Ventisca

Definición de ventisca

El Glosario de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) indica que una ventisca es un estado en el que permanecen vientos sostenidos o ráfagas de 35 millas por hora (56.3 km/h) o de una velocidad superior, y la caída considerable de nieve durante 3 horas o más. Esto es importante: una ventisca es una tormenta de nieve, pero no todas las tormentas de nieve son ventiscas. Para que lo sea son necesarias las condiciones que NOAA expone.

Las grandes cantidades de nieve, junto con la velocidad de los vientos, provocan un frío muy intenso y una mala visibilidad. La visibilidad se reduce a menos de un cuarto de milla (0.40 kilómetros).

Una ventisca es una tormenta de nieve, pero no todas las tormentas de nieve son ventiscas.

En el idioma inglés, la palabra que denomina una ventisca es blizzard. Antes de la segunda mitad del siglo XIX la palabra significaba “tiroteo” o “golpe fuerte”, pero en 1870 un diario de Iowa, Estados Unidos, usó blizzard para referirse a esta tormenta de nieve y rápidamente se extendió hacia el resto de este país e Inglaterra.

Causas de las ventiscas

Cualquier lugar que experimenta nevadas es proclive a ser afectado por las ventiscas; normalmente ocurren en las zonas polares, las regiones cercanas a éstas y en las áreas de gran altitud. Por ejemplo, el norte de Arizona, Estados Unidos, experimenta ventiscas si un sistema de baja presión se mueve por el sur y si uno de alta presión se desarrolla en la Gran Cuenca (Great Basin).

Las ventiscas suelen desarrollarse en el lado noroeste de un sistema de tormentas intensas. Lo que ocurre es que la diferencia entre la presión más baja y la presión más alta origina un gradiente de presión muy estrecho, lo que deviene en fuertes vientos. Por otra parte, el agua condensada en la atmósfera se congela y forma cristales que a su vez se adhieren a otros, formando copos de nieve. Sí, aquellos que vistos de cerca suelen tener formas bellísimas de 6 puntas.

Además de que la nieve cae, los fuertes vientos levantan ésta del suelo y soplan la que desciende, originando una ventisca que dificulta la visibilidad. Las ventiscas son una peligrosa combinación de nieve y viento.

Nieve cubriendo un vehículo tras una ventisca

Nieve cubriendo un vehículo tras una ventisca

Efectos de las ventiscas

Las ventiscas son altamente peligrosas si una persona se encuentra en el exterior. Sin protección, la sensación térmica se agudiza y las bajas temperaturas pueden ocasionar hipotermia o congelación y evidentemente, la muerte.

Por otra parte, un viaje en medio de una ventisca es como andar entre fieras: sumamente peligroso. En automóvil, la mala visibilidad se conjuga con la dificultad de avanzar en medio de la nieve, lo que también puede desorientar al conductor. Las personas pueden fallecer en accidentes de tránsito si no toman precauciones.

Si en la región donde vives se producen ventiscas, es preferible quedarse en casa y salir hasta que el clima mejore.

En corto

-Las ventiscas ocasionan también apagones como consecuencia de los vientos tan fuertes y la espesa nieve.

-En Estados Unidos, el medio oeste superior es una zona común de ventiscas.