Río de la Plata

El Río de la Plata es un caso particular. Algunos geógrafos lo consideran un mar marginal del océano Atlántico, mientras que otros lo llaman un río. En este caso, pasa a ser el río más ancho del mundo.

Características

Ubicado en Sudamérica, entre Argentina y Uruguay, el Río de la Plata es mayormente considerado un río y un estuario que se forma a partir de la confluencia de los ríos Uruguay y Paraná; así pues, estos dos cuerpos de agua son sus afluentes principales. Otros ríos, como el San Juan, el Santa Lucía, el Salado y el Luján llevan sus aguas hacia el Río de la Plata. De todos los afluentes, el Paraná es el que provee el mayor flujo, en promedio, 16,000 m3/s al año.

Mide 290 kilómetros de largo y tiene una anchura de 220 kilómetros. Su cuenca hidrográfica, la segunda más amplia de Sudamérica después de la del río Amazonas, y la quinta más grande del mundo, abarca partes de Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay, y mide 3’170,000 km2. Las capitales de Argentina y Uruguay, Buenos Aires y Montevideo respectivamente, se hallan en sus orillas.

Por lo general, se reconocen dos sectores del río: el interior, que consiste en los tramos superior y medio; y el exterior, más ancho y profundo y en contacto más directo con el agua del océano. Ambos sectores están separados por una zona de arena  llamada Barra del Indio, entre Punta Piedras y Montevideo. Por otra parte, se considera a Río de la Plata un estuario puesto que ahí se mezcla agua dulce y salada, y sus corrientes son controladas por las mareas provenientes del océano.

Es un río turbio, de color marrón. Esto se debe a los abundantes sedimentos que transporta, provenientes del Paraná y el Uruguay y que el viento y las mareas agitan. Cada año, los ríos de la cuenca acarrean unos 57 millones de metros cúbicos de sedimentos.

Formación

Un cratón es una masa de tierra que no ha sufrido fracturas o deformaciones durante millones de años. El cratón del Río de La Plata es un antiquísimo bloque que formó parte del antiguo continente Atlántica, pero que se separó del cratón del Congo hace 750-780 millones de años tras la ruptura del supercontinente Rodinia. A finales o mediados del Cámbrico, el cratón ya se ubicaba cerca de su posición actual. Con el tiempo, el vertido de las aguas del Paraná y el Uruguay, y la entrada de agua del Atlántico, dieron forma al río de La Plata.

Características del río de la Plata.

Vista espacial del río de la Plata. / Imagen cortesía de la NASA.

Flora y fauna

El Río de la Plata y su cuenca poseen varios tipos de hábitats que sostienen vida animal y vegetal. Ahí coexisten:

Reptiles

  • Tortuga verde (Chelonia mydas).
  • Tortuga caguama (Caretta caretta).
  • Tortuga laúd (Dermochelys coriacea).
  • Culebra acuática (Helicops leopardinus).
  • Culebra verde de vientre blanco (Philodryas aestivus subcarinatus).
  • Tortuga sudamericana de arroyo (Phrynops hilarii).
  • Tortuga acuática de cuello largo (Hydromedusa tectifera).

Aves

  • Avetigre colorada (Tigrisoma lineatum).
  • Martín pescador verde (Chloroceryle americana).
  • Gavilán cangrejero grande (Buteogallus urubitinga).
  • Pajonalera piquirrecta (Limnornis rectirostris).

Mamíferos

  • Delfín del Plata (Pontoporia blainvillei).
  • Coipú (Myocastor coypus).
  • Rata acuática (Scapteromys aquaticus).
  • Lobito de río (Lontra longicaudis).

Peces

  • Raya motoro (Potamotrygon motoro).
  • Raya oscura, platana o empalastro (Atlantoraja platana).
  • Dorado o pirayú (Salminus maxillosus).
  • Surubí pintado (Pseudoplatystoma coruscans).

Existen muchas más especies. De ellos, destaca el delfín del Plata o franciscana, un mamífero marino único en su familia. Se encuentra amenazado. Por otra parte, la flora de la cuenca se compone de comunidades hidrófilas y plantas acuáticas en las riberas, matorrales, pastizales y selvas. Especies de plantas acuáticas encontradas en los suelos húmedos son Pontederia lanceolata, Typha latifolia, Cyperus giganteus y Typha domingensis.

Ubicación del río de la Plata.

Río de la Plata con vista a la desembocadura de otros ríos como el río Uruguay y el río Paraná. / Imagen cortesía de la NASA.

Importancia económica

Las principales actividades económicas en la cuenca del Río de la Plata son la agricultura y la pesca, favorecidas por el clima moderado y la humedad, aunque también las actividades industriales son comunes, sobre todo a lo largo del Paraná. La agricultura extensiva es común en los alrededores de las ciudades ribereñas. Además, el cuerpo es una vía navegable.

En la actualidad, el área del río se centra principalmente en la generación de energía hidroeléctrica, pues la población ha aumentado durante las últimas décadas.

Amenazas

La expansión urbana hace más sensible al Río de la Plata, debido a las cada vez mayores necesidades que deben satisfacerse. La agricultura, la ganadería, la actividad industrial y la construcción de represas, diques, canales y hasta carreteras representan una amenaza para la flora y la fauna, que ve sus hábitats cada vez más reducidos. La pesca excesiva, el turismo mal gestionado (cuando se realiza sin cuidado a la naturaleza) y la contaminación también son amenazas constantes.

El área del río es muy sensible a la variabilidad climática; se estima que la temperatura mínima anual aumenta cerca de un 1º C por siglo. El aumento del nivel del mar, como resultado del calentamiento global, podría ocasionar inundaciones severas en los márgenes del río.