Corrientes Oceánicas

Definición de corrientes oceánicas

Las corrientes oceánicas son movimientos continuos y dirigidos debido a diversos factores. Las corrientes pueden presentarse en ríos, lagunas, pantanos y otros sistemas de agua, pero los océanos, por su gran extensión, presentan mayor cantidad de corrientes de mayor fuerza.

Estas corrientes del océano fluyen a través de largas distancias y algunas veces forman corrientes de gran influencia en la vida de la Tierra. ¿Qué influye en su dirección y fuerza? Los contornos de profundidad de la corriente, la interacción con otras y las configuraciones de las líneas costeras.

Las corrientes oceánicas influyen en el clima de las regiones, en la vida marina y en el ciclo de los nutrientes del agua.

Causas de las corrientes oceánicas

Las corrientes oceánicas se generan por efecto de fuerzas que actúan sobre el agua: el viento, la rotación de la Tierra, la fuerza gravitacional de la luna, las diferencias de temperatura y salinidad, la topografía (forma) del fondo marino, el calor, etc. Revisemos los 3 principales factores que generan corrientes:

-Viento. Impulsan las corrientes que se encuentran cerca o en la superficie del agua. Los vientos estacionales empujan las aguas de la superficie lejos de las costas, así que el agua se eleva en los bordes occidentales de los continentes.

Mareas. Éstas, creadas por efecto de la atracción gravitacional de la luna y otros factores, crean corrientes cerca de las costas, en bahías y en estuarios. Su patrón es regular, no evidencia cambios y por ello son predecibles.

-Circulación termohalina. Es la cinta transportadora oceánica (impulsada por diferencias de densidad debido a la salinidad y la temperatura del agua). Provoca corrientes profundas y superficiales que se mueven lentamente.

profunda corriente fría y salada corriente superficial cálida

Azul: corriente profunda fría y salada
Verde: corriente superficial cálida

Tipos de corrientes oceánicas

Corrientes superficiales

Suelen ser impulsadas por el viento y corresponden al 8-10 por ciento de agua del océano. En el hemisferio norte se mueven en el sentido de las manecillas del reloj mientras que en el hemisferio sur se mueven en el sentido contrario. Sus aguas son ricas en nutrientes, por lo que están pobladas por una gran variedad de vida marina.

Las corrientes superficiales pueden ser de 2 tipos: a) Cálidas; abarcan desde los trópicos hasta latitudes altas y b) frías, que se originan en las latitudes polares y templadas y fluyen hacia el ecuador.

Cuando varias corrientes oceánicas se conectan, se forman los llamados giros, a partir de los cuales el agua se mueve siguiendo un patrón circular pero respetando el sentido de las manecillas del reloj en el hemisferio norte y al contrario en el hemisferio sur.

Corrientes profundas

También se les llama ríos submarinos, ya que son aquellas que tienen una profundidad de más de 100 metros y son impulsadas las diferencias de densidad en relación con la salinidad y temperatura.

Corrientes costeras

El viento que sopla a lo largo de las costas incide en las olas del mar y éstas a su vez, en las corrientes.

Corrientes de mareas

Se generan de acuerdo con la marea alta o la marea baja. Cuando las mareas cercanas a la orilla se mueven verticalmente, es decir, suben o bajan, el agua se mueve también de forma horizontal, lo que crea corrientes. Son el único tipo de mareas que se generan por atracción gravitacional entre el Sol, la Tierra y la Luna.

Importancia de las corrientes oceánicas

Las corrientes oceánicas influyen en el clima de las regiones, en la vida marina y en el ciclo de los nutrientes del agua. En este sentido, el transporte de los nutrientes favorece la prosperidad de numerosas especies de plantas y animales del mar y el transporte de sedimentos o partículas nocivas en las corrientes superficiales da un panorama acerca de las afectaciones de la contaminación y sus causas.

Por otra parte, la previsión de la navegación mediante la observación de la dirección y el sentido de las corrientes origina viajes seguros. En caso de naufragio, las personas pueden determinar la orientación del extraviado.

También es importante destacar que las corrientes son las que generan las temperaturas altas de algunas zonas de Europa Occidental y favorecen la vida de plantas y animales en aguas antárticas.

Ejemplos de corrientes oceánicas:

En el mundo existen varias corrientes oceánicas, entre las que se encuentran:

  • Corriente Circumpolar Antártica.
  • Corriente de Australia Oriental.
  • Corriente del Golfo.
  • Corriente de California.