Un planeta es un cuerpo celeste sin luz propia y de forma esférica que gira sobre sí mismo y comúnmente alrededor de una estrella (existen planetas sin Soles). Otra importante característica de un planeta, es su gravedad para “limpiar” o despejar su área circundante de objetos que se mantengan cercanos a su órbita de traslación.

Generalmente, la formación de un planeta proviene de enormes nubes de gas y polvo con abundante material cósmico suficiente para formar un sol. Los residuos que no lograron unirse a grandes masas, colisionan entre sí hasta acumularse y formar nuevos cuerpos menores pero con suficiente gravedad para atraer más gas y polvo que finalmente conformará un planeta. No obstante, esta no es la única forma que un planeta puede formarse. 

Existe la posibilidad de que una nube de gas con mucha gravedad, sea capaz de formar por sí sola una estructura esférica y gaseosa de gran tamaño, pero sin alcanzar las dimensiones ni fuerza de un sol. Es aquí donde podemos diferenciar a los planetas rocosos de los gaseosos, especialmente los que conforman nuestro Sistema Solar. 

Los planetas del Sistema Solar son 8: Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno. Donde los 4 primeros son rocosos, y el resto está formado de gases pesados y tóxicos para el ser humano, además de que no cuentan con una superficie sólida o bien definida. 

sistema solar los planetas
Neptuno, un “gigante helado”.

Los planetas se separan por categorías de acuerdo a sus características. 

Por tamaño:

Gaseosos.

Los planetas gaseosos, “gigantes” gaseosos o “estrellas fallidas” como suelen denominarse en términos científicos menos formales, están formados por densas capas de gas, ya sea comprimido o en estado líquido. Dicho gas suele ser hidrógeno o helio; o bien, pueden dividirse en 5 clases distintas de acuerdo a sus propiedades atmosféricas: nubes de amoníaco, nubes de agua, nubes de metales alcalinos, nubes de silicato y sin nubes.

Urano y Neptuno son considerados más “gigantes helados” que “gigantes” gaseosos, a pesar de que en mucha documentación se mantienen dentro de los formados por gas. Esto proviene de su composición a base de elementos más pesados que el hidrógeno y el helio, como por ejemplo, carbono, nitrógeno, oxígeno y azufre. El “hielo” se refiere a compuestos químicos volátiles como el agua, amoníaco o el metano.

La complejidad y peligrosidad de los gases de los planetas gaseosos, impide que incluso, naves sin tripulación resistan mucho tiempo dentro de su atmósfera. Hasta el momento, en ningún planeta gaseoso se han hallado condiciones favorables para el desarrollo de cualquier tipo de vida.

Rocosos.

Los planetas rocosos o telúricos, suelen ser de menor tamaño que los gaseosos. Están formados por rocas de silicatos o metales que le otorgan una superficie sólida, y el gas se presenta en diferentes estados a niveles más reducidos que en los planetas gaseosos.

Los planetas telúricos pueden tener en su superficie diferentes formaciones como cadenas montañosas, volcanes, cañones, cavernas, etc., producto de movimientos internos en el planeta. Este tipo de planetas son más favorables para el inicio de vida, pero no todos cuentan con las características adecuadas para permitirla.

Enanos.

Son objetos de masa planetaria que no dominan en su espacio (no “limpian” materiales alrededor de su órbita como los planetas regulares) y que tampoco cumplen las características de un satélite. 

Planetas enanos.
Haumea (planeta enano) y sus satélites. / Autor: A. Feild (Space Telescope Science Institute). Imagen en Dominio Público.

No se ha descubierto gran número de planetas enanos en el espacio y desconoce cuántos podrían existir, pero debido a su composición, es muy poco probable que algún tipo de vida pueda desarrollarse. 

El planeta enano denominado Haumea, cuenta con una forma ovalada que difiere de los demás planetas con circunferencias más circulares.

Por ubicación:

Sistema Solar. 

Son los planetas que forman parte de nuestro sistema planetario y por lo tanto, los más estudiados y explorados por la ciencia. A pesar de que comparten un mismo Sol, cada uno de los 8 planetas cuenta con características muy particulares y diferentes entre sí. Cada planeta posee un rango de temperatura, composición atmosférica, tamaño, densidad, campo magnético, etc.

Extrasolar. 

Los exoplanetas o planetas extrasolares son los que se ubican fuera del Sistema Solar. Aquellos que no se pueden detectar o analizar tan fácilmente debido a su lejanía y la luz creada por su estrella. Aún así, en la actualidad se han confirmado 4,135 exoplanetas dentro de 3,073 sistemas planetarios. Algunos de estos Sistemas planetarios solo cuentan con un planeta.

Los científicos describieron 14 tipos diferentes de planetas sólidos extrasolares que podrían estar orbitando en alguna parte del espacio. 

Algunos exoplanetas son: 

Draugr – Tiene aproximadamente el doble de masa que la Luna. Se ubica a 2,300 años luz de distancia de la Tierra en la constelación de Virgo.

Phobetor – Se encuentra a aproximadamente 2,315 años luz lejos de la Tierra en la constelación de Virgo. 

Poltergeist – Más de cuatro veces más grande que la Tierra. 2.300 años luz de distancia en la constelación de Virgo.

Hypatia – Fue el primer planeta descubierto orbitando una estrella gigante. Se encuentra a 101,2 años luz de la Tierra en el constelación de Draco. 

Gliese 876 d – Aproximadamente a 15 años luz de distancia en la constelación de Acuario. Se cree que es un planeta rocoso.

55 Cancri f – Aproximadamente a 41 años luz de la Tierra en la constelación de Cáncer. Es probable que sea un gigante gaseoso sin superficie sólida.

los planetas del universo
Exoplaneta 55 Cancri f. / Autor: NASA/JPL-Caltech. Imagen en Dominio Público.

Gamma Cephei Ab – A aproximadamente 45 años luz de distancia en la constelación de Cepheus.

Dulcinea – Orbita la estrella Mu Arae de la constelación Ara.

HD 69830 b – Orbita alrededor de la estrella HD 69830. Es 10 veces más masivo que la Tierra y  es posible que sea un planeta rocoso.

18 Delphini b – Aproximadamente a 249 años luz de distancia en la constelación de Delphinus. Orbita alrededor de la estrella gigante amarilla 18 Delphini. 

Interestelar.

Los planetas interestelares o nómadas, son planetas sin Sol que orbitan un centro galáctico directamente. Se desconoce si alguna fuerza de gravedad los fue alejando de su sistema planetario o simplemente se formaron de una manera distinta a lo que comúnmente se conoce.

El planeta interestelar más conocido tiene un tamaño mayor al de Júpiter y flota libremente a solo 80 años luz de la Tierra (una distancia relativamente corta). Fue nombrado como PSO J318.5 – 22.

¿Cómo se exploran los planetas?

La mayoría de los planetas son explorados a través de sondas espaciales no tripuladas por humanos. Marte es un ejemplo de exploración tripulada donde el hombre ha logrado caminar sobre una superficie diferente a la de la Tierra, con el objetivo de hallar pistas que muestren alguna posibilidad de vida.

Desde luego no en todos los planetas es posible este tipo de contacto. Las condiciones atmosféricas, la temperatura y la distancia, entre otros factores, hacen imposible la exploración tripulada, al menos por ahora. 

planetas
Sonda Cassini-Huygens en exploración de Saturno.

Por lo tanto, las características de los planetas más alejados o con condiciones no aptas para la supervivencia humana, son conocidas gracias a la tecnología. 

Por ejemplo, Cassini-Huygens fue una misión espacial no tripulada que se creó para el estudio de Saturno y sus satélites naturales. La sonda estuvo activa desde 1997, año de su lanzamiento, hasta 2017, año que se desintegró al adentrarse a la atmósfera de Saturno. La sonda recorrió puntos muy importantes que fueron capturados en imágenes y reveló información científica de gran importancia para la astronomía, la física, entre otras disciplinas.

La misión espacial Galileo también ha sido una de las más sorprendentes al lograr penetrar 200 km en la atmósfera de Júpiter al final de su recorrido, antes de desintegrarse. Este acto sirvió para conocer más información sobre la composición química de Júpiter, así como parte de su actividad meteorológica.

Hasta el momento, ninguna sonda se ha lanzado para estudiar específicamente algún planeta interestelar o extrasolar. 

¿Cuántos planetas hay en el universo?

Es casi imposible mencionar una cifra determinante, pero según los cálculos matemáticos con base a la información que se tiene hasta el momento, se ha obtenido cierto conocimiento para responder a esta pregunta. 

Considerando que hay por lo menos, 200 mil millones de galaxias con múltiples sistemas planetarios, se cree que puedan existir 1,000,000,000,000,000,000,000,000 (1024) de planetas en el Universo observable.

Fuentes

solarsystem.nasa.gov/planets/in-depth/

solarsystem.nasa.gov/asteroids-comets-and-meteors/comets/overview/

abc.es/ciencia/20131010/abci-descubren-extrano-planeta-solitario-201310101206.html

space.com/30372-gas-giants.html

en.wikipedia.org/wiki/Planet#Sub-brown_dwarfs