Crecimiento Poblacional

Características

La población mundial está en continuo crecimiento por lo que conforme pasa el tiempo se hace más numerosa. Hasta agosto de 2016, se estimó una población de 7,400 millones de habitantes en todo el mundo, la máxima que se ha registrado. La tendencia actual es el aumento de población; sin embargo, esto no ha sido siempre así, pues la población mundial también puede reducirse o mantenerse estable durante mucho tiempo. Esto significa que hay fluctuaciones o modificaciones a lo largo de un período.

Hoy en día el crecimiento poblacional se produce a un ritmo muy rápido, pero hasta principios de 1800 el ritmo se había mantenido bajo. La revolución industrial, las mejoras en los sistemas de salud y de transporte y otros factores han contribuido a mejorar las oportunidades de vida de las personas y aumentar las posibilidades de supervivencia.

Si se compara la cantidad de personas que hay hoy con las que había en el pasado, la diferencia es muy grande. Por ejemplo, durante la época de auge del Imperio Romano, la población del mundo pudo ascender a más de 100 millones de personas. Fue en la década de 1820 cuando el mundo alcanzó los 1,000 millones. En 1970 la cifra llegó a 3,000 millones, y bastaron 4 décadas para que superase los 6,000 millones.

No obstante, a lo largo de la historia ha habido épocas distintas, en las que ha declinado o se ha disparado. Grandes pandemias como la de la peste bubónica, que durante parte del Medievo diezmó la población europea, contribuyeron a reducir el número de habitantes, aunque solo por un tiempo.

Se distinguen 3 eventos importantes que han definido las variaciones del crecimiento poblacional del mundo:

1. El inicio de la elaboración y uso de herramientas. Antes de que los seres humanos construyeran sus propias herramientas, las posibilidades de supervivencia eran menores, pues el manejo de los recursos era limitado. Posteriormente pudieron emplear objetos más desarrollados con los que mejoraron sus refugios y la recolección de alimentos.

Sobrepoblación humana.

2. La agricultura. Desde muchos puntos de vista, la agricultura representó un parteaguas en la historia de la humanidad. Cosechar los propios alimentos permitió que los seres humanos dejaran de desplazarse en busca de comida y que los asentamientos fueran permanentes, de modo que los riesgos de la vida nómada se redujeron. A partir de entonces, las poblaciones comenzaron a crecer hasta constituir las primeras ciudades.

3. La Revolución Industrial. Se considera que el desarrollo urbano moderno es en gran parte resultado de la revolución industrial, que requirió más personas que trabajaran en las fábricas. Gente del campo se trasladó a las ciudades en busca de empleo, aumentó la esperanza de vida y entonces las poblaciones comenzaron a incrementarse rápidamente.

Causas

El número de habitantes de un lugar se modifica con el paso del tiempo, la emigración o inmigración y el número de nacimientos o muertes.

– Altos índices de nacimientos. Las poblaciones crecen cuando más personas nacen. Sin embargo, si se produce un número similar o mayor de muertes, el número de nacimientos no compensa este hecho, y entonces la población se mantiene o disminuye.

– Bajos índices de muertes. En muchos países donde los sistemas de salud son eficientes y no hay conflictos bélicos, la gente muere en menor proporción, lo que contribuye a aumentar la población.

– Fuerte inmigración. Hay regiones que atraen más personas para vivir, debido a que tienen una alta calidad de vida, a que tienen una alta oferta de empleos o a que muestran características geográficas deseables, como un buen clima o terreno fértil, entre otros. Esto hace que la población aumente.

La aceleración de la migración se advirtió con el advenimiento de la Revolución Industrial, y actualmente se ha producido en otras ciudades.

– Mejoras en la calidad y nivel de vida. Reducen la mortalidad, por lo que las personas viven más tiempo.

– Larga esperanza de vida. El crecimiento poblacional de los últimos años está siendo promovido, en parte, por el cada vez mayor número de personas que sobreviven a una edad reproductiva más avanzada, debido a una esperanza de vida más larga que en siglos anteriores, de acuerdo con el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

Hay un término destacado: crecimiento natural, el cual se refiere a la variación poblacional durante un tiempo específico; se obtiene de la diferencia al restar el número de nacimientos el número de defunciones. Esto ocurre en las poblaciones abiertas, influidas también por las migraciones, pero en las cerradas solo influye el crecimiento natural.

Los índices demográficos que más influyen en el crecimiento de la población son la natalidad, la mortalidad y las migraciones.

Las tasas de crecimiento de población están aumentando más en los países menos desarrollados de África, Latinoamérica y Asia; por el contrario, las tasas de crecimiento de los países más desarrollados de Europa y Norteamérica, así como de Australia, Nueva Zelanda y Japón, están disminuyendo. Esto muestra que el número de habitantes de una localidad o del mundo es influido por varios factores en conjunto, y no solo por uno. Por ejemplo, Somalia tiene una esperanza de vida baja si se compara con la de Japón, pero el índice de natalidad es más alto.

No obstante, el crecimiento poblacional se produce mientras la tasa de natalidad es mayor que la de mortalidad durante un período determinado.

Efectos de la sobrepoblación humana.

Efectos

Se ha observado que en los últimos 100 años la población mundial ha estado creciendo cada vez más rápido. El ritmo acelerado se ha vuelto un asunto de preocupación, ya que mientras más personas existen, las necesidades de recursos aumentan, lo que ejerce presión sobre el medio ambiente y las sociedades. Algunas consecuencias del crecimiento poblacional son:

– Contaminación. A medida que las poblaciones crecen, la intervención directa e indirecta del ser humano en los ecosistemas se vuelve más grande, y es por eso que el suelo, el aire y el agua están siendo contaminados con sustancias de origen artificial.

– Reducción de la biodiversidad. Muchas especies se encuentran en peligro de extinción, debido a la invasión y contaminación de sus hábitats.

– Sobrepoblación. Este problema, que se define como un fenómeno producido cuando un exceso de población sobrepasa la capacidad de carga de un lugar, ocasiona que los habitantes experimenten un empeoramiento de sus condiciones de vida. Se llama explosión demográfica a un aumento desmesuradamente grande y rápido de la población, es decir, que esta se dispara súbitamente.

El crecimiento poblacional es mayor en las zonas urbanas, especialmente en las regiones menos desarrolladas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre 2020 y 2025 la población urbana mundial aumentará un 1.63 por ciento cada año, con lo cual se teme por el equilibrio que debe haber entre poblaciones, suelo y recursos naturales.

 

 
Fuentes

http://www.who.int/gho/urban_health/situation_trends/urban_population_growth_text/en/

https://en.wikipedia.org/wiki/Population_growth

http://www.bbc.co.uk/schools/gcsebitesize/geography/population/population_change_structure_rev1.shtml

http://www.bbc.co.uk/bitesize/ks3/geography/interdependence/population_migration/revision/4/

http://www.unfpa.org/world-population-trends

http://www.prb.org/Publications/Lesson-Plans/HumanPopulation/PopulationGrowth.aspx

Gerald Rudolph Pitzl. (2004). Encyclopedia of Human Geography. Greenwood Publishing Group.

Manuel Antonio Zárate Martín y María Teresa Rubio Benito. (2011). Editorial Universitaria Ramon Areces. Paisaje, sociedad y cultura en geografía humana.