Sierra Madre Oriental

La Sierra Madre Oriental es una cordillera ubicada en el este de México, que corre en dirección noroeste-sureste. Junto con la Sierra Madre Occidental y la Sierra Madre del Sur, constituye una de los más importantes y distintivos rasgos orográficos de México. También forma parte de la Cordillera Americana, una gran cadena de varias cordilleras que se extiende por toda América hasta la Antártida.

La zona es rica en recursos naturales; se sabe que desde la década de 1590 los españoles hallaron la presencia de metales preciosos, además de cobre, hierro, plomo y carbón.

Características

La Sierra Madre Oriental es ligeramente menor que la Sierra Madre Occidental. De acuerdo con el Servicio Geológico Mexicano, la cordillera tiene una longitud aproximada de 1,300 kilómetros, una anchura promedio de 50 kilómetros y una elevación media de 2,200 metros sobre el nivel del mar. En algunas secciones la amplitud alcanza 80 y hasta 100 kilómetros.

Gran parte de sus rocas volcánicas son ricas en materia orgánica, lo que favorece el crecimiento de bosques.

Esta cordillera se extiende desde la frontera entre Coahuila y Texas (Estados Unidos), a través de los estados mexicanos de Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí, Querétaro, Hidalgo y Puebla. En el norte de este último se une con el Eje Neovolcánico, una importante cadena de volcanes del país. El Servicio Geológico Mexicano indica que el rango llega hasta Oaxaca y Veracruz, en vista de que la Sierra Madre de Oaxaca se considera una extensión de la Sierra Madre Oriental. Al norte del río Bravo, las montañas continúan hacia el noroeste. Al este limita con la llanura costera del golfo, y al oeste se encuentra la Altiplanicie Mexicana, la cual registra más de 1,000 metros de elevación.

La Sierra se divide en varios rangos más pequeños con diferentes nombres: la Sierra del Burro y la Sierra del Carmen son las más septentrionales y corren a lo largo de Coahuila; en los siguientes kilómetros destacan la Sierra de la Bahía, la Sierra de la Gloria, la Sierra de las Mesas del Jabalí, la Sierra Gorda, la Sierra de Cucharas, la Sierra del Maguey, la Sierra de la Colmena, la Sierra de la Yerbabuena, la Sierra de Hidalgo y la Sierra de Puebla.

El macizo montañoso es estrecho y de aspecto rugoso, con una topografía abrupta en la que los valles, los cañones y los barrancos son comunes. Tiene varios picos que superan los 2,500 metros de altura sobre el nivel del mar, pero su pico más alto es el Cerro San Rafael, que registra 3,700 metros sobre el nivel del mar. Otras montañas importantes son el cerro El Potosí y Sierra de la Marta. Sin embargo, de acuerdo con el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), los picos más altos son el Potosí, con 3,625 metros, y Peña Nevada, con 3,480 metros.

La cordillera es drenada por algunos ríos; de hecho, la mayoría de los ríos del estado de Nuevo León tienen origen en la Sierra Madre Oriental, en tanto el río Bravo marca su inicio en México. La parte noreste registra un clima templado que se torna templado-subhúmedo en las partes más altas y la sección noreste. Gran parte de sus rocas volcánicas son ricas en materia orgánica, lo que favorece el crecimiento de bosques.

Formación de la Sierra Madre Oriental.

Formación

La Sierra Madre Oriental es una cordillera formada por plegamiento de la corteza, cuando los depósitos del Cretácico fueron levantados y comenzaron a plegarse paulatinamente.

Se ha encontrado evidencia de la orogenia Laramide en el norte de México. Se cree que esta orogenia, que dio inicio en el Cretácico Superior y finalizó hace unos 35-55 millones de años, está asociada a la subducción de las placas de Kula y de Farallón bajo la placa Norteamericana. También se ha observado deformación relacionada con las orogenias Apalacheana y Marathon-Oachita en la zona que ocupa. En ambos costados, oriental y occidental, se registran rocas que proceden del Triásico superior y Jurásico inferior.

Flora y fauna

La Sierra Madre Oriental es una cordillera con una diversidad de especies sobresaliente; algunos animales son endémicos de ella. En general, alberga animales de todos los grupos, es decir, mamíferos, aves, reptiles, anfibios, peces, invertebrados, etcétera, en sus variados hábitats terrestres y acuáticos.

El bosque de pino-encino es una ecorregión característica de la cordillera, presente sobre todo en su parte norte, en el este mexicano y el sur de Texas. En las partes más altas del norte hay impresionantes bosques nublados que registran continuas precipitaciones y una alta humedad atmosférica. En el sur los bosques nublados crecen en fragmentos e incluyen pastizales y vegetación secundaria.

Algunas especies vegetales que puede encontrarse en la Sierra Madre Oriental son Pinus nelsonii, Pinus cembroides, pino de Arizona (Pinus arizonica), Quercus castanea, Quercus affinis, Pinus pseudostrobus, Juniperus deppeana, Pinus pinceana, Magnolia macrophylla var. dealbata, Brosimum alicastrum, pino mexicano amarillo (Pinus patula) y plantas del género Agave y Acacia. También hay helechos, zonas de matorrales y cactáceas.

En cuanto a la fauna, hay aguiluchos negros (Buteo albonotatus), codornices arlequín (Cyrtonyx montezumae), venados bura (Odocoileus hemionus), pumas (Puma concolor), ardillas rayadas de barranca (Tamias dorsalis), carboneros mexicanos (Poecile sclateri), pecaríes de collar (Tayassu tajacu), reinitas de Colima (Vermivora crissalis), cotorras serranas orientales (Rhynchopsitta terrisi), halcones peregrinos (Falco peregrinus) y picos de Strickland (Leuconotopicus stricklandi).

 

 

Fuentes

https://en.wikipedia.org/wiki/Sierra_Madre_Oriental

http://portalweb.sgm.gob.mx/museo/riesgos/vulcanismo/volcanes-de-mexico

http://www.fao.org/docrep/ARTICLE/WFC/XII/0080-B1.HTM

http://www.worldwildlife.org/ecoregions/na0303

http://boletinsgm.igeolcu.unam.mx/bsgm/vols/epoca03/5301/eguiluz.pdf

http://wwf.panda.org/about_our_earth/ecoregions/sierramadre_pineoak_forests.cfm

http://www.conabio.gob.mx/conocimiento/regionalizacion/doctos/rtp_102.pdf