Volcán Kilimanjaro

Características


“Kilimanjaro” es el nombre de una de las montañas más célebres en la cultura popular, sobre todo por dar nombre a la obra Las nieves del Kilimanjaro, de Ernest Hemingway. Ostenta el título de la montaña más alta de África con 5,895 metros sobre el nivel del mar, así como la montaña independiente más alta del mundo. Se le considera volcán triple porque está constituido por 3 conos volcánicos o picos: Kibo, Mawenzi y Shira, de los cuales Kibo es el más alto de todos.

Se ha discutido si el Kilimanjaro es un volcán extinto o inactivo. En el idioma inglés se le cataloga como dormant, palabra que designa a un tipo de volcán que durante mucho tiempo no ha entrado en erupción pero que en cualquier momento podría hacerlo. Por el contrario, uno extinto no podría hacer erupción, porque no posee suficiente magma como para expulsarla. Desde este punto de vista, el Kilimanjaro es un volcán durmiente (dormant) o inactivo, ya que aunque los conos Mawenzi y Shira están extintos, Kibo aún exhala gases.

El Kilimanjaro es considerado como un volcán durmiente o inactivo, ya que uno de sus conos aún exhala gases.

Es en conjunto un estratovolcán o volcán compuesto, formado por la acumulación de flujos materiales que se solidificaron (como ceniza y pómez), con Kibo como cono central. Está geográficamente ubicado en Tanzania, a unos 330 kilómetros al sur del ecuador y cerca de la frontera con Kenia. Se eleva encima de una llanura y sus laderas están cubiertas por tupidos bosques que contrastan con los pastizales de las llanuras circundantes.

Nieve y sabana en un mismo lugar: también es dueño de una capa de hielo en la parte superior, cuya masa está disminuyendo. De acuerdo con el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), el hielo del Kilimanjaro ha perdido cerca del 80 por ciento de su masa desde 1912.

Formación del Kilimanjaro.

Manada de elefantes con el Kilimanjaro al fondo.

Formación

Este volcán se localiza a lo largo de un límite de placa divergente, en donde las placas tectónicas se separan entre sí y donde el magma surge desde las regiones más profundas. Específicamente, está situado sobre el Rift de África Oriental, una zona de fractura en donde la placa Africana se está separando paulatinamente en dos placas.

El Kilimanjaro, como hoy se conoce, se formó en dicho límite geológicamente activo, donde el magma se mueve desde el manto terrestre. Su crecimiento inició hace menos de 1 millón de años, y cesó de hacerlo hace aproximadamente 450,000-300,000 años. Sin embargo, la formación de todo lo que lo conforma tiene más tiempo. Hace 2.5 millones de años, durante el Plioceno, Shira comenzó su actividad eruptiva, la cual finalizó hace 1.9 millones de años, y hace apenas 1 millón de años, Kibo y Mawenzi comenzaron a lanzar materiales del interior de la Tierra. La mayor parte de todo el Kilimanjaro se desarrolló durante el Pleistoceno.

Erupciones

Existe la posibilidad de que Kibo pueda hacer erupción algún día.

La actividad eruptiva de este volcán pudo comenzar hace 2.5 millones de años en el cono Shira, como se ha mencionado, pero actualmente no se le conoce ninguna erupción histórica. La actividad está reducida a las fumarolas que escapan del cráter del cono Kibo, lo que ha provocado algunos derrumbes y deslizamientos de tierra.

Según el Observatorio de la Tierra de la NASA, la última erupción del volcán pudo haber tenido lugar hace aproximadamente 100,000 años, pero según el Fondo Mundial para la Naturaleza, la última gran erupción ocurrió hace unos 360,000 años atrás y la última actividad volcánica de importancia data de hace 200 años.

Mientras que Shira y Mawenzi se han extinguido, los científicos no descartan la posibilidad de que Kibo pueda hacer erupción algún día.