Océano Antártico

El océano austral o antártico es como su nombre lo indica el océano más al sur del planeta y se encuentra prácticamente rodeando a la Antártida o continente antártico. Se considera que este océano empieza a partir de los 60º sur de latitud y recorre 360º lo que lo hace un círculo completo siguiendo las líneas imaginarias alrededor de la tierra.

Este océano es relativamente nuevo en los mapas, ya que anteriormente los tres grandes océanos llegaban hasta la Antártida pero tras un largo proceso la Organización Hidrológica Internacional, logró en el año 2000 que sus miembros reconocieran este océano separado, empezando a plasmarlo en sus documentos a partir del 2002. 

La intención de la OHI es lograr la atención y obtener datos de seguimiento y conservación de un área con aguas y características muy diferentes a los otros océanos y que requiere parámetros de medición distintos. Sin embargo, no todas la comunidades científicas han adoptado esta resolución y muchos aún publican mapas sin considerar este océano separadamente.

Costa de una región antártica.

De los cinco océanos, Pacífico, Atlántico, Índico, Antártico y Ártico, el antártico es el cuarto en lo referente a tamaño, siendo solamente mayor que el océano Ártico. La línea costera de este océano es de 17,968 kilómetros y su superficie es de 20,327 kilómetros cuadrados, de acuerdo al “CIA Factbook” que ya considera la limitación de los 60º S de latitud que mencionamos anteriormente.

Como es de esperarse, la temperatura de este océano que rodea al polo sur es extremadamente baja oscilando entre los -2ºC y los 10ºC en las épocas más calientes.

Algunos científicos consideran que este océano debe ser limitado por la Convergencia Antártica, una zona de delimitación natural donde las frías aguas del sur que fluyen hacia el norte, se encuentran con aguas más calientes de los océanos Pacífico, Atlántico e Índico según la zona y por tener menor densidad se hunden debajo de ellas. La convergencia Antártica al ser una delimitación natural, tiene la gran desventaja que varía según la época del año.

Geografía

El orígen del océano antártico ocurrió cuando Sudamérica y el continente antártico se separaron, lo que originó una corriente que circula alrededor del continente. La corriente circumpolar antártica. 

A diferencia de los otros, este océano es el único que no está delimitado por tierra, sino que lo limita el paralelo 60ºS como dijimos y en sus fronteras están los océanos Pacífico, Atlántico e Índico respectivamente.

La profundidad de este océano es entre 4 y 5 mil metros en su mayoría con una profundidad promedio de 3,270 metros. La superficie de hielo crece de 2.6 millones de kilómetros cuadrados en la época de más calor hasta 18.8 millones en la época de más frío. Su punto más profundo de de 7,235 metros.

Los principales mares de este océano son el mar de Amundsen, el mar de Bellingshausen, el mar de Ross, el mar de Weddell y el importante pasaje de Drake o Mar de Hoces, que es el paso de océano entre el sur de América y las primeras islas del continente antártico.

El pasaje de Drake.

Este cuerpo de agua entre el continente Americano y Antártico, es un punto importante de unión entre los océanos Atlántico y Pacífico en su parte norte y a partir del paralelo 60ºS hacia el sur desde luego, es parte del océano antártico.

Este pasaje mide 800 kilómetros desde Cabo de Hornos, Chile, la punta más austral del continente Americano hasta la Isla Livingston, una de las islas Shetland y lo más cercano del continente antártico con cualquier otro punto de tierra.

Geológicamente, la importancia de este canal es enorme, ya que antes de crearse hace más de 30-40 millones de años, los océanos Atlántico y Pacífico estaban completamente separados y el continente Antártico no era tan frío. La separación creó la corriente circumpolar que enfrió considerablemente a la masa de tierra y unió a los dos océanos más grandes del planeta.

La Corriente Circumpolar Antártica.

Esta corriente oceánica corre a favor de las manecillas del reloj rodeando completamente al continente y transporta una cantidad de agua aproximadamente 600 veces la que transporta el río Amazonas, lo que la convierte en la corriente más grande de todos los océanos.

Al crearse, fue de suma importancia para el enfriamiento del continente como mencionamos anteriormente, pero lo sigue siendo actualmente ya que forma una barrera natural que evita que lleguen aguas templadas del norte hasta las masas de hielo del sur.

Adicionalmente, la Corriente Circumpolar Antártica comunica continuamente los océanos Pacífico, Atlántico e Índico siendo una vía de intercambio entre ellos. Esta corriente es generada por los fuertes vientos con dirección occidental que existen en la zona y que mantienen una constante fuerza al no tener ninguna masa terrestre que los limite.

La Convergencia Antártica.

 

Es una zona de entre 32 y 48 kilómetros donde las frías aguas del sur se encuentran con aguas más templadas de los otros océanos lo que ocasiona que estas aguas más frías se hundan por tener menor densidad creando una movimiento submarino que es altamente beneficioso para la vida marina, particularmente el krill antártico que es el inicio de la cadena alimenticia de esa parte del planeta.

Descubrimiento e Historia.

Durante las épocas de expediciones y descubrimientos, muchos navegantes se acercaron al polo sur aunque no existe un registro preciso de quien descubrió por primera vez el continente Antártico. Hubieron expediciones simultáneas de Rusos, Ingleses y Norteamericanos en la misma época por lo que es difícil atribuir a alguno de ellos su descubrimiento.

El primero en divisar tierra al sur del paralelo 60ºS que hoy delimita este océano fue el inglés William Smith, que aunque no llegó al continente, descubrió las islas a su alrededor siendo Livingston Island la primera de ellas, parte de las islas Shetland que se encuentran muy cerca del continente.

Navegación en el océano Antártico.

Tratado Antártico.

Este tratado fue firmado en 1959 por los países con más influencia en la zona para regular las actividades y la explotación de Océano y el continente Antártico. Argentina, Australia, Bélgica, Chile, Francia, Japón, Nueva Zelanda, Noruega, Sudáfrica, la Unión Soviética y los Estados Unidos.

La idea fundamental fue prohibir el uso militar de la zona y establecerla como un área de investigación científica. 

El tratado también protege a las maravillosas y únicas especies de la zona e impulsa la conservación de la misma y regula la explotación pesquera.

Conservación

La mayoría de los países reconocen la limitación en la explotación de recursos y minerales y han firmado los tratados correspondientes en esa materia, no todo es calma.

Los esfuerzos y los tratados ayudan, pero aún así hay una gran explotación pesquera en este océano, incluyendo al krill antártico tan importante para otras especies de la zona como ballenas o pingüinos. En el 2013-2014 solamente, más de trescientas mil toneladas métricas fueron extraídas de este océano principalmente de krill antártico.

Adicionalmente, la creciente industria turística que lleva más de 35 mil turistas al año al continente, podría llevar a contaminación y destrucción adicional.

Finalmente, el calentamiento global ha causado grandes deshielos en zonas donde las especies endémicas estaban acostumbradas a realizar diversas actividades, lo que trae un daño irreversible e irreparable.