Río Danubio

El Danubio, que da nombre al magnífico vals de Johann Strauss El bello Danubio Azul, es el segundo río más largo de Europa detrás del Volga, pero el más largo de todos lo que se encuentran en la Unión Europea. Asimismo, constituye una vía fluvial internacional.

Características

Fluye a través de 10 países europeos, que son Alemania, Austria, Croacia, Hungría, Eslovaquia, Serbia, Rumania, Bulgaria, Moldavia y Ucrania, pero su cuenca hidrográfica incluye a 19 países en total: Albania, Austria, Bosnia y Herzegovina, Bulgaria, Croacia, República Checa, Alemania, Hungría, Italia, Macedonia, Moldavia, Montenegro, Polonia, Rumania, Serbia, Eslovaquia, Eslovenia, Suiza y Ucrania. Pasa por 4 capitales: Viena (Austria), Budapest (Hungría), Bratislava (Eslovaquia) y Belgrado (Serbia).

Información sobre el Danubio.

El alto Danubio.


Se extiende en la Europa central-oriental desde el macizo montañoso Selva Negra, en Alemania, hasta su desembocadura en el mar Negro. Los ríos Brigach y Breg son los afluentes que, al confluir, dan origen verdadero al Danubio. Otros afluentes importantes son los ríos Inn, Prut, Iller, Isar, Raba, Drava y Morava. La longitud del río se calcula en unos 2,860 kilómetros, mientras que su cuenca mide alrededor de 817,000 km2.

Respecto a lo anterior, en la cuenca se distinguen tres subregiones. La Cuenca Alta abarca desde el inicio del río en Alemania hasta Bratislava. En este tramo, el agua corre a unos 8 o 9 km/h, y la profundidad puede ser desde 1 hasta 8 metros. La Cuenca Media es más ancha, al superar los 1.5 metros de lado a lado. Se extiende desde Bratislava hasta Puertas de Hierro, en la frontera entre Serbia y Rumania. Inmediatamente da inicio la Cuenca Baja. Ahí el río fluye lentamente por una llanura vasta rodeado de mesetas y montañas rumanas. En la sección final el Danubio se divide en tres ramas (Chilia, Sulina y St. George) que forman un delta y desembocan en el mar Negro.

Formación

Descubrir el origen del Danubio no ha sido fácil. Hasta la actualidad, se sabe que es más antiguo que el Rin, otro río importante de Europa. En el Pleistoceno, antes de la última edad de hielo, las aguas que se originan en los Alpes y llevan agua al Rin fueron parte del Urdonau, un antiguo río que parece ser anterior al Danubio de hoy. Posteriormente, las aguas de los Alpes tomaron otro rumbo y se dirigieron hacia el Rin, al cual empezaron a alimentar.

El delta comenzó a formarse hace unos 6,500 años, como resultado del relleno de una ensenada del mar Negro con tierra transportada por el río.

Flora y fauna

La cuenca del Danubio es una región llena de vida. Llanuras, bosques, montañas, cañaverales, marismas, estanques y otros biomas y ecosistemas se desarrollan ahí, y a su vez, otorgan hábitat a plantas y animales. Su delta contiene al segundo humedal más grande del continente y el juncal más grande del mundo. Es, definitivamente, una cuenca caracterizada por una alta biodiversidad.

El río aloja unas 7 especies de peces endémicos (que no se encuentran en otras partes del mundo), en tanto la cuenca es hogar de más de 103 especies de peces. De ellos, los esturiones, la anguila europea (Anguilla anguilla) y los sábalos Alosa caspia, A. immaculata y A. maeotica. En la cuenca también viven unas 88 especies de moluscos de agua dulce y más de 18 especies de anfibios. Además, el delta alberga alrededor de 70 especies de peces, de los cuales unos 45 son de agua dulce, 75 especies de libélulas y 330 especies de aves, entre las que se incluyen pelícanos comunes (Pelecanus onocrotalus), garzas y cormoranes pigmeos (Microcarbo pygmaeus).

Características del río Danubio.

Danubio conectando con el mar Muerto. / Fotografía cortesía de la NASA.

Importancia económica

En la cuenca del río viven más de 83 millones de personas que necesitan el agua y los recursos de la cuenca. La mayoría depende del agua del Danubio para realizar sus actividades, para lo que se ha construido más de 700 embalses y presas. En siglos pasados era una vía de comunicación importante, y aunque hoy su navegación se ha reducido un poco, algunas secciones continúan siendo rutas clave de transporte.

La pesca, la agricultura y el turismo son otras actividades que se centran en el río y su explotación. Sin embargo, debido a la contaminación de algunas secciones del curso la pesca ya no se practica tanto.

Amenazas

Solo un 6.6 por ciento de la cuenca está protegido, a pesar de que el río enfrenta problemas como contaminación debido a los desechos vertidos por las industrias, la agricultura y las poblaciones humanas, la extracción de grava y especies en peligro de extinción, entre otros. Algunas de las especies más amenazadas son el esturión, el pelícano común, el castor euroasiático (Castor fiber), el martín pescador europeo (Alcedo atthis) y el galápago europeo (Emys orbicularis). La construcción de las presas supone una presión sobre la fauna, puesto que toda construcción humana interfiere con el espacio natural de los animales.