Áreas Naturales Protegidas de Europa

Europa es un continente muy rico y no hablamos de cuestiones económicas. Su alta biodiversidad es reconocida en todo el mundo, sobretodo por mantener áreas extensas de bosques y montañas que sirven de hogar de miles de especies de flora y fauna.

No obstante, como en otros continentes, la población humana ha provocado impactos negativos con muchas de sus actividades económicas. Por ello en el 2011 la Comisión Europea adoptó la Estrategia de biodiversidad de la UE para 2020, donde se busca proteger y mejorar las condiciones ecológicas hasta ese año. Pero la importancia del proyecto no está meramente enfocado al beneficio de los países europeos, sino también a las situaciones que ocurren en otras latitudes. El objetivo es adentrarse y contribuir en las problemáticas medioambientales fuera de Europa para evitar la pérdida de biodiversidad, que finalmente afecta a todos.

La UE tiene antecedentes positivos en cuanto a su compromiso con la naturaleza, pues en los últimos 25 años ha diseñado una red de 26,000 áreas protegidas denominada “Red Natura 2000”, siendo la mayor red de áreas protegidas del mundo.

Se espera que con esto, gran parte de la fauna que se encuentra en peligro de extinción pueda volver a su estabilidad. Se estima que el 42 por ciento de los mamíferos, 15 por ciento de las aves, 45 por ciento de las mariposas y 45 por ciento de reptiles que forman parte de este continente están en riesgo de desaparecer.

Algunas áreas protegidas de Europa son:

Parque nacional del Teide

Ubicado en España, es el parque más antiguo de las Islas Canarias, el tercero más antiguo del país y uno de los más visitados de toda Europa. El principal atractivo es el Monte Teide, la montaña más alta de España con 3,718 m, pero los paisajes se complementan con otros picos nevados, amplias áreas semidesérticas y miles de marcas de lava en sus superficies. Todo esto puede apreciarse también con paseos en teleférico.

La flora y fauna se compone de 168 tipos de plantas vasculares, especies endémicas de invertebrados y reptiles y gran cantidad de murciélagos, los únicos mamíferos nativos del parque.

Parques nacionales Europeos.

Parque nacional del Teide.

Parque Natural del Mar de Coral

Aunque se sitúa a solo 1,210 km de Australia, esta área natural perteneciente a Nueva Caledonia, Francia, representa uno de los lugares más bellos del planeta por sus arrecifes de coral. Bajo su protección se encuentran 1.3 millones de km2 de ecosistemas marinos esenciales para la salud de los océanos y funge como santuario de tiburones, tortugas marinas, ballenas y dugongos. Además posee una de las lagunas más grandes del mundo y un arrecife coralino de más de 1,600 km.

Se registra como el segundo parque marino más grande y la tercer área protegida más extensa del mundo.

Parque nacional Vatnajökull

Se localiza en Islandia y tiene una extensión de 14,141 km² donde puede observarse hermosos glaciares, ríos y actividad volcánica y geotérmica. Vatnajökull representa el glaciar más grande de Europa fuera del Ártico con un máximo de 950 m de espesor, algo que capta la atención de todo visitante. Las temperaturas de este lugar varían entre 10 y 20 grados Centígrados durante el verano.

Se divide en cuatro territorios donde se pueden apreciar valles y mesetas, cañones, volcanes, rocas talladas y acantilados curvados que le aportan un gran valor natural. La cascada Ófærufoss y el lago glaciar Jökulsárlón son algunas de las atracciones más populares del lugar.

Biodiversidad de Europa.

Parque nacional Vatnajökull.

Región de Laponia

Esta extensa región de 9,400 km2 ubicada entre Suecia, Finlandia y Noruega reúne varios parques nacionales y reservas naturales con gran cantidad de vida salvaje montañosa. Entre los parques nacionales está:  Muddus, Sarek, Padjelanta y Stora Sjöfallet, y como reservas naturales podemos mencionar a Sjaunja y Stubba.

Los paisajes comprenden arroyos, praderas, montañas, cientos de glaciares, lagos cristalinos y gran cantidad de fauna como zorros rojos, martas, búhos, renos, lagartos, glotones y lobos grises.

Como datos curiosos, el parque nacional Muddus conserva el árbol de pino más antiguo de toda Suecia. Se estima que sobrevivió a un incendio forestal ocurrido en 1413 y hasta la fecha continúa de pie. Por otro lado, se calcula que en el parque nacional Sarek existen alrededor de 100 glaciares.

Reserva natural Zingaro

Esta área protegida como reserva natural está ubicada en Italia dentro de la región de Sicilia. En su territorio puede apreciarse una gran riqueza de elementos y formaciones naturales manifestados a través de relieves de piedra caliza que datan de la época del Mesozoico, acantilados, paisajes costeros, praderas y bosques de hoja perenne.

La reserva mantiene cerca de 670 tipos de plantas, 39 especies de aves como el águila real y el escribano soteño, así como una amplia cantidad de mamíferos entre los que destacan los zorros, comadrejas, puercoespines y varios tipos de serpientes.

Los visitantes pueden disfrutar de varios museos, un centro de educación ambiental, áreas de picnic y viviendas rurales para el alojamiento.

La lista continúa, pero estos son excelentes ejemplos para aquellos viajeros que desean conocer los lugares más limpios y preservados del continente.