¿Son reales las imágenes del universo?

A raíz de la publicación de la primera imagen de un agujero negro en el espacio el pasado mes de abril, se generó mucho escepticismo sobre su veracidad.

Mucha gente se preguntaba cómo era posible tomar una fotografía ante tales circunstancias y porqué estaba tan borrosa habiendo tecnología sofisticada.

En primer lugar, no es una fotografía, simplemente porque no existe un telescopio que por sí mismo pueda capturar algo a 55 millones de años luz, como fue en este caso. En segundo lugar, este agujero negro es tres millones de veces más grande que la Tierra; un tamaño nada convencional.

Se requirió de la sincronización de varios telescopios de los principales observatorios del mundo para lograrlo. Es decir, los telescopios estaban situados en diferentes partes del mundo, como Arizona, Hawái, España, México, Chile y Antártida.

¿Qué es un agujero negro?

Para reunir lo que cada uno captó y poder formar la imagen completa, se requirió de numerosos discos duros que transportaran la información, ya que eran alrededor de 5,000 terabytes, imposibles (por ahora) de almacenar en un solo sitio. Finalmente ‘solo’ faltaba el reto de ordenar toda la información capturada. ¿Cuánto llevó esto? Más de 700 días.

Lo mismo sucede con las imágenes del universo, y en concreto, con las de los planetas. De hecho, conocemos la circunferencia completa de la Tierra gracias a imágenes compuestas, ordenadas de tal forma que el público pueda apreciarlas como una sola fotografía. Ahora ya sabemos que detrás de cada una, hubo mucho trabajo de gente especializada.

Sí son reales las imágenes que existen sobre el universo.

¿Los colores son reales?

No faltan las objeciones hacia la NASA y otras agencias espaciales con relación a sus publicaciones sobre el aspecto que tiene el universo. No es que sean imágenes falsas; más bien, tienen que sufrir modificaciones para que podamos disfrutarlas. Veamos por qué.

Un telescopio es una herramienta que capta la mayor cantidad de luz posible, más que la que nuestros ojos podría concentrar. También cumple la función de ajustar los fotones astronómicos a nuestra capacidad de visión, pues de otra manera no podríamos apreciar las imágenes que vemos. Es decir, la luz y el tamaño están ajustados a nuestras posibilidades como seres humanos. Ya de entrada, las imágenes son parte de una visión artificial.

Así como cuando añadimos filtros a las fotografías tomadas con el celular para que se vean mejor, lo mismo sucede con las fotografías del espacio. Pero no para que se vean ‘bonitas’, sino para facilitar los estudios científicos. Resaltar cordilleras, mares, tormentas y otras estructuras complejas, es muy útil para la ciencia. Cabe mencionar que estos ‘retoques’ conlleva muchas horas de trabajo.

Los colores más comunes en el universo son el rojo y azul, pero si vemos algún naranja, morado o verde brillante, ahora sabemos que es para algo a favor del conocimiento científico… y lucen hermosas.

Los ‘fotógrafos’.

Son varios los responsables de capturar las sorprendentes imágenes en el espacio. Gracias a naves espaciales equipadas, telescopios y astronautas con cámaras, hemos podido conocer parte del maravilloso universo.

El telescopio espacial Hubble viaja alrededor de la Tierra mirando hacia el espacio. Ha capturado imágenes de planetas, estrellas, cometas, colisiones y galaxias con una mejor calidad de lo que lo haría un telescopio en la superficie terrestre; pues este último tiene que librar los gases de la atmósfera.

La sonda Cassini-Huygens ha dado a conocer la belleza de Saturno junto con sus anillos y lunes. Para crear una panorámica de Saturno que abarcaba unos 655.000 millones de kilómetros, se procesaron 141 imágenes de gran angular.

Conoce el planeta Saturno…

Por su parte, las cámaras de la Estación Espacial Internacional es quien nos trae las imágenes cercanas más hermosas de la Tierra, tanto de día como de noche. Dando énfasis en sistemas montañosos, mares, ríos, etc. Esta estación cuenta con varios módulos donde es posible tener diversas perspectivas. Esto responde a la pregunta de: “¿Quién tomó esa foto de la Estación Espacial?”.

Uno de los fotógrafos más reconocidos dentro de la Estación Espacial Internacional es Donald Pettit, conocido como “don Pettit”, un astronauta equipado con sofisticadas cámaras fotográficas que han capturado sorprendentes imágenes tanto de la Tierra, como del espacio cercano.

Pero quizá es la Cámara de Imágenes Policromáticas de la Tierra (EPIC) de la NASA (Earth Polychromatic Imaging Camera) la que ha sorprendido por la calidad y nitidez de sus imágenes.

Localizada a un millón de millas de distancia, ha mostrado nuestro planeta en un plano más lejano, otorgando imágenes completas y panorámicas, incluso, por detrás de la Luna.

Ha capturado tránsitos lunares y de eclipses solares, recorridos de la Luna por ‘detrás’ de la Tierra, imágenes de un lejano Júpiter, así como bellas imágenes luminosas de los primeros destellos del Sol. Gracias a esta potente cámara, se ha comprobado la presencia de cristales de hielo en la atmósfera.

Datos curiosos

La fotografía más famosa ‘del mundo’.

Era un diciembre de 1972 cuando en la misión final denominada Apolo 17, el geólogo y astronauta Harrison Schmitt, capturó “La canica azul” (The blue marble). Una imagen completa de la Tierra mostrando África casi en su totalidad, la Antártida y parte del Medio Oriente. Probablemente sea la imagen más distribuida de la historia.

“El Sol iluminando la Tierra”

Es el título de la primera fotografía desde el espacio tomada por el hombre, a bordo del Mercury-Atlas 6. El astronauta estadounidense John Glenn fue el autor. Por lo tanto, él fue el primer ser humano que fotografió la Tierra desde el espacio con una cámara de mano.

A todo color.

Una cámara del satélite ATS 3, mostró por primera vez al planeta Tierra a todo color.

Plutón y Caronte.

1994 fue el año en que el Telescopio Espacial Hubble dio a conocer la mejor imagen de Plutón y una de sus lunas, Caronte. Se percibían como dos cuerpos luminosos, pero sin detalles.

Años más tarde, en 2015, fue capturada una clara imagen de Plutón en color natural. Fue dada a conocer en 2018 gracias a la cámara de la misión espacial no tripulada New Horizons.

El gigante helado.

Voyager 2 ha sido la única misión espacial en llegar a Urano y enviar imágenes de su superficie. Estamos hablando de 1977. Hasta el momento, no se tiene planeada otra misión.

Referencias

https://www.nationalgeographic.com.es/temas/planeta-tierra/fotos/1/14

https://www.nationalgeographic.com.es/ciencia/grandes-reportajes/las-mejores-fotos-historicas-de-la-tierra-desde-el-espacio_10297/10

https://www.nasa.gov/image-feature/nasa-captures-epic-earth-image

https://epic.gsfc.nasa.gov

https://www.space.com/34146-fake-colors-nasa-photos-stop-complaining.html