El Niño y La Niña

Descripción y causas de dos fenómenos meteorológicos.
Cuando unos pescadores de las costas del norte de Perú, en Sudamérica, se dieron cuenta de la temperatura inusualmente cálida que las aguas del océano Pacífico adquirían alrededor de diciembre, nombraron al fenómeno “El Niño”, en relación con la época navideña y el niño Jesús.

Con este nombre se sigue conociendo un evento particular que sucede en América del Sur, pero que puede tener efectos sobre otras regiones del mundo. La Niña es el evento opuesto al Niño, ya verás por qué.

El Niño y La Niña forman parte de la Oscilación del Sur de El Niño (ENSO, siglas de El Niño Southern Oscillation), un término científico usado para referirse al conjunto de cambios de los patrones de temperatura de viento y mar que propician temperaturas superficiales del océano anormalmente frías o cálidas durante períodos largos que abarcan desde unos pocos meses hasta poco más de un año.

De acuerdo con la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, los episodios del Niño y la Niña ocurren cada 3-5 años, pero esto puede variar.

La superficie de los océanos se enfría y se calienta de acuerdo con la fuerza de los vientos alisios, que son aquellos vientos superficiales que soplan entre los trópicos, desde el noreste hacia el suroeste en el hemisferio norte, y desde el sureste hacia el noroeste en el hemisferio sur, permitiendo que el Pacífico central se mantenga relativamente fresco. Es la temperatura del océano la que establece el clima, los patrones de lluvia y los patrones de viento que afectan a la tierra. Mientras menos cantidad de agua se evapora, menos lluvia cae.

El Niño es resultado de vientos alisios más débiles de lo que suelen ser. Entonces, el agua cálida se acumula a lo largo de las zonas ecuatoriales y se mueve hacia el este, justo en la zona oriental del océano Pacífico. Como la superficie del agua es más caliente de lo normal, la atmósfera también se calienta, hecho que ocasiona que el aire húmedo se eleve, forme nubes y se produzcan tormentas.

La Niña es todo lo contrario. Dado que los vientos alisios se fortalecen, el agua fría se acumula en la región ecuatorial del Pacífico oriental. En consecuencia, la atmósfera se enfría por el contacto con las frías aguas superficiales del océano, y a falta de calidez, el agua no se evapora y el aire no se eleva, así que el nivel de lluvias y tormentas disminuye de forma anómala.


De acuerdo con la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) los episodios del Niño y la Niña ocurren cada 3-5 años, pero este período puede variar. El ciclo de ENSO puede producirse cada 3-7 años, según el Observatorio de la Tierra de la NASA (NASA Earth Observatory), y no es raro que después de El Niño ocurra La Niña.

Características de El Niño

  • Los vientos alisios se debilitan.
  • La temperatura superficial del océano se eleva.
  • Se presenta mayor nubosidad.
  • Se produce abundancia de precipitaciones.
  • Ocurre a intervalos de 2-7 años, con una duración de 9 meses a 2 años.
Efectos de El Niño

Fenónemo de El Niño (en rojo) / Autor: Maulucioni,basado en una imagen de NOAA

Efectos de El Niño

  • En general, las condiciones climáticas del Pacífico se modifican, pero Sudamérica recibe los efectos de manera más directa. En Perú y Ecuador se experimenta un clima muy cálido y húmedo de abril a octubre, y las lluvias frecuentes pueden ocasionar graves inundaciones.
  • En costas sudamericanas disminuye el nivel de nutrientes pues es el agua fría más rica en estos, por lo que muchos peces pueden morir. Esta disminución de especies daña la industria pesquera.
  • En invierno, el noroeste del Pacífico, en Estados Unidos, recibe menos precipitaciones, mientras que el sur de California y la costa del Golfo del mismo país reciben más lluvias y tormentas.
  • Australia, el sur de África y Brasil experimentan sequías.
  • En México y el sureste de Estados Unidos se producen menos lluvias.
  • Se elevan las probabilidades de tifones en el océano Pacífico.
  • En el océano Atlántico se forman menos huracanes.

Características de La Niña

  • Los vientos alisios se fortalecen.
  • La temperatura del océano es inusualmente fría.
  • Se percibe una escasez de precipitaciones.
  • Puede ocurrir cada 3-5 años en promedio, pero según los registros históricos el intervalo entre cada evento varía de 2 a 7 años.
  • Sus condiciones duran entre 9 y 12 meses, pero los episodios pueden durar hasta 2 años.
  • Se produce con menos frecuencia que El Niño.
Características de La Niña

Fenómeno La Niña, en azul. / Autor de la imagen: Jesse Allen.

Efectos de La Niña

Entre otros:

  • En invierno, temperaturas más cálidas en el sureste y más frías en el noreste.
  • Australia e Indonesia experimentan más humedad en el ambiente.
  • El centro-este del Pacífico ecuatorial percibe períodos de temperaturas de la superficie del mar por debajo del promedio.
  • Entre diciembre y febrero, la zona norte de Brasil es más húmeda de lo normal.
  • En el centro de los Andes aumentan las lluvias, lo que ocasiona fuertes inundaciones.