Precipitación

¿Qué es una precipitación?

Una precipitación es agua líquida o sólida formada en la atmósfera que regresa a la superficie terrestre en forma de lluvia, aguanieve, nieve, etc.

La precipitación juega un papel muy importante dentro del ciclo del agua, al igual que la evaporación y condensación. Cuando el agua de los océanos, mares, ríos, etc., se evapora hacia la atmósfera, se condensa en forma de nubes de vapor de agua y cae debido a la acumulación excesiva. Esta caída es lo que se conoce como precipitación y se lleva a cabo de forma natural en la Tierra una y otra vez.

Evaporación: es cuando el agua en estado líquido se convierte en gas.

Transpiración: después de que las plantas absorben agua del suelo, liberan esta agua a través de sus hojas y posteriormente se convierte en gas.

Condensación: este gas liberado por las plantas se enfría y se convierte en agua líquida o hielo, la cual se condensa en partículas que forman nubes.

Precipitación: el agua líquida o sólida cae al suelo terrestre través de diversas formas de precipitación. Si una nube es cálida por estar en altitudes bajas, caerá lluvia. Pero si la nube es más fría por estar en altitudes más altas, el agua se congelará parcial o totalmente y caerá en forma de aguanieve, nieve, cristales de hielo, granizo, etc. Es decir, que el estado del agua al caer dependerá, en parte, de la altura de la nube. 

Sin embargo, si el aire es muy cálido, el agua congelada de las nubes puede convertirse en lluvia a medida que cae al suelo.

Núcleos de condensación.

Las gotas nubosas se forman sobre aerosoles denominados núcleos de condensación o núcleos higroscópicos. Los núcleos de condensación son pequeñas partículas de la atmósfera que favorecen la formación de las gotas de las nubes. 

Algunas de estas partículas son polvo y humo presentes en la atmósfera, pero son esenciales para originar una precipitación, ya que al juntarse se vuelven lo suficientemente grandes y pesadas para caer al suelo.

Tipos de precipitaciones.

Granizo.

El granizo es un tipo de precipitación que se produce solamente en nubes de tipo cumulonimbus donde existen corrientes ascendentes de aire húmedo con importantes suministros de agua muy fría, la cual llega a ese punto al alcanzar zonas bastante altas de la atmósfera. 

Una vez que las gotas de agua están congeladas, congelan a otras gotas hasta volverse un cúmulo pesado que el aire no puede soportar, por lo que caen a la superficie terrestre. En el impacto pueden rebotar, cuartearse o romperse.

El granizo puede ser de diversas medidas, pero generalmente posee el tamaño y peso suficiente para dañar automóviles, animales y personas. Puede medir desde 5 mm hasta varios cm. En algunas regiones se han hallado mortales bolas de hielo de más de 15 cm de diámetro.

Aunque el granizo es de corta duración y de poco alcance, es un peligro para quienes no logren protegerse a tiempo. En grandes concentraciones obstruye drenaje y genera inundaciones. 

Se podría pensar que el granizo es común en estaciones invernales, pero es todo lo contrario; su presencia es más ordinaria durante el verano.

Gránulos de hielo o granizo blando.

Es un tipo de granizo pero mucho más pequeño y fino, ya que las circunferencias poseen una delgada capa de hielo más frágil que en el granizo. Otra diferencia es que los granos de hielo son más comunes en tormentas invernales. 

El granizo blando favorece la formación de avalanchas al asentarse en las superficies en forma de capas de baja viscosidad, lo que las vuelve inestables en zonas de pendientes. Se logra compactar después de 24 o 48 horas aproximadamente. En inglés, el granizo blando se denomina Graupel.

Nieve

Son hermosos cristales de hielo formados en la atmósfera que caen a la superficie sin causar peligro como el granizo, ya que su textura es suave. Cuando estos cristales de hielo colisionan y se adhieren entre sí, forman copos de nieve, pero suelen derretirse antes de llegar al suelo en ambientes de más de 4 °C.

La nieve puede ser divertida para realizar deportes y actividades familiares, pero también puede convertirse en un peligro si cae en enormes cantidades. 

Se reconocen varios tipos de nevadas de acuerdo a la visibilidad, profundidad de acumulación y velocidad de vientos.

  • Nevada suave: visibilidad superior a 1 kilómetro con acumulación de medio centímetro de espesor por hora. Se le denomina nevisca si dura pocas horas. 
  • Nevada moderada: restricciones de visibilidad entre 500 m y 1 kilómetro con acumulación de hasta 4 centímetros de espesor por hora.
  • Nevada fuerte: visibilidad inferior a 500 m con acumulación de más de 4 centímetros de espesor por hora. Además, se presentan vientos sostenidos superiores a 55 km/h. También se le denomina tormenta invernal.
  • Nevada severa: visibilidad inferior a 100 metros con acumulación de más de 7 centímetros por hora. Los vientos sostenidos superan los 70 km/h. 

En nevadas fuertes y severas, piden a la población no salir de sus casas y evitar el uso del vehículo, pues los accidentes incrementan por derrape. 

Aguanieve.

Es una mezcla entre nieve y agua, lo que hace que su consistencia sea más liviana, húmeda y suave. Esto se debe a que el aire del entorno no es lo suficientemente frío para congelar, ni tan cálido como para que sea lluvia. 

Tampoco puede ser nieve porque a pesar de que el aguanieve contiene hielo, al estar mezclado con agua, hace que caiga a la superficie terrestre como pequeñas estructuras amorfas y no como cristales. Luego entonces, al tocar el suelo se derrite de manera más rápida, dependiendo de las condiciones del lugar. 

Gránulos de nieve o cinarra.

Son granos de nieve muy pequeños, generalmente menores a 1 mm, de forma plana y alargada con coloración blanca y opaca, que se forman ante altos niveles de humedad en el ambiente en combinación con la temperatura de rocío por debajo de su punto de congelación. 

Los gránulos de nieve se derriten velozmente y caen en pequeñas cantidades sin rebotar ni quebrarse con el impacto contra el suelo.  

Cellisca.

La cellisca es similar a la cinarra porque ambas requieren altos niveles de humedad y temperaturas en el aire menores al punto de congelación, pero los granos de la cellisca son más grandes, son traslúcidos y no opacos, y no se aplastan con tanta facilidad como la cinarra.

Este fenómeno es común en otoño, invierno y primavera de las zonas más elevadas de las montañas.

Prismas de hielo.

En algunas regiones se le conoce como “polvo de diamante” y se caracteriza por el poco peso de sus muy pequeños cristales de hielo, lo que hace que parezcan suspendidos en el aire. El polvo de diamante proviene de una nube muy baja al igual que la niebla, pero se diferencia de esta porque no suele afectar la visibilidad.  

Para que logre formarse, se requieren temperaturas ambientales muy por debajo del punto de congelación del agua. Por esta razón, es más común que se presente en zonas de frío extremo como el Ártico y el interior de la Antártida.

Perdigones de hielo.

Se asemejan a bolitas de polietileno transparente. Por lo tanto, no se trata de cristales sino de pequeñas estructuras circulares y traslúcidas. Son más pequeños que el granizo y al igual que el granizo blando, se forman en tormentas invernales, pero se distinguen por moldearse cuando el aguanieve se vuelve a congelar.

Lluvia.

Es la forma de precipitación que todos conocemos. La lluvia es el resultado de la condensación del vapor de agua contenido en las nubes posicionadas a altitudes medias. 

La lluvia es muy importante para el ciclo del agua y para satisfacer necesidades de numerosas formas de vida en la Tierra. No obstante, un exceso de lluvia también puede ser contraproducente: las inundaciones se consideran un tipo de desastre natural.

La lluvia siempre es agua dulce sin importar si parte de su composición provino de fuentes marinas, ya que la sal no puede evaporarse. Sin embargo, los contaminantes de la atmósfera sí pueden afectar la pureza de las gotas de agua, lo que deriva en lluvia ácida.

La lluvia ácida es un tipo de lluvia que resulta de la combinación de partículas contaminantes con gotas de agua de la atmósfera terrestre. Es decir, cuando la gotas de lluvia caen, se contaminan con los elementos tóxicos que circulan en el aire, entonces llegan a la Tierra como lluvia contaminada.

Aunque no es peligrosa o dañina para el ser humano, sí lo es para la vida vegetal y para los animales acuáticos que dependen de una adecuada química en el agua. Lagos, arroyos y cuerpos de agua de poca extensión, pueden volverse más ácidos y afectar su fauna y flora.

Lluvia gélida o engelante.

Es un fenómeno extraño pero fascinante. La lluvia gélida se refiere a las gotas de agua líquidas que se congelan tras el impacto sobre las superficies de la Tierra, esto, por que se sobreenfrían al pasar por una capa de aire subcongelante a cientos de metros sobre el suelo.

Una vez que cubren cables de electricidad, autos, construcciones, etc., se le conoce como hielo glaseado, el cual puede acumularse en varios centímetros de grosor. 

Fuentes consultadas.

meteo.fisica.edu.uy/Materias/El_Sistema_Climatico/Teorico_El_Sistema_Climatico/Nubes.pdf

scijinks.gov/precipitation/