Distribución de la Población

Toda la población del mundo se distribuye de formas distintas en cada continente, país o región, es decir, no está ordenada de manera uniforme, sino desigual. Algunas ciudades tienen una población muy grande, mucho más que otras de tamaño similar, y algunos pueblos tienen muy pocos habitantes, por ejemplo. La geografía humana estudia la distribución poblacional a escala local, regional, nacional y global, tomando en cuenta la disposición de las personas en el espacio.

En la actualidad, la población mundial tiende a concentrarse en el hemisferio norte y en zonas ricas en recursos naturales; sin embargo, estos a su vez se localizan con mayor abundancia en ciertos puntos del planeta, de modo que las diversas poblaciones humanas son más abundantes en unas zonas que en otras.

Pero no solo los recursos naturales configuran cómo los seres humanos se ordenan. En general, la configuración de la distribución de la población se debe a tres grandes factores: históricos, económicos y culturales. Hay lugares del mundo cuya biodiversidad es escasa, como Groenlandia, cuya superficie está mayormente cubierta de hielo, pero está habitada desde hace algunos miles de años por pueblos nativos. Su población aumentó con la llegada de colonizadores europeos y sus descendientes, pero aún hoy en día, a pesar de ser grande, tiene pocos habitantes en comparación con otros países más pequeños.

Por el contrario, otras zonas tienen una gran riqueza natural, pero también tienen pocos habitantes debido a factores como su aislamiento geográfico o la poca influencia que tienen en la economía del mundo. Se calcula que un 25 por ciento de la superficie terrestre alberga cerca del 90 por ciento de la población mundial, y el 10 por ciento de la población se distribuye en un 75 por ciento de la superficie del planeta. lo que indica que una parte muy pequeña concentra la mayoría de la población mundial.

Factores que determinan la distribución de un área

S. A. Qazi (2006) menciona tres factores importantes que ejercen influencia en la forma en que las personas se distribuyen en la superficie terrestre.

– Geográficos. El relieve, el suelo, el clima, la temperatura y la precipitación de un área ejercen un papel muy importante en la población de un área. Mientras menos inhóspito es un lugar, hay mayores probabilidades de que tenga una cantidad considerable de habitantes, ya que aumentan las probabilidades de supervivencia. Es por eso que tan pocas personas pueden vivir en zonas desérticas.

¿Qué atrae a las personas a un área? Un clima templado o agradable, terrenos planos o bajos, suelos fértiles y recursos naturales suficientes o abundantes. Por otro lado, las temperaturas extremas, los terrenos montañosos y los sitios con vegetación demasiado densa son menos propensos a ser habitados, ya que el cultivo o el acceso a los recursos es más difícil.

– Culturales. Las costumbres y conocimientos tecnológicos pueden influir mucho. Las áreas fuertemente industrializadas, como muchas de Europa, suelen atraer a más personas como resultado de las oportunidades de empleo que implica el desarrollo de las industrias.

– Demográficos. Los cambios en la densidad de población de un área son influidos por aspectos propios de la demografía. Si el índice de natalidad es muy alto, la población de un lugar tiende a ser muy grande, o posiblemente lo contrario si la mortalidad es muy alta.

Estos últimos dos constituyen aspectos sociodemográficos. Además, factores políticos también son importantes; los países en guerra suelen ser menos poblados o experimentar emigración ya que la mortalidad ahí puede ser elevada.

Hay que considerar que la población de un área no depende solo de un factor, sino de varios. David Waugh y Tony Bushell (2002) mencionan que hay factores positivos que alientan a la gente a vivir en un área, y factores negativos que disuaden de vivir en otras. Los factores positivos son causantes de lugares con alta densidad de población. Ambos tipos se dividen en factores físicos si forman parte del relieve y el ambiente, y factores humanos si son consecuencia de las actividades humanas.

Densidad de población.

Continentes vistos desde el espacio exterior, en horas de la noche.

Tipos de áreas y poblaciones

Existen varios tipos de áreas donde se concentran las poblaciones. Las más reconocidas son las urbanas y las rurales.

– Áreas urbanas. Se consideran como lugares con alta densidad de población y de estructuras construidas, es decir, con infraestructura humana como carreteras, casas y edificios grandes. No obstante, muchos países tienen criterios propios para designar cuáles son las áreas urbanas y cuáles no. En México, por ejemplo, una población se define por el número de habitantes; si el área tiene más de 2,500 corresponde a una urbana.

Las poblaciones que viven en áreas urbanas son, consecuentemente, poblaciones urbanas.

– Áreas rurales. Son áreas que se caracterizan por ser pequeñas, tener una baja densidad de población y extensiones de terreno con escasa infraestructura. Por lo regular, un área rural es toda aquella que no es urbana, pero hay excepciones. En México, las áreas rurales tienen menos de 2,500 habitantes.

Densidad de población

Se conoce con este nombre al número de individuos de una especie particular que habita un área determinada, y es a partir de esta que se mide la diferencia en la distribución poblacional de los diferentes países, ciudades, pueblos, etcétera. Se obtiene midiendo el número de personas por kilómetro cuadrado o milla cuadrada. Con base en esto, hay áreas densamente pobladas, moderadamente pobladas o escasamente pobladas.

Las zonas con mayor densidad de población son el este y sur de Asia, el centro y oeste de Europa y el noreste de Estados Unidos. En contraste, las zonas con menor densidad de población son las regiones polares, las zonas áridas y semiáridas de Siberia, Arabia y Asia central hasta la costa del océano Pacífico, y algunas zonas de selva tropical de la cuenca del río Amazonas y del África ecuatorial. Asimismo, se estima que hoy en día la población urbana constituye el 41 por ciento de la población mundial.

Groenlandia es el país se considera el menos densamente poblado del mundo.

 
Fuentes

https://en.wikipedia.org/wiki/Population_geography

http://geog.ucsb.edu/~carr/geog141/GPOPGEOG_1.1.pdf

http://www.bbc.co.uk/schools/gcsebitesize/geography/population/population_distribution_rev1.shtml

https://en.wikipedia.org/wiki/World_population

David Waugh y Tony Bushell. (2002). New Key Geography for GCSE. Nelson Thornes Ltd.

Quazi. (2010). Population Geography. APH Publishing.

Manuel Antonio Zárate Martín, María Teresa Rubio Benito. (2005). Geografía humana: Sociedad, economía y territorio. Editorial Universitaria Ramon Areces.