Geología

Tipos de fosilización

 
Victoria Munilla Giménez
Por Victoria Munilla Giménez, Licenciada en Geología. 31 julio 2023
Tipos de fosilización

Los tipos de fosilización son: carbonización, mineralización, piritización, silicificación, carbonatación, fosfatación, momificación, gelificación y preservación en brea y ámbar. El proceso de fosilización es un acontecimiento compuesto por infinidad de variables que se resumen en diferentes tipos. Según los factores que actúen en el medio, los restos que se conserven y el tiempo que transcurra, proporcionan resultados diferentes que enriquecen el registro fósil.

En este aspecto, la tafonomía se coloca como la ciencia responsable de explicar el proceso de fosilización y más concretamente, las características de los diferentes mecanismos de preservación. Gracias a ello, podemos clasificar los vestigios encontrados según los tipos de fosilización que han sufrido. ¡Para aprender más, sigue leyendo este artículo de GEOenciclopedia!

También te puede interesar: Fósiles: qué son, cómo se forman y tipos
Índice
  1. Carbonización
  2. Mineralización
  3. Piritización
  4. Silicificación
  5. Carbonatación
  6. Fosfatación
  7. Momificación
  8. Gelificación
  9. Preservación en brea y ámbar

Carbonización

Se trata de un proceso de fosilización donde la materia orgánica aumenta su concentración en carbono, al mismo tiempo que varía su estructura durante el enterramiento. Según avanza la diagénesis, los valores de presión y temperatura cambian, y la materia orgánica se degrada perdiendo oxígeno e hidrógeno dando compuestos como humus, sapropeles, hidrocarburos y carbones. Cada compuesto orgánico posee una resistencia diferente a la carbonización lo que permite establecer una escala con el siguiente orden: quitina, celulosa, lignina, suberina, cutina y esporopolenina. Existen amplios ejemplares fósiles de este grupo, ya que se trata de un tipo de fosilización abundante y con un indudable interés económico.

Tipos de fosilización - Carbonización

Mineralización

La mineralización es un proceso de preservación de los tejidos o el contorno del organismo a través de la sustitución de sus partes orgánicas por una fase mineral. El proceso de fosilización por estos mecanismos se incentiva con el propio proceso de descomposición de la materia orgánica que proporciona los elementos químicos necesarios para su desarrollo. Según el material resultante, la mineralización recibe otros nombres.

Tipos de fosilización - Mineralización

Piritización

Consiste en la sustitución del organismo por pirita o marcasita. Este mineral debe su formación a la actividad bacteriana en ambientes marinos con litologías de grano fino. Se localiza en la parte inmediatamente inferior a la interfase sedimento-agua. En este ambiente, las bacterias reductoras descomponen la materia orgánica y expulsan cantidades importantes de azufre. Durante ese proceso de degradación orgánica también se producen compuestos como el sulfuro de hidrógeno (SH2).

Al combinarse con compuestos de hierro del ambiente, el SH2 da una serie de compuestos entre los que destacan el monosulfuro de hierro (FeS). Esta sustancia química reacciona con el azufre para precipitar la pirita que sustituirá al resto orgánico. Según el medio, los factores limitantes para que se den las reacciones químicas correspondientes cambiará. Así, la restricción principal en ambientes marinos será el aporte de materia orgánica y, en agua dulce, el sulfato disuelto. Mientras, en los lugares euxínicos, serán los minerales de hierro.

Tipos de fosilización - Piritización

Silicificación

Consiste en un proceso de permineralización donde minerales del grupo de la sílice precipitan en los tejidos celulares del organismo. De esta forma, la sílice sustituye por completo al material orgánico. Por ende, se considera un reemplazamiento pseudomórfico. Este proceso ocurre con el resto ya enterrado, en un ambiente con déficit de oxígeno, donde un fluido rico en la fase mineral sustituye lentamente los tejidos. Es frecuente en plantas, siendo el ópalo y la calcedonia los materiales más estables y habituales. La silicificación es un proceso de fosilización habitual que puede manifestarse de forma total o parcial en muchos tipos de rocas, incluidos los carbonatos.

Carbonatación

Este tipo de mineralización ocurre cuando es el carbonato el mineral sustituyente del residuo orgánico. En esta ocasión, la descomposición anaeróbica del resto produce bicarbonato cálcico que en ambientes marinos resulta en la formación de aragonito y/o calcita. Si nos encontramos en ecosistemas con agua dulce se combina con el Fe para crear siderita (CO3Fe). La abundancia de la calcita como componente principal de las partes duras de ciertos animales, convierte a este proceso de fosilización a uno de los más frecuentes.

Fosfatación

En el momento en que la concentración del fosfato es mayor que la de bicarbonato, los hidroxilos férricos pueden adquirirlos permitiendo que las bacterias reductoras favorezcan la precipitación mineral. Por tanto, hablamos de un proceso de fosilización extraño propio de ambientes anaeróbicos ubicados en la interfase sedimento-agua y que tiene a favorecer la conservación de los tejidos musculares. Este compuesto se concentra en los restos orgánicos de los vertebrados y los ambientes de surgencia volcánica. Para aumentar las probabilidades de este tipo de mineralización se necesita abundante materia orgánica y una velocidad de formación lenta.

Tipos de fosilización - Fosfatación

Momificación

En esta ocasión, el resto sufre una desecación muy rápida perdiendo toda la humedad de sus tejidos, preservando muy bien los órganos internos y el tegumento. Suele suceder en ambientes áridos o aquellos con tendencia a formar microclimas con elevadas temperaturas. A continuación, es enterrado y conservado en condiciones bastante favorables en respuesta a la ausencia de agua que promueve procesos de reemplazamiento o pseudomorfismo. Las momias suelen sufrir un proceso de permineralización posterior al enterramiento.

Tipos de fosilización - Momificación

Gelificación

Ocurre en ambientes secos y extremos como la momificación, con la diferencia que el resto queda congelado en respuesta a temperaturas muy bajas. En este caso, la actividad bacteriana se paraliza conservando los tejidos y estructuras en estados óptimos. Se debe recordar que el término fósil se considera hasta los 13.000 años de antigüedad. Tanto en el caso de la momificación como de la congelación, existen organismos conservados más jóvenes que, en términos académicos, no se consideran fósiles por la edad. Sin embargo, puede que esta distinción sea por la precisión de los instrumentos disponibles para datar el ejemplar y, por tanto, pueda variar.

Preservación en brea y ámbar

La brea es un compuesto del petróleo que no se evapora al contacto con el aire y recibe el nombre de alquitrán o asfalto. Esta sustancia densa posee unas características químicas que impiden la actividad bacteriana por lo que los organismos atrapados en ella poseen una elevada calidad de preservación.

Por otra parte, el ámbar es una resina que rezuman las plantas y es un proceso de fosilización muy común para pequeños organismos como los insectos. Estas resinas vegetales fosilizadas conservan fielmente los detalles y muestran el ejemplar, según Schopf, a través de una película carbonosa que reproduce la forma original del animal.

Estos son los tipos de fosilización más importantes y con los que se pueden clasificar la inmensa mayoría del registro fósil. Si te ha gustado este artículo no te pierdas este sobre los Fósiles: qué son, cómo se forman y tipos.

Tipos de fosilización - Preservación en brea y ámbar

Si deseas leer más artículos parecidos a Tipos de fosilización, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Geología.

Bibliografía
  • UCM.2006. Procesos y métodos para la obtención de información en excavaciones de carácter paleontológico. Disponible en: http://webs.ucm.es/centros/cont/descargas/documento8304.pdf
  • UNLP. Evidencias de vida del pasado. Disponible en: https://www.museo.fcnym.unlp.edu.ar/home/evidencias-de-vida-del-pasado-344#:~:text=Cualquier%20evidencia%20de%20vida%20del,cuernos%2C%20garras%2C%20conchillas).
  • UACJ. 2014. Los Fósiles. Disponible en: https://www.uacj.mx/ICB/UEB/documentos/5.%20FOSILES.pdf
  • EDUCARM. La fosilización. Disponible en: https://mestreacasa.gva.es/c/document_library/get_file?folderId=500025781262&name=DLFE-2297890.pdf
  • FUNDACIÓNAZARA. 2007. Fosilización. Los fósiles y los procesos de fosilización. Disponible en: https://ri.conicet.gov.ar/handle/11336/105378
  • IGME. 2019. Fósil. Disponible en: https://www.igme.es/museo/pieza_mes/2019/julio.htm
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 7
Tipos de fosilización