Antártida

Es el continente más frío de la Tierra, el menos habitado, el menos diverso en flora y fauna, y aún así, es objeto de una profunda investigación humana. La Antártida fue el último continente descubierto a pesar de que durante varios siglos antes de 1820 ya se especulaba la existencia de una Terra Australis Incognita o tierra austral desconocida en algún punto del sur del planeta.

Descripción geográfica de Antártida

La Antártida se ubica casi en su totalidad por debajo del Círculo Polar Antártico, en el hemisferio sur. Su área total cubre unos 14 millones de kilómetros cuadrados. Es el cuarto continente más grande; supera a Oceanía y Europa, siendo unas 1.3 veces más grande que esta y casi 15 veces el tamaño de Estados Unidos. Su línea costera mide alrededor de 17,968 kilómetros y está rodeada por el océano Antártico.

Cerca del 98% del continente está cubierto de hielo en forma de capas, icebergs y glaciares.

Cerca del 98 por ciento del continente está cubierto de hielo en forma de capas, icebergs y glaciares, y apenas un 2 por ciento se compone de roca estéril. Dicho hielo es la mayor reserva de agua dulce del planeta, si bien permanece congelada. Parecerá extraño, pero a la Antártida se le considera un gran desierto donde no llueve ni nieva con asiduidad.

Paisajes de la Antártida

Lemaire Channel, Antártida

¿Cómo se forman las capas del hielo que cubren la Antártida? Pues cuando cae la nieve, esta no se derrite sino que se acumula en el suelo. Al cabo de muchos años la acumulación alcanza tal grosor que se considera una sólida capa helada; en algunas áreas esta alcanza hasta 3.2 kilómetros de espesor. Los icebergs, que constituyen un 11 por ciento del continente, se originan ahí en donde las capas de hielo se juntan con la orilla del agua, desprendiéndose en algún momento de la plataforma o de un glaciar.


Sus temperaturas invernales pueden descender hasta -73 grados centígrados o incluso menos, pero son más bajas en las regiones centrales que en las costas. La temperatura del mar fluctúa entre los 1.8 y los 10 grados centígrados. Experimenta dos estaciones: invierno y verano. En invierno, el océano queda congelado en las costas y un poco más allá. Durante el verano el continente recibe los rayos del sol sin interrupción, pero en temporada invernal reina la oscuridad debido a que la zona donde se ubica está inclinada de modo que el Sol no la alcanza. La Antártida es el lugar más seco de todos, y ahí se han registrado los vientos más fuertes del planeta.

Naturalmente, existe cierta actividad volcánica. El volcán más activo es el monte Erebus, y su pico más alto es el Macizo Vinson, con 4,897 metros. Los lagos se hallan en la capa de hielo continental. El más grande de Antártida es el lago Vostok, del que se ha descubierto que tiene mareas.

La Antártida es el lugar más seco de todos, y ahí se han registrado los vientos más fuertes del planeta.

División política de Antártida

En Antártida no se encuentra ningún país y no existen poblaciones indígenas, puesto que el riguroso clima y el suelo helado hacen imposible la posibilidad de ejercer la agricultura o sobrevivir con escasas fuentes de alimento. No obstante, algunos gobiernos han montado ahí estaciones de investigación, ya sea permanentes o temporales, para establecer estudios de meteorología, geología, oceanografía, etcétera. En verano, algunos turistas se aventuran a conocer el continente.

Estados Unidos posee 3 estaciones de investigación: la estación McMurdo, la Estación Palmer y la Estación del Polo Sur.

Fauna antártica.

Pingüinos emperador, parte de la fauna antártica.

Flora y fauna de Antártida

Sin árboles ni arbustos, la vegetación predominante en Antártida son musgos y líquenes, pero sorprendentemente, el suelo permite el crecimiento de dos plantas con flores: el pasto antártico (Deschampsia antarctica) y el clavel antártico (Colobanthus quitensis), que crecen únicamente por algunas semanas del verano.

La flora y la fauna han desarrollado estrategias para sobrevivir en el hostil ambiente. El krill antártico es probablemente la especie más importante del océano Antártico, y se le considera el primer miembro de la cadena alimentaria de la ahí. Además, el continente es hogar de focas, de lobos marinos y de varias especies de pingüinos, de los cuales la especie Adelia es la más abundante. El océano es visitado por animales grandes como rorcuales y calamares, pero en sus zonas más profundas viven estrellas de mar, pepinos de mar, nematodos y otros organismos pequeños.