Mar Rojo

Las páginas de la Biblia cuentan que Moisés, tras liberar del yugo egipcio a los israelitas, dividió en dos partes un gran cuerpo de agua para que su pueblo pasara a través de él antes de que los egipcios los alcanzaran. La tradición indica que este cuerpo de agua fue el mar Rojo, tan estrecho como para que los israelitas pudieran pasar de África a Asia.

Descripción

El mar Rojo, de nombre cuyo origen no es exactamente conocido, es el mar tropical más septentrional y se ubica entre África y la Península Arábiga, en medio de una gran región árida y calurosa. Se dice que le fue dado el nombre de “Rojo” debido al cambio de color de sus aguas, que pasan del azul verdoso al rojizo. Limita al norte con la Península del Sinaí, el Golfo de Aqaba y el Golfo de Suez, y al sur con el Golfo de Aden. Baña las costas de Egipto, Arabia Saudita, Sudán, Yemen, Eritrea y Yibuti.

El mar Rojo es un cuerpo de agua estrecho y alargado. Antes de la construcción del Canal de Suez, el estrecho de Bad el-Mandeb era la única vía de entrada al mar Rojo, pero aún en la actualidad es la única entrada natural. En el norte, la península del Sinaí lo divide en dos partes, el Golfo de Aqaba y el Golfo de Suez; este último se extiende hacia el canal del mismo nombre, lo que conecta los mares Rojo y Mediterráneo.

Características del mar Rojo.

Mar Rojo visto desde el espacio. Fotografía cortesía de NASA.

Tiene un área total de aproximadamente 438,000-440,300 km2, una longitud de cerca de 2,250 kilómetros y una anchura de hasta 355 kilómetros. A pesar de su estrechez en su punto más hondo registra unos 2,211-3,000 metros por debajo del nivel del mar. Su profundidad media es de 490 metros. El mar Rojo es el mar más caliente del mundo, con 26-30 ºC en verano y una variación de 2 ºC en invierno; es decir, la temperatura de la superficie del agua no suele disminuir más de 2 ºC. No existen ríos o arroyos que desemboquen en él.

El intercambio de agua con los golfos mencionados, el mar Mediterráneo y el océano Índico, es escaso. Es un mar de gran salinidad, pues la evaporación es muy alta y las precipitaciones son poco frecuentes y no muy abundantes. Es, de hecho, mucho más salado que el océano Índico.

Formación

La antigüedad del mar no está muy clara. Algunos científicos creen que comenzó a formarse 20 millones de años atrás, debido al debilitamiento de la corteza terrestre que provocó su agrietamiento a través de África. Tiempo después aparecieron volcanes que hicieron erupción y crearon montañas volcánicas hacia los lados, hasta que el agua empezó a llenar la cada vez más grande grieta.

Otros científicos piensan que su aparición tuvo lugar hace unos 55 millones de años cuando la gran masa de tierra comenzó a separarse, y dio lugar a África y la Península Arábiga, en tanto que la grieta se llenó de agua. Básicamente, la mayoría de los expertos están de acuerdo en que fue la separación de la corteza lo que dio pie a la formación del mar. Es posible que la división se haya producido durante el Eoceno y haya avanzado mucho más rápido durante parte del Oligoceno. En el período Terciario la tierra se cerró hacia el sur y surgió el estrecho Bar el-Mandeb.

El nivel del agua aumenta unos 12.5 centímetros cada año, y no es descabellado pensar que en los próximos millones de años aumente su tamaño.

Descripción del mar Rojo.

Tormenta de arena cubriendo al mar Rojo. Fotografía desde el espacio.

Biodiversidad

El mar Rojo es rico en recursos naturales y mantiene numerosas especies animales y vegetales únicas en el mundo, resultado de su relativo aislamiento con respecto a otros mares. Más del 10 por ciento de las especies de peces no viven más que en este mar, ni siquiera en el cercano océano Índico.

Destacan sus arrecifes de coral en el centro y norte, que abarcan unos 2,000 kilómetros a lo largo de las costas y soportan abundante vida animal. Tortugas verdes (Chelonia mydas), tortugas laúd (Dermochelys coriacea), tortugas carey (Eretmochelys imbricata), dugongos (Dugong dugon), rayas, almejas gigantes (Tridacna gigas), zifios de Blainville (Mesoplodon densirostris), tiburones de arrecife de punta blanca (Triaenodon obesus) y varias especies de delfines nadan en sus aguas y ocupan alguno de los hábitats. En total, el mar Rojo alberga alrededor de 1,200 especies de peces.

Los pastos y praderas marinas son frecuentemente visitados por los dugongos, pues ahí encuentran alimento abundante. Los manglares también forman parte importante de la vegetación del mar, al encontrarse en muchas de sus costas.

Amenazas

Dada la geografía del mar Rojo, estrecha y parcialmente cerrada, es muy vulnerable ante las actividades humanas pues las aguas no pueden salir con facilidad y limpiarse. A lo largo de su historia ha experimentado derrames de petróleo, descargas de aguas residuales y escorrentía que afectan la calidad del agua y a las especies marinas. El desarrollo turístico, con sus hoteles y actividades recreativas efectuadas en  el mar, son una constante amenaza al ser proclives de contaminar con basura y vertidos residuales, así como con el ruido producido.

En las últimas décadas se ha establecido al menos 18 plantas de desalinización que descargan productos químicos y representan, a largo plazo, una causa de muerte para los corales, toda vez que estas criaturas son muy sensibles a los cambios en el agua circundante.