Migración

Definición

La migración humana es el movimiento de las personas desde un lugar hasta otro, con la intención de fijar su residencia en el destino de forma permanente o semipermanente. La migración es un componente muy importante del cambio, la estructura y el crecimiento poblacional, así como lo son la natalidad y la mortalidad.

Hay dos términos esenciales para comprender este fenómeno. Uno es la inmigración, que ocurre cuando personas entran en un país o asentamiento; y otro es la emigración, producido si las personas salen del lugar. Quienes inmigran son inmigrantes, y los que emigran, claro, son emigrantes. Asimismo, se presenta a diferentes escalas:

– Interregional. Tiene lugar entre regiones de un país. Ejemplo: de California a Washington, D.C., Estados Unidos.

– Intracontinental. Ocurre dentro de un mismo continente. Ejemplo: de España a Francia.

– Intercontinental. Se produce cuando se cruzan continentes. Ejemplo: de Francia a Brasil.

Por lo general, la migración es voluntaria, pero hay muchas causas específicas por las que una persona puede hacerlo. A veces es forzosa. La migración  ha sido un fenómeno muy común a lo largo de la historia de la humanidad; sin embargo, se considera que los movimientos nómadas no son migratorios, ya que el propósito de estos no es asentarse permanente o semipermanentemente en un solo lugar. Tampoco lo son los viajes turísticos, las peregrinaciones y otros movimientos que no tienen este fin.

Tipos de migración poblacional.

Los seres humanos han migrado desde tiempos prehistóricos. La primera gran migración sucedió hace aproximadamente 2 millones de años, cuando Homo erectus salió de África y se asentó en Eurasia. Con el tiempo, las migraciones favorecieron el poblamiento de casi todo el mundo, y la población global comenzó a crecer y desarrollarse.

Hoy en día, la cantidad de migrantes que un país recibe está determinada e influenciada por las políticas y leyes de migración de cada uno, de modo que la migración legal está limitada.

Tipos

Existen varios tipos de migración según diversos criterios, pero los más referidos son los siguientes.

– Migración interna. Comprende los movimientos dentro de una misma región, estado o país.

– Migración externa. Constituye movimientos migratorios en los que las personas se asientan en otra región, estado o país diferente al anterior.

– Migración internacional. Se lleva a cabo si las personas se trasladan de un país a otro.

– Transferencia de población, migración involuntaria o migración forzada. En este caso, las personas son obligadas por el gobierno a salir del lugar.

– Migración impelida. Ocurre cuando los migrantes deciden moverse debido a problemas experimentados en su lugar, como guerras o conflictos políticos.

– Migración en cadena. Se produce en serie; comienza con una o más personas dentro de un grupo de personas, como una familia, y gradualmente otras personas del mismo grupo migran al mismo sitio que sus antecesores.

– Migración escalonada. A diferencia de la migración en cadena, esta ocurre poco a poco en intervalos cortos. Por ejemplo, de un pueblo a una ciudad y después a una megalópoli.

– Migración estacional. Es un tipo en el que las personas migran pero por un período determinado, por lo que se trata de una migración semipermanente. Por lo regular, los migrantes estacionales son atraídos por oportunidades laborales o por mejores condiciones climáticas.

– Migración circular o de retorno. En esta, las personas que salen voluntariamente de su lugar de origen regresan al mismo después de un tiempo.

Migrantes.

Causas

Las causas varían, desde el simple deseo de experimentar la vida en otro lugar hasta la obligación de moverse para evitar riesgos que se encuentran en un sitio. Las causas de la migración se condensan en los siguientes tipos:

– Económicas: buscar empleo, iniciar o continuar una carrera en especial, aprovechar los beneficios económicos de un país determinado, etcétera.

– Sociales: permanecer cerca o vivir con la familia, buscar una mejor calidad o estilo de vida, etcétera.

– Políticas: huir de persecuciones, guerras y otros tipos de problemas o conflictos políticos que ponen en riesgo la vida.

– Culturales: mejorar la calidad de la educación, buscar afinidad o tolerancia religiosa, gusto por la cultura del país, etcétera.

– Medioambientales: escapar de desastres naturales, buscar un lugar con un clima más agradable, etcétera.

Existen factores de atracción y factores de empuje en un lugar, que influyen en la decisión de una persona para trasladarse. Los primeros son aquellos que atraen a las personas para quedarse, como bajos índices de delincuencia, clima agradable, estabilidad política y buenas oportunidades de empleo. Los factores de empuje alientan a las personas a salir del lugar, como pobreza, guerra e inundaciones.

Efectos

A menudo, los movimientos migratorios reflejan las condiciones sociales, políticas y económicas del mundo, y tienen impactos en el suelo y el paisaje de los lugares desde donde y a donde las personas se trasladan. Una elevada tasa de inmigración en las ciudades puede ocasionar sobrepoblación, y afectar la disponibilidad de servicios públicos y aumentar la contaminación.

En términos demográficos, la migración aumenta o reduce el tamaño de una población, e influye en su estructura y determina el tamaño y las tasas de su crecimiento. También tiene un papel importante en la distribución de la población, pues en algunos países los migrantes de una región o país suelen concentrarse en zonas específicas del país al que migran.

 

 
Fuentes

https://en.wikipedia.org/wiki/Human_migration

http://www.bbc.co.uk/schools/gcsebitesize/geography/migration/migration_trends_rev1.shtml

http://www.nationalgeographic.com/xpeditions/lessons/09/g68/migrationguidestudent.pdf

http://nationalgeographic.org/activity/introduction-human-migration/

Rajendra K. Sharma. (2004). Demography and Population Problems. Atlantic Publishers & Distributors.

David Waugh, Tony Bushell. (2002). New Key Geography for GCSE. Nelson Thornes.