Tipos de Rocas


Todo el planeta Tierra es una gran bola de roca, por eso se le cataloga como uno de los 4 planetas rocosos del Sistema Solar. Así pues, las rocas son los materiales de los que está compuesto el hogar de los seres vivos, y se encuentran tanto en el interior como en el exterior de la superficie terrestre.

¿Qué es exactamente una roca? En pocas palabras, es un agregado de granos de minerales, trozos de cristales o piezas de otras rocas que encajan entre sí, si bien los minerales son los bloques básicos de toda roca. Los minerales son compuestos químicos sólidos.

Existen 3 tipos básicos de rocas: ígneas, metamórficas y sedimentarias.

Las rocas, a pesar de ser objetos sin vida, forman parte de los ecosistemas y constituyen la estructura de las montañas, los cañones y las planicies. En conjunto, algunas adoptan caprichosas formas que llaman la atención por su rareza y hasta por su belleza. Uno de los mejores ejemplos es el de Ayers Rock, una formación también conocida como Uluṟu, que registra unos 348 metros de altura y se compone de arenisca, un tipo de roca sedimentaria. Ayers Rock muestra un hermoso tono rojizo al amanecer y atardecer, y es un sitio sagrado para los aborígenes australianos.

Tipos

Existen 3 tipos básicos de rocas:

-Ígneas o magmáticas. Comenzaron como roca fundida en el interior de la Tierra, a profundidades donde las temperaturas son altísimas. Sin embargo, conforman el tipo más común que se halla en la corteza terrestre.

Las rocas ígneas se forman a partir del magma. El proceso da inicio cuando se produce la fusión de materiales de la corteza o el manto, lo que da origen al magma, que es una masa fundida que contiene gases disueltos y algunos materiales sólidos suspendidos. El magma suele subir hacia la superficie, y como durante este proceso se enfría, posteriormente se cristaliza y se vuelve sólido.

Tipos de rocas.

Obsidiana, roca volcánica.

Toda roca ígnea tiene cristales entrelazados de diferente tamaño, según la rapidez con la que se enfría el magma. Los cristales grandes son resultado de un enfriamiento lento, en tanto los cristales más pequeños resultan de un proceso rápido de enfriamiento. Asimismo, las rocas ígneas intrusivas se forman del magma enfriado lentamente a gran profundidad, y las extrusivas provienen de lava enfriada rápidamente.

Hay 3 tipos de rocas ígneas, en función del lugar donde el magma se solidifica: 1) plutónicas o intrusivas, si la cristalización ocurre en el interior de la corteza y se forman plutones o masas de tamaño moderado, 2) volcánicas o extrusivas, si, como se ha mencionado, se forman por el enfriamiento de la lava, y 3) filonianas, que se crean cuando el magma pasa hacia la superficie a través de una grieta de la corteza terrestre llamada filón, entre las rocas circundantes, y se vuelve sólido en su interior.

Ejemplos de rocas ígneas: andesita, basalto, dacita, granito, obsidiana y traquita.

-Metamórficas. Su formación es interesante, pues se producen a partir de otras rocas, ya sea sedimentarias, ígneas o metamórficas, las cuales cambian sus propiedades por efecto del calor, la presión y las reacciones entre diferentes minerales. Una vez que están formadas, son muy resistentes a la erosión y al desgaste.

Ejemplos: mármol, milonita, cuarcita, pizarra, gneis, skarn y antracita.

Características de las rocas.

Roca de mármol.

-Sedimentarias. Se forman cuando los sedimentos arrastrados de las rocas por meteorización o erosión se unen entre sí y forman cúmulos que alcanzan considerable espesor hasta que se convierten en nuevas rocas.

Todo el proceso es un poco más complejo. Los materiales arrancados suelen depositarse en el fondo de cuerpos de agua, y con el paso del tiempo se acumulan en varias capas. El peso de las capas superiores aplasta a las inferiores, y por ende, se compactan. Posteriormente los fragmentos se unen en un proceso llamado cementación, el cual origina las rocas sedimentarias.

Ejemplos: laja, grava, sílex, travertinos, evaporita y arenisca.