Océano Ártico

El océano ártico se encuentra en la región polar del mismo nombre que se encuentra alrededor del Polo Norte de la Tierra. A pesar de ser el océano más pequeño, es muy importante para la vida en nuestro planeta.

Este océano equivale exclusivamente al 2.8% de la superficie total de la Tierra y al 3.9% de la superficie del océano terrestre ya que tiene una extensión de un poco más de 14 millones de kilómetros cuadrados.

Otra de las características del océano ártico es que tiene la menor profundidad de todos los océanos con tan solo 1,050 metros en promedio.

Gran parte de este océano, principalmente el centro alrededor del polo, está cubierto de una capa de hielo persistente durante el año de aproximadamente 3 metros de ancho, que tiene un área que varía desde un 50% de la superficie del océano en verano hasta casi la totalidad de la superficie en invierno. Sin embargo, estos porcentajes están cambiando rápidamente a causa del calentamiento global, llegando en ocasiones a dejar algunas partes con paso libre para las embarcaciones durante el verano, lo que antes era imposible.

Geografía del Océano Ártico.

Este océano está prácticamente rodeado de tierra por todos lados, aunque solamente un pequeño grupo de 6 países tienen costa en el océano Ártico. Por un lado, en América del Norte, Estados Unidos (Alaska exclusivamente), Canadá y Groenlandia son los únicos países americanos con costa ártica. Por el otro lado Eurasia, incluyendo la parte asiática y europea de Rusia y los países de Europa, Noruega e Islandia.

Aunque se considera que Suecia y Finlandia son países con costas Árticas por estar dentro del círculo polar Ártico, no cuentan con costas directamente en el océano Ártico. 

La extensión del océano ártico es de 14,056,000 km2 con una línea costera superior a los 45 mil kilómetros lineales.

Este océano se une al océano Pacífico a través del conocido estrecho de Bering y al océano Atlántico por el mar de Groenlandia.

Poblaciones

Las poblaciones en la región polar tienen entre 50 mil y 17 mil años, cuando el descenso en los niveles del mar permitió el tránsito a través del estrecho de Bering creando la población del continente americano, pero conservando asentamientos locales en partes que hoy son Canadá, Alaska, Groenlandia y algunas islas de la región.

Clima en el Océano Ártico.

Aunque ambos océanos polares serán los más rápidamente afectados por el calentamiento global, históricamente el clima en este océano es persistentemente frío con una mínima variacióm e incluye una gran cantidad de nubosidad durante todo el año que oscila entre el 60% durante los meses invernales y llega a más del 80% durante el verano.

En las zonas de este océano que se encuentran dentro del círculo polar ártico, ocurre la conocida noche polar durante el invierno en los que el sol está completamente oculto durante las 24 horas, mientras que en verano, el fenómeno de sol de media noche mantiene al sol visible las 24 horas del día.

El tiempo que tarda la noche polar y el día polar o sol de medianoche, varía en cada lugar de acuerdo a su distancia al Polo Norte. Mientras más al norte, mayor tiempo duran estos fenómenos que pueden tardar entre 10 días en lugares más al sur, hasta 4 meses en lugares como el archipiélago Noruego de Svalbard, cercano al polo norte.

Flora y Fauna

Debido a la noche polar, la producción de alga y fitoplancton solamente ocurre durante los meses de luz, o sea entre marzo y septiembre. Los consumidores de estos productos, el zooplancton, son vitales en la cadena alimenticia de los otros animales de la zona.

Arenques, bacalaos y  capelines son la siguiente etapa en esta cadena de vida ártica, donde peces de mayor tamaño como el bacalao polar se alimentan de ellos. La medusa melena de león, es también es muy abundante en estas aguas.

Mamíferos.

Las especies de mamíferos marinos que habitan esta zona, incluyen algunos de los animales más grandes y espectaculares de la naturaleza como los osos polares, las morsas, las focas, las ballenas y algunas especies de delfines. Algunos de estos mamíferos se alimentan de los peces mencionados anteriormente mientras que otros son depredadores de las especies de mamíferos más pequeñas.

Todos estos animales son altamente vulnerables al cambio climático principalmente porque el océano ártico es rápidamente afectado por las variaciones de temperatura.

Especies específicas de mamíferos marinos árticos son:

  • Narvales
  • Morsas
  • Belugas
  • Focas (varias especies)
  • Ballenas boreales
  • Osos polares.

Animales del Ártico.

Recursos Naturales.

Ha sido tema de grandes controversias entre ambientalistas en industriales la explotación de estas zonas árticas, principalmente para extraer petróleo y gas natural, lo que también ha generado disputas territoriales entre los países que tienen costa en este océano porque se cree que pudiera tener hasta el 25% de los recursos mundiales no explotados de gas y petróleo.

Según la agencia Geológica de Estados Unidos (USGS) el 22% de las reservas mundiales de gas natural y petróleo pudieran estar bajo el océano Ártico. Rusia y Noruega ya explotan los yacimientos del mar del norte desde los años 70s y 80s y proveen una gran cantidad del petróleo y gas consumidos en Europa y China.

Un Recurso Natural del Futuro.

Independientemente de los hidrocarburos, el océano ártico cuenta con una gran cantidad de reservas de agua dulce que en un futuro próximo serán de gran importancia para la población mundial.

Solamente Groenlandia cuenta con el 10% de las reservas mundiales de agua dulce.

Preocupaciones Ambientales.

Posiblemente los polos son los lugares más afectados por el calentamiento global lo que ha causado el adelgazamiento de la capa de hielo Ártico. Esto presupone la desalinización de las aguas del Océano Ártico, lo que podría alterar las corrientes oceánicas y causar un completo cambio climático en todo el planeta. Selvas actuales podrían ser desiertos y viceversa, con las consecuencias que esto traería.

Otros problemas de contaminación ambiental han causado la formación de un agujero en la capa de ozono del océano Ártico durante algunas partes del año.

Estos dos fenómenos ocasionarán, según los científicos, que se reduzca la capacidad del planeta de reflejar la luz solar, lo que a su vez hará que el calentamiento global aumente generando un círculo vicioso. Según algunas estimaciones para el año 2040, el Ártico puede tener veranos sin hielo por primera vez en la historia de la humanidad.

Desde luego el impacto a la vida marina es enorme. Los osos polares mueren de hambre al contar con menos extensión de hielo para cazar. Las morsas cada vez tienen menos áreas para descansar y aparearse, y los depredadores las acosan continuamente.

Este tipo de fenómenos trae a su vez otras consecuencias. En 2019, un grupo de hasta 50 osos arribó a una isla rusa en busca de comida donde fueron vistos en los basureros buscando alimento, pero también ingresaron a casas y escuelas lo que causó histeria en la población.

Los osos dependen de las focas y éstas a su vez del hielo. Con menor hielo, los osos no encuentran comida.

Un solo océano.

Aunque hemos dividido el océano terrestre en 5 partes para entenderlo y estudiarlo mejor, la realidad es que la Tierra solamente tiene un océano, y lo que sucede en uno seguramente afectará y traerá consecuencias en todo el planeta.