Mar de Weddell

Descripción

¿Cuál es el mar con las aguas más claras? No es el mar Caribe, con sus playas de blancas arenas, ni el mar Mediterráneo, dueño de zonas con aguas cristalinas. Es el helado mar de Weddell, en el océano Antártico.

Este cuerpo de movimientos agitados es uno de los mares más grandes y conocidos del sur del planeta y baña parte de la costa de la Antártida. Se localiza aproximadamente en 73 º S y 45 º O, limitado por la península antártica al oeste, la Tierra de Coats al este y al sur por la Barrera de hielo Filchner-Ronne. Tiene un área de aproximadamente 2.8 millones de km2 y en su parte más amplia registra unos 2,000 kilómetros. Su nombre le fue dado en honor del marinero James Weddell, quien fue uno de los primeros hombres en adentrarse en él a bordo de un bergantín.

Los exploradores del siglo XIX lo consideraron un mar de aguas traicioneras, azotado por fuertes vientos, y en algunas zonas dominado por numerosos y enormes témpanos de hielo. El Giro de Weddell es una explicación de su agitación. Se llama así a un giro oceánico que se mueve en el sentido de las manecillas del reloj, formado como resultado de la interacción entre la Corriente Circumpolar Antártica y la Plataforma Continental Antártica.

Datos sobre el mar de Weddell.

ubicación del mar de Weddell. / Autor de la imagen: Nickpo.

Gran parte de las aguas frías del fondo oceánico del mundo tienen origen en el mar de Weddell, cuyas aguas son las más densas de la Tierra y contribuyen a la circulación termohalina. Ahí su superficie se enfría a -1.9 ºC y después estas aguas se hunden, en consecuencia, se forma una corriente que se mueve a gran parte del mundo; inicia helada y se torna ligeramente más cálida cerca de la Península de Kamchatka, desde ahí se mueve hacia parte del océano Pacífico, por un lado, y por otro entre las islas del Pacífico occidental; pasa por el sur de África, el Caribe y hacia la Península Ibérica, hasta que en el Ártico retorna a las bajas temperaturas y comienza a circular hacia el hemisferio sur.

Los témpanos de hielo son más comunes en invierno que en verano, pero en general las condiciones del agua y del clima son severas.

Formación

En el período Carbonífero, la parte este de Gondwana, formada por las actuales Australia, Antártida e India, comenzó a moverse hacia el hemisferio sur. Durante el Jurásico, procesos tectónicos en la región sur de Sudamérica formaron la cuenca de Rocas Verdes y la del mar de Weddell. De hecho, una ruptura de Gondwana tuvo lugar en el actual mar de Weddell.

A principios de la era Cenozoica, Australia se separó de la Antártida y se movió hacia el norte, mientras que el segundo empezó a desplazarse cada vez más hacia el sur hasta quedar más separado de las otras masas de tierra. Hace unos 23 millones de años, el Pasaje de Drake se abrió entre Sudamérica y Antártida, por lo que quedó rodeado completamente de agua. En esa época ya estaba siendo cubierto de hielo.

Información sobre el mar de Weddell.

Foca de Weddell (Leptonychotes weddellii), animal común de la región.

Biodiversidad

A pesar de las duras condiciones de vida para un ser vivo común, el mar de Weddell es una región altamente productiva en organismos marinos adaptados al ambiente gélido. El krill antártico (Euphasia superba) es la base de la fauna y un elemento imprescindible para la cadena alimentaria de la región, ya que de él se alimentan especies que conforman el alimento de otras. Entre la fauna que vive en la superficie marina se cuentan más de 200 especies de peces, como los blénidos antárticos (Notothenioidei), diablillos antárticos (Pleuragramma antarcticum) y bacalaos antárticos (Dissostichus mawsoni), por ejemplo. Otros peces del mar son los abisales luminosos de la familia Gonostomatidae, barracudinas y peces linterna.

Ballenas jorobadas (Megaptera novaeangliae), ballenas francas australes (Eubalaena australis), rorcuales aliblancos (Balaenoptera acutorostrata), focas leopardo (Hydrurga leptonyx) y focas cangrejeras (Lobodon carcinophagus) son una visión relativamente común en el agua, pero quizá la especie más icónica del mar es la foca de Weddell (Leptonychotes weddellii), un mamífero marino que realiza impresionantes inmersiones de hasta 700 metros de profundidad. Además de bacalao antártico y otros blénidos, se alimenta de calamares.

Témpanos y costas son los hábitats de pingüinos rey (Aptenodytes patagonicus), pingüinos barbijo (Pygoscelis antarcticus), pingüinos emperador (Aptenodytes forsteri) y pingüinos Adélia (Pygoscelis adeliae), mientras que las zonas rocosas son visitadas por petreles.

Amenazas

Gracias a su remota localización, el mar de Weddell escapa de la influencia de las industrias y el desarrollo costero que afecta a la mayoría de los mares del mundo, pero no está exento de amenazas ambientales, especialmente de aquellas derivadas de las actividades humanas. Las más peligrosas son el cambio climático y la subsecuente acidificación del mar, que puede modificar las propiedades químicas del agua y ocasionar que las conchas o esqueletos calcáreos de animales se vuelvan blandos o ya no puedan desarrollarse.

La pesca en el mar es una actividad reciente, pero se teme que aumente en el futuro y así los recursos sean explotados al máximo. Además, el cambio climático podría destruir hábitats de muchas especies y volver al mar una zona problemática.