Galaxias

Definición y características de las galaxias


Mucho antes de que el Sistema Solar se formara, ya existían galaxias en el Universo. Este es un sistema que consta de múltiples elementos como las estrellas, los asteroides, los cuásares, los agujeros negros, los planetas, el polvo cósmico y las galaxias, entre muchos otros.

Las galaxias son enormes grupos o sistemas espaciales compuestos por gases, polvo, estrellas y materia oscura, todo lo cual se mantiene unido mediante la gravedad. El número de galaxias es tremendamente grande y es por ahora imposible de saber exactamente. Los científicos han detectado miles de millones de galaxias en el universo observable, pero existe un número indeterminado ahí en donde los aparatos tecnológicos aún no alcanzan a llegar u observar.

Cada galaxia contiene un número de estrellas, nubes interestelares, planetas y cúmulos diversos.

La mayoría de las galaxias se localizan a distancias enormes de la Vía Láctea, la galaxia que soporta el Sistema Solar y por ende, la Tierra. Son difíciles de observar, por lo que se requiere tecnología muy avanzada para determinar sus características.

La palabra “galaxia” tiene su origen en el término griego galaxias (γαλαξίας), que significa “lechoso”, debido con probabilidad a su apariencia en el cielo. Cada galaxia contiene un número de estrellas, nubes interestelares, planetas y cúmulos diversos. Tienen formas variadas y miradas con telescopios se aprecian brillos y colores particulares. Entre galaxia y galaxia se encuentra el espacio intergaláctico, llamado así porque se halla entre las galaxias.

Formación de las galaxias

Galaxia Andrómeda

Tipos de galaxias

Por lo general, se clasifican de acuerdo con su forma:

-Galaxias elípticas. Su estrechez a lo largo de un eje les confiere una apariencia elíptica. Se componen de las estrellas más viejas y suelen encontrarse en los cúmulos de galaxias. Las galaxias más grandes de las que se tiene conocimiento son elípticas, pero las hay también pequeñas.

-Galaxias espirales. Presentan una forma en espiral. Consisten en una especie de disco aplanado con “brazos” alrededor que le dan su forma, y en su parte media se concentra una gran cantidad de energía. Las estrellas, los planetas, el gas y el polvo giran alrededor del brillante centro.

Las galaxias espirales barradas tienen “brazos” muy largos y el centro adquiere forma alargada, más parecida a una barra que a un círculo. Es justo en el centro donde se cree que nacen las estrellas.

-Galaxias irregulares. No tienen una morfología clara o distinguible y tienden a poseer estrellas jóvenes.

-Galaxias lenticulares. Es una forma que se encuentra a medio camino entre la espiral y la elíptica. Consisten en un disco sin “brazos” con poca materia interestelar, aunque algunas pueden presentar cierta cantidad.

-Galaxias peculiares. Como su nombre sugiere, son galaxias de forma extraña, inusual; o raras en términos de composición o tamaño.

Origen y evolución de las galaxias

El origen de las galaxias es un tema aún discutido. Los astrónomos creen que comenzaron a formarse poco después del Bing Bang, la explosión cósmica que dio origen al Universo, según la teoría del mismo nombre. En la etapa posterior a la explosión, las nubes de gases se unieron y comprimieron debido a la gravedad, lo que constituyó una primera parte de las galaxias.

Después, las estrellas pudieron concentrarse formando cúmulos globulares para dar paso a las galaxias, o quizá se formaron primero estas y las estrellas contenidas se agruparon más tarde. Dichas galaxias jóvenes eran más pequeñas que ahora y se localizaban más juntas unas de las otras, pero al colisionar entre sí y ser parte de la expansión del universo, crecieron y modificaron su forma.

Los telescopios más modernos han sido capaces de detectar galaxias muy antiguas, que se originaron no mucho tiempo después del Big Bang.

La Vía Láctea se compone de gas, polvo y al menos 100 billones de estrellas.

La Vía Láctea

Es el nombre de la galaxia donde se encuentra la Tierra. ¿Su tipo? Galaxia en espiral barrada. Se compone de gas, polvo y al menos 100 billones de estrellas. Su centro es poco distinguible, debido a las espesas nubes de polvo y gas que impiden verlo claramente. No obstante, los científicos creen que alberga ahí un agujero negro supermasivo, o lo que es lo mismo, un agujero negro con una masa de miles o millones de masas solares.