Inundación

Definición de inundación

En algunas ocasiones, la fuerza del agua sobrepasa a la civilización humana. Por ejemplo, cuando ocurren inundaciones.

¿Qué es una inundación? Se trata de una situación en la cual el agua cubre un terreno que normalmente no está cubierto de agua; en pocas palabras, el agua se desborda o cubre tierra que suele estar seca. Las inundaciones pueden ser: a) locales, cuando afectan una comunidad o área pequeña y b) de afectación extensa, que pueden abarcar cuencas fluviales enteras y varias comunidades.

Se trata de una situación en la cual el agua cubre un terreno que normalmente no está cubierto de agua.

Las inundaciones se categorizan como desastres naturales y son una amenaza constante en casi cualquier lugar donde llueve, aunque claro, la lluvia no es el único catalizador de este fenómeno.

Gran parte de las inundaciones se producen en un lapso de horas o días, lo que favorece la evacuación de las zonas proclives a ser afectadas. Sin embargo, otras son intempestivas y requieren medidas rápidas de protección. Si una persona vive en una zona cercana a un lago, un río, el mar o cualquier otro cuerpo de agua, debe tomar precauciones porque es muy probable que alguna vez la zona se inunde.

Automóvil atrapado por el agua, Turquía.

Automóvil atrapado por el agua, Turquía.

Causas de las inundaciones

Numerosos factores pueden provocar inundaciones, no solamente la lluvia. A continuación enlistamos los más comunes:

-Lluvia excesiva. Cuando la lluvia cae durante varios días y de forma prolongada, es probable que el terreno se inunde.

-Desbordamiento de ríos o lagos. La lluvia intensa y prolongada también ocasiona el desbordamiento de los ríos o lagos, que a su vez inundan los terrenos adyacentes. Otras causas del desbordamiento son la ruptura de las presas o diques y la presencia de algún trozo de hielo que proviene de las montañas.

En términos estrictos, si la tasa de flujo supera la capacidad del cuerpo de agua, éste se desborda.

-Ruptura de presa o dique. Las presas modifican el caudal de los ríos para satisfacer las necesidades humanas de agua. Pero si alguna se rompe debido a la presión del agua acumulada, ésta fluye bruscamente y desborda los ríos.

-Derretimiento rápido del hielo en las montañas. La nieve derretida o incluso los trozos de hielo aumentan el flujo de agua de los ríos y lagos.

-Tormenta o tsunami. Las inundaciones por estos fenómenos naturales son más comunes en las regiones costeras. En este caso, se producen olas altas y poderosas que golpean varios kilómetros de tierra y barren lo que está en ella.

Tipos de inundaciones

-Inundaciones de lenta aparición. Pueden tardar días, semanas o meses en cubrir los terrenos. Pueden dañar las cosechas, las carreteras y zonas pequeñas.

-Inundaciones de rápida aparición. Se producen en un tiempo más corto y entrañan daños más graves para las construcciones y las personas.

-Inundaciones repentinas. Representan la mayor amenaza y pueden provocar cuantiosos daños en la infraestructura así como consecuencias sociales negativas.

Inundación en Tonlé Sap, Camboya.

Inundación en Tonlé Sap, Camboya.

Efectos de las inundaciones

A lo largo de la historia, han ocurrido inundaciones de variable afectación. No todas tienen una connotación negativa; por ejemplo, las producidas en el Valle del Nilo del Antiguo Egipto fueron favorables para la agricultura en un ambiente desértico, y celebradas por egipcios. No obstante, muchas inundaciones son poco benévolas con el ser humano.

El relieve del terreno y su cercanía con los cuerpos de agua, entre otros factores, contribuyen a la gravedad de las afectaciones. Pero de todos los tipos, las inundaciones repentinas suelen ser las más destructivas. La fuerza del agua puede arrancar y derribar árboles, destruir casas, puentes y otras construcciones, arrastrar materiales peligrosos para los seres vivos y en última instancia, terminar con la vida de éstos. Para un país, una inundación ocasiona cuantiosas pérdidas monetarias.

En corto

-En Estados Unidos, las inundaciones provocan la muerte de unas 140 personas cada año.

-Las zonas bajas, costeras o situadas debajo del nivel del mar suelen presentar mayor riesgo de sufrir inundaciones.