Océano Pacífico

El Gran Océano.

El Océano Pacífico es la porción más grande de la división del océano global. Es decir, es el más extenso de los 5 océanos que conforman la Tierra y también uno de los más estudiados. No obstante, algunas de sus regiones son de difícil acceso, por lo que también funge como uno de los más misteriosos del planeta.

Para darnos una idea de su tamaño, ni juntando todas las masas de tierra que existen en el planeta, se lograría cubrirlo.

El navegante portugués Fernando de Magallanes fue quien nombró “Pacífico” a este océano, debido a las aguas calmas que se mantuvieron durante su recorrido. 

Características del Océano Pacífico.

Esta gran cuenca oceánica representa más del 30% de la superficie terrestre y contiene casi el doble de agua que el océano Atlántico, el segundo océano de mayor extensión.  

El tamaño del océano Pacífico es de cifras mayores. Abarca más de 155 millones de kilómetros cuadrados y su profundidad promedio es de 4,000 m. Así que no solo es el más extenso, sino también el más hondo, pues las seis fosas oceánicas más profundas que se han hallado hasta el momento, están dentro del territorio imaginario del océano Pacífico.

El abismo de Challenger dentro de la fosa de las Marianas es el punto oceánico más alejado de la superficie con 11034 m, más de lo que mide la montaña del Everest. Las zonas hadales del Pacífico, e incluso las más superficiales como la abisal y batial, conforman un elevado porcentaje de la parte desconocida de todos los océanos del mundo.

El Pacífico posee una línea costera de aproximadamente 135,663 km. Sus aguas se dividen en Pacífico Norte y Pacífico Sur con relación al ecuador, pero el océano en su totalidad limita al norte con los meridionales del mar de Bering y el golfo de Alaska; al este con el borde del continente americano, desde Alaska hasta el meridiano de Cabo de Hornos en Chile; al oeste con el mar de Japón, mar de Filipinas y con Tasmania, y al sur con el océano Antártico. 

Dentro de su territorio, existen numerosos mares como el mar de Bering, Mar de Ojotsk, mar de China oriental, mar de China meridional, mar amarillo, mar de Filipinas, mar de Arafura, mar de Bismarck, mar del Salomón, mar del Coral y mar de Tasmania. En cuanto a golfos, figuran el de Alaska, el de Tonkín y el de California. 

Vista del océano Pacífico desde Japón.

El clima del pacífico exhibe vientos uniformes en el sur y el este, pero hay una elevada probabilidad de formación de ciclones al sur de México y de tifones al sudeste y este del continente asiático. El Pacífico occidental es monzónico y en el Pacífico norte hay formación de hielo marino que cubre el mar de Bering y el mar de Okhotsk. La formación de hielo también se distingue al sur del océano pero en menores proporciones, debido al hielo marino de la Antártida.

Sus principales corrientes oceánicas son la del Pacífico Norte, la del Pacífico Sur, la corriente de California, la corriente de Kuroshio, la corriente ecuatorial del norte, la corriente ecuatorial del sur, la corriente de Australia Oriental y la corriente de Perú.

Se estima que este océano alberga 714 millones de kilómetros cúbicos de agua y su temperatura varía de acuerdo a su latitud y a las capas que conforman el agua con relación a su profundidad.

La temperatura del agua superficial puede registrar desde −1.4 °C a 30 °C, conforme su lejanía con el ecuador. Las aguas más próximas al océano Antártico son las más frías.

Con relación a la salinidad, esta también es variable. Puede ser tan baja en el ecuador como 34 partes por mil o tan alta como 37 partes por mil en el área suroriental.

Otro dato curioso, es que el movimiento de las aguas es distinto de acuerdo al hemisferio de la Tierra. En el hemisferio norte, las aguas circulan en sentido horario, mientras que en el hemisferio sur, circulan a lo contrario de las manecillas del reloj.

Por si fuera poco, el océano Pacífico contiene el mayor número de islas que cualquier otro, con alrededor de 25,000 islas, las cuales se dividen en Micronesia, Melanesia y Polinesia.

Sus peligros naturales

 

Además de los ciclones y monzones que pueden formarse desde el Pacífico, todo su borde comprende el famoso Cinturón de Fuego, o Anillo de Fuego, un área con alta actividad sísmica y volcánica debido a su asentamiento sobre los bordes de importantes placas tectónicas, como la placa del Pacífico, de Nazca, la placa Filipina, la australiana y la Norteamericana.

A su vez, alrededor del Anillo de Fuego se encuentran numerosas fosas oceánicas, los lugares más profundos del océano, entre ellas la de Challenger. Otras fosas que rodean el cinturón sísmico son: fosa de las Aleutianas, fosa de Japón, fosa de Tonga, fosa Mesoamericana y fosa de Perú-Chile, por mencionar algunas.

Importancia económica.

El océano Pacífico cuenta con importantes campos de petróleo y gas natural, nódulos polimetálicos, arena y grava. Además de que representa una importante ruta de navegación marítima para el comercio.

La industria pesquera es una de las más beneficiadas, pues el Pacífico concentra gran variedad de peces y mariscos comestibles muy demandados en diversas naciones, especialmente en las asiáticas. 

En este océano laboran las flotas atuneras más grandes del mundo. La región del Pacífico Noroccidental es considerada la pesquería más importante, ya que produce el 28% de la captura mundial. Le sigue en orden de importancia la región del Pacífico Central Occidental con el 16% de captura mundial. Además de atunes, el jurel, el abadejo de Alaska, la Sardinella, la anchoa japonesa, el bacalao, la merluza y tipos de calamares, son capturados en grandes masas.

El Pacífico se comunica con el océano Atlántico a través de los pasos naturales en el extremo austral americano, por el estrecho de Magallanes y por el mar de Drake, pero quizá la forma más eficaz y directa es por el canal artificial de Panamá.

La piratería es una amenaza marítima que obstaculiza el libre tránsito en el Mar del Sur de China, mar de Célebes y mar de Sulú. El robo a mano armada y los secuestros, son delitos frecuentes que pocas veces pueden ser detenidos. Los buques y demás embarcaciones deben aplicar medidas de prevención y de defensa para minimizar riesgos. 

Isla de Hawái, en el océano Pacífico.

Conservación del Pacífico

El océano Pacífico tiene grandes desafíos: cambio climático, contaminación plástica y sobrepesca. Aunque existen leyes internacionales para su protección, su extenso tamaño hace que los esfuerzos por conservar sus riquezas naturales, no sean muy fáciles de mantener.

De acuerdo a las cifras publicadas por el diario New York Times, en el océano Pacífico hay unas 87,000 toneladas de basura y la cifra irá en aumento en los próximos años, siendo los plásticos y las redes de pesca, los objetos más abandonados a lo largo de su extensión.

A este cúmulo de desechos se le conoce como La Isla de la Basura, un área que abarca 1,6 millones de Km2 entre Hawái y California.

Por otro lado, numerosas áreas del Pacífico requieren reponerse de la sobrepesca, ya que las poblaciones de las especies que sirven para consumo humano, no logran reponerse en sus períodos de reproducción, lo que afecta la biodiversidad marina. La caza ilegal de especies en peligro de extinción, es una de las mayores amenazas en el Pacífico.

El Océano Pacífico – Video.

Fuentes consultadas

oceanexplorer.noaa.gov/facts/pacific-size.html

oceanservice.noaa.gov/facts/pacific.html

www.cia.gov/library/publications/the-world-factbook/geos/print_zn.html

www.nationalgeographic.com/environment/oceans/reference/pacific-ocean/

https://www.bbc.com/mundo/noticias-43515386