Áreas Naturales Protegidas de América

América es la tierra de la maravilla y el misterio. El Nuevo Mundo le ofrece al planeta una muestra de cada uno de los biomas que hasta la fecha han sido identificados, como desiertos, selvas, bosques, tundras, taigas, casquetes polares, pastizales, manglares y arrecifes. De manera general, podemos darnos cuenta de que todos estos pueden ser encontrados a lo largo y ancho del continente.

Por tal motivo, es de suma importancia preservarlos y evitar que las manos del hombre alteren el ciclo natural de los elementos naturales que ahí convergen. Tan solo en América Latina, la superficie protegida cubre más de 211 millones de hectáreas, lo que corresponde a un porcentaje del 10.4 de los 22 países que forman parte del segmento. Por su parte, la superficie marina bajo protección es de un 2.1 por ciento, o en grandes números, 29 millones de hectáreas.

También te puede interesar… Áreas Naturales Protegidas de México

En países como México, lugar de abundante biodiversidad, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas administró hasta el 2016, 176  áreas naturales de carácter federal; es decir, 25,394,779 hectáreas a través del todo el país, pero dividió los espacios de acuerdo a regiones: Península de Baja California y Pacífico Norte, Noroeste y Alto Golfo de California, Norte y Sierra Madre Occidental, Norte y Sierra Madre Oriental, Occidente y Pacífico Centro, Centro y Eje Neovolcánico, Planicie Costera y Golfo de México, Frontera Sur, Istmo y Pacífico Sur y Península de Yucatán y Caribe Mexicano.

Continuando en América del Norte, el 26 de agosto de 2016 el presidente de los Estados Unidos convirtió al Monumento Marino Nacional de Papahanaumokuakea, Hawai, en el área protegida más extensa del mundo, que además tiene un profundo valor simbólico-cultural para sus habitantes. El lugar alberga volcanes, arrecifes y refugios para la vida silvestre. Se estima que en esta nueva área protegida puedan desarrollarse más de 7,000 especies marinas.


De punta a punta, América tiene maravillosas extensiones de tierra de importancia mundial, y estos son algunos ejemplos:

Parque Nacional Wood Buffalo

Es el más extenso de Canadá con una porción de 44,807 km2. Se localiza en Alberta y mantiene una importancia cultural e histórica al haber formado parte del asentamiento de comunidades humanas a finales de la última era de hielo.

Alces, bisontes, lobos y osos negros son los animales que más desean observar los visitantes, pero nadie aminora la presencia de fauna como búhos, castores, águilas calvas, linces, grullas y martas que crean el espacio perfecto para disfrutar del paisaje.

Parque Nacional de Yellowstone

Biodiversidad de América.

Parque Nacional de Yellowstone.

Emblemático de los Estados Unidos y considerado el parque nacional más antiguo del mundo, el parque Yellowstone en Wyoming se ha convertido en uno de los sitios favoritos del turismo que ama la naturaleza y la adrenalina. Este sitio de 8,983.18 km2 posee ríos, cascadas, columnas naturales y aguas termales, por mencionar solo algunas atracciones, pero es quizá la enorme caldera lo más impactante. Se trata del sistema volcánico más grande de Norteamérica con una cámara de magma de alrededor de 60 km de largo.

Lobos grises, osos grizzly, coyotes, pumas y venados cola blanca son parte de la fauna más representativa, además de 1,700 especies de árboles, otras plantas vasculares y 170 tipos de plantas exóticas.

Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca

Este lugar ubicado en Michoacán, México, tiene fama internacional. Con sus apenas 560 km² la reserva reconocida por la UNESCO representa parte del viaje de migración que cada año realiza la mariposa monarca procedente de Canadá, la cual elige el centro del país como el lugar adecuado para entrar a su período de inactividad. Posterior a ese tiempo, los coloridos insectos emprenden el vuelo de regreso volviendo a crear una maravillosa lluvia de color.

Miles de turistas de distintas partes del mundo forman parte de este espectáculo natural año con año, y por tal motivo, existe una serie de reglas de preservación que cada visitante debe respetar.

Parque nacional Volcán Poás

Áreas protegidas de Centroamérica.

Parque nacional Volcán Poás.

El estratovolcán Poás representa el mayor atractivo en este parque nacional ubicado en Costa Rica, pues el cráter está cubierto con agua de un hermoso color verde debido a la cantidad concentrada de ácido sulfúrico. Alrededor puede observarse un extenso y verde bosque lleno de orquídeas y bromelias, plantas muy valoradas, así como una extensa variedad de animales como coyotes, perezosos, ardillas, colibríes, entre otras muchas especies.

Además, esta parte del país tiene mucho valor cultural al ser parte de mitos y leyendas provenientes de tribus indígenas. Con todas estas atracciones, es el parque nacional más visitado de Costa Rica y América Central, y uno de los más populares de América Latina.

Parque nacional Los Glaciares

Áreas protegidas de Sudamérica.

Glaciar Perito Moreno, Parque nacional Los Glaciares.

El extremo sur también es parte del listado de las principales áreas protegidas del continente. Con una superficie de 7,240 km², este Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO posee unos increíbles campos de hielo de aproximadamente 2600 km² de extensión. El más popular y fotografiado es el glaciar Perito Moreno, con 250 km2 de formación de hielo y 30 km de longitud.

Alrededor de este lugar existen montañas y bosques subantárticos donde viven numerosas especies de plantas y animales, algunas en peligro de extinción. Patos, zorros grises, guanacos y pumas son ejemplos de su fauna.

Estos cinco ejemplos son tan solo una pequeña muestra de los grandes tesoros que América tiene para el mundo. Qué te parece alguno de estos sitios como próximo destino.