¿Qué es la Cartografía?

Descripción y características de la Cartografía

La Cartografía, de los términos griegos khartēs (mapa) y graphein (escribir), es el estudio y la práctica de la elaboración de mapas. Quien se encarga de hacer esto es el cartógrafo, profesional en la materia capaz de elaborar diversos tipos de mapas con objetivos distintos.

La International Cartographic Association (Asociación Cartográfica Internacional) define a la Cartografía como el arte, la ciencia y la tecnología de la elaboración de mapas y el estudio de estos como documentos científicos y obras de arte. Porque aunque los mapas son objetos de innegable utilidad, también pueden constituir auténticos ejercicios artísticos.

Cartografía

Los mapas son herramientas imprescindibles en el mundo globalizado, pero se han utilizado desde hace miles de años. Casi todas las personas han usado uno en su vida, puesto que sirven para localizar una ciudad, encontrar un sitio en ella o ubicarse uno mismo. Los turistas no pueden viajar sin ellos, y para los geógrafos son un recurso básico para efecto de sus tareas.

La Cartografía exige que los profesionales tengan conocimientos de geografía, geometría, estadística y otras ciencias y disciplinas, combinadas con un estilo artístico que presente los mapas de forma estética y clara, de tal manera que comuniquen eficazmente su intención.

Aunque los mapas son objetos de innegable utilidad, también pueden constituir auténticos ejercicios artísticos.

La tarea de elaborar mapas no es sencilla. El planeta Tierra tiene una forma difícil de reproducir en un objeto, debido a que no es completamente esférica. Por ello, los cartógrafos han tenido que crear diversos tipos de proyecciones para reducir la distorsión de tamaño, forma, distancia, etcétera, que se origina al plasmar la superficie terrestre en una superficie plana. Es como si quisieras envolver una hoja de papel en una esfera: se generarían arrugas en la hoja porque quedan resquicios que no cubre; y del modo contrario, imagina quitar la capa de cáscara completa a una naranja y después intentar aplanarla: sería imposible dejarla totalmente lisa ya que tenderá a romperse.

Breve historia de la Cartografía

No existe un consenso acerca de la designación del primer mapa del mundo, pero se sabe que las primeras representaciones parecidas a mapas mostraban el cielo. Corresponden a imágenes encontradas en las cuevas de Lascaux, Francia, y datan de hace aproximadamente 16,500 años a. C.

Los mapas de la tierra más antiguos pudieron ser plasmados en hojas vegetales, y mostrar los terrenos alrededor de un asentamiento. Los nativos de las Islas Marshall, por ejemplo, utilizaron concha como material en donde representaron las islas, y una pintura rupestre hallada en Çatalhöyük, en la antigua Anatolia, muestra una especie de plano del asentamiento.

cartografia_700

Los mapas más antiguos se caracterizaron por representar áreas pequeñas, no seguían reglas de orientación o dirección, y por lo regular eran en principio obras pictóricas más que documentos de referencia del mundo. Es decir, los mapas aún no tenían como principal objetivo mostrar el mundo tal cual es.

Se cree que fueron los antiguos griegos los fundadores de la Cartografía científica.

En Babilonia se elaboraron mapas siguiendo técnicas de topografía e incluso alguno exhibe los 4 puntos cardinales. El nombrado Mapa mundial de Babilonia es una representación del mundo sobre una tablilla de arcilla, con Babilonia cerca del centro. Es probable que sea una representación mitológica, pero también cabe la posibilidad de que se trate de los sitios del territorio en ese entonces.

Se cree que fueron los antiguos griegos los fundadores de la Cartografía científica, si bien también los romanos intervinieron en el perfeccionamiento de la tarea. En el siglo XI a. C. Anaximandro, Heródoto, Eratóstenes y Hecateo de Mileto elaboraron mapas, pero fue Ptolomeo quien revolucionó la Cartografía con su obra Geografía, donde introdujo mapas cuya composición estaba sujeta a reglas matemáticas estrictas. Sus mapamundis se convirtieron en referencias para otros eruditos de Europa y Medio Oriente hasta el Renacimiento.


En general, los griegos tenían conocimientos acerca del tamaño de la Tierra y crearon la red de coordenadas de latitud y longitud. Posteriormente, en China sobresalieron cartógrafos como Pei Xiu, Pei Ju y Jia Dan, que hicieron mapas detallados y geométricamente cuadriculados.

Los cartógrafos árabes se encargaron de elaborar los primeros globos terráqueos confiables.

Durante la Edad Media, la Cartografía se caracterizó por la creación de mapas que incluían elementos religiosos e incluso fantasiosos. Los cartógrafos europeos solían representar a los tres continentes conocidos (Europa, Asia y África) divididos por una “T”, y en ocasiones, ubicaban Jerusalén en el centro de la imagen. Mientras tanto, los cartógrafos árabes se encargaron de elaborar los primeros globos terráqueos confiables, y los primeros globos que representan totalmente el Viejo Mundo fueron creados durante la Edad de Oro del Islam.

Con el desarrollo de la imprenta y las técnicas del grabado y la litografía, siglos más tarde, los mapas pudieron ser reproducidos a gran escala y llegaron a mayor cantidad de personas. El descubrimiento de América y de otras regiones del llamado Nuevo Mundo, implicó la reconsideración del mundo tal como había sido supuesto en tiempos anteriores, y los cartógrafos añadieron las Américas.

El desarrollo de la tecnología fue un factor importante para la creación de mapas más exactos. Si observas un mapa de la Edad Media, la forma de los continentes parece extraña porque aún la Cartografía estaba en desarrollo. Hoy, es una actividad que goza de múltiples técnicas para reproducir fielmente el mundo, pero por supuesto, aún hay más que descubrir.