuerza sobre el lecho de roca, tallándola y creando valles, circos y otras formaciones.

En elevaciones más bajas, un flujo de agua puede llevar parte del lecho de roca a terrenos planos y hasta el mar, lo cual deja parte de la base rocosa de las montañas a la intemperie, hecho que favorece la alteración química del material. Y además, no puede olvidarse que las rocas de cualquier montaña están expuestas a los agentes geológicos externos, en algunas partes más que en otras, y esto modifica su forma en alguna medida. A veces, intensos movimientos sísmicos son capaces de cambiar considerablemente desde su forma hasta su tamaño, como ocurrió en 1980 en el volcán Santa Helena.

Por lo regular, las rocas de las cordilleras más grandes muestran ondulaciones y pliegues, y se encuentran apiladas unas sobre otras. Esto indica una profunda compresión de la corteza terrestre. Las montañas Rocosas, los Andes, el Himalaya y los Alpes son ejemplos de cordilleras formadas por plegamiento de la corteza.

Cordilleras del mundo.

Las sierras son subconjuntos o subgrupos de cordilleras más grandes.

Tipos

Las cordilleras pueden dividirse según su estructura o forma. Muchas tienen una estructura de árbol o arborescente, es decir, con las montañas distribuidas como si formaran parte de ramas; en algunas se desprenden otras pequeñas cordilleras como subrangos. Es el caso de las Montañas Blancas y la Cordillera Azul, subrangos de la cordillera de los Apalaches.

Aquellas cordilleras cuyas montañas están alineadas una detrás de otra son cadenas montañosas en el sentido estricto de la palabra. Las sierras, por otra parte, son subconjuntos o subgrupos de cordilleras más grandes, cuyas cumbres pueden presentar una forma muy irregular.

En corto

-Las montañas están presentes en alrededor del 75 por ciento de los países del mundo, pero no todos tienen cordilleras.

-De acuerdo con el Servicio Nacional Oceánico y Atmosférico (NOAA, por sus siglas en inglés), la cordillera más larga de toda la Tierra es una dorsal mediooceánica que se extiende a través de 40,389 millas (65,000 kilómetros).

-Las montañas Rocosas constituyen la mayor cordillera de Norteamérica.

Conoce las cordilleras más importantes del mundo.

 

 

 

Fuentes

https://en.wikipedia.org/wiki/Mountain_range

http://science.nationalgeographic.com/science/earth/surface-of-the-earth/mountains-article/

http://www.pbslearningmedia.org/resource/ess05.sci.ess.earthsys.tectonic/tectonic-plates-earthquakes-and-volcanoes/

http://oceanexplorer.noaa.gov/edu/learning/welcome.html

(2009). The New Children’s Encyclopedia. DK Publishing.

Robert Dinwiddie, Simon Lamb, Ross Reynolds. (2011). Violent Earth. DK Publishing.