Zonas y Profundidades del Océano

Los océanos son grandes masas de agua que parecen guardar muchos secretos. Hasta el día de hoy, se conoce ya bastante acerca de las propiedades y de la vida que se desarrolla cerca de la superficie, pero aún queda mucho por descubrir en sus profundidades.

De acuerdo con diversos criterios, los investigadores han divido los océanos para diferenciar la vida que existe ahí y para facilitar su estudio:

Zonas del océano según su densidad

Densidad es la cantidad de masa en volumen de una sustancia, en este caso, del agua del mar.

-Zona mixta de la superficie. En esta capa la temperatura y salinidad del agua está en constante cambio debido al contacto directo con el aire. Así, la reducción de la temperatura del aire provoca también bajas temperaturas en la superficie.

-Zona picnoclina o de transición. Los cambios en la densidad no ocurren con frecuencia pues no existe mucho movimiento en esta zona y no está en contacto directo ni con el aire ni con el fondo oceánico.

-Zona de aguas profundas. El agua de esta capa es más fría y densa que en las otras zonas.

Zonas del océano según su profundidad

El océano está dividido en 3 grandes zonas: pelágica, demersal y béntica.

Es más común leer o escuchar de las capas del océano según su profundidad, ya que numerosas especies son categorizadas de acuerdo con la zona de profundidad en la que habitan. ¿Has escuchado que existen peces abisales? Se les llama así porque viven precisamente en la zona abisal.

En primera instancia, el océano está dividido en 3 grandes zonas: pelágica, demersal y béntica, en función de la luz solar que llega al agua e ilumina debajo de la superficie.

-Zona pelágica

En griego, esta palabra significa “mar abierto”. La capa pelágica es la zona superior de los océanos y cubre alrededor de 360 millones de kilómetros cuadrados de la Tierra y su volumen es de unos 1,330 millones de kilómetros cúbicos. Su profundidad máxima es de unos 11 kilómetros. Se le llama también zona de aguas abiertas y las especies que alberga son denominadas “pelágicas”. Se subdivide en las siguientes zonas:

-Zona de neuston. Es la zona que está en contacto directo e inmediato con el aire y se extiende hasta 1 metro de profundidad. La palabra neuston hace alusión a los organismos microscópicos que viven justamente en esta zona. Es rica en plancton, por lo que numerosos animales que viven en zonas más profundas suelen ascender hasta aquí para alimentarse. Algunos autores no consideran a la zona de neuston como una zona propiamente dicha.

-Zona epipelágica. Es la capa superficial que se extiende hasta los 200 metros de profundidad y a unos 60 kilómetros de las costas. Es la zona de la luz solar y hogar de numerosas especies, aparentemente más que en cualquier otra zona.

-Zona mesopelágica. Abarca desde los 200 hasta los 1,000 metros de profundidad. También se le conoce como “twilight zone” o zona crepuscular. La temperatura varía menos que en la zona epipelágica, pero contiene la capa termoclina, en la cual la temperatura varía según la profundidad y la altura. La luz solar penetra en menor medida, y a partir de aquí algunos peces manifiestan bioluminiscencia. Pulpos, calamares y peces hacha habitan la zona mesopelágica.

Zona epipelágica

Zona epipelágica

-Zona batial. Se extiende desde los 1,000 hasta los 4,000 metros de profundidad. La luz solar no llega a penetrar y se experimenta una gran presión hidrostática. Su temperatura es constante y muy fría, de alrededor de 4° centígrados. En dicha zona habita cerca del 1 por ciento de las especies oceánicas, y debido a esto, la comida es escasa para quienes se encuentran ahí.

-Zona abisal. Comprende la región situada entre 4,000 y 6,000 metros de profundidad. Como se puede suponer, su temperatura es constantemente helada, de 2° a 3° centígrados. La vida es muy escasa debido a los pocos nutrientes pero algunas criaturas son capaces de soportar la oscuridad y la presión de hasta 76 megapascales.

-Zona hadal. Es la zona más profunda del océano, con una temperatura que apenas se encuentra por encima del punto de congelación. Si bien no penetra la luz del sol y los nutrientes son escasísimos, algunos organismos unicelulares, gusanos y pepinos de mar pueden encontrarse. Se extiende más allá de los 6,000 metros de profundidad.

-Zona demersal

Es la capa ubicada cerca del fondo oceánico y encima de la zona bentónica. Las especies que se encuentran en la capa demersal suelen buscar su alimento en el lecho marino o alimentarse de otras especies demersales.

-Zona béntica

Es la capa inmediatamente inferior del océano, que incluye la región superficial del sedimento y algunas capas debajo de la superficie de éste. Contiene bajos niveles de oxígeno y temperaturas frescas.